Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Los vecinos preocupados por el mal olor que algunos días invade la ciudad

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Los vecinos preocupados por el mal olor que algunos días invade la ciudad

Se quiere formar una plataforma ciudadana para estudiar el problema

Desde hace algunos años y en épocas determinadas, un fuerte olor invade la ciudad, haciendo la estancia por sus calles y plazas muy desagradable e incluso penetrando en viviendas y establecimientos público.

A través de personas interesadas y que conocen el origen de esta poco grata circunstancia y, como no, en las redes sociales, hemos conseguido recoger información, sobre todo procedentes de un grupo de vecinos, muy interesadas en las cosas de Hellín, que están moviendo los hilos necesarios para organizar y legalizar una plataforma ciudadana que pueda poner coto a esta anomalía que indudablemente y de una forma u otra, tiene que ser perjudicial a la población.

Uno de estos escritos contiene una información que creemos de interés hacer llegar a nuestros lectores, donde se comienza hablando de la nube de humo que en determinados días (unas veces más, otras menos) envuelve la atmósfera de nuestra ciudad provocando en el mejor de los casos que estemos respirando un aire maloliente.

“Dicha nube proviene de la factoría que la empresa Orujo Los Llanos S.L. tiene en la carretera de Liétor, Km. 3. Esto es un hecho objetivo que se puede comprobar observando la nube formada por el humo que sale de sus dependencias y frecuentemente llega a nuestra ciudad, muy visible a primeras horas de la mañana. Dependiendo de factores como el viento o la presión atmosférica, hay días que parece que hay niebla en Hellín. Otro hecho objetivo es que no es necesario ver la nube para comprobar el olor a orujo que hay casi a todas horas del día”.

Por ello este grupo de personas y también nosotros, preguntaremos: ¿Este humo es nocivo para nuestra salud? Una pregunta que hay que contestar con la mayor objetividad posible y estamos seguros que muchos de nuestros lectores obtendrá la misma respuesta a esta cuestión:

Fabricación de aceite de orujo
En el proceso de fabricación de aceite de oliva, además del aceite se obtiene el alperujo (mezcla de aceite, agua y sólidos), que se aprovecha en las orujeras para obtener aceite de orujo, un aceite de oliva de menor calidad que se puede mezclar con aceite puro de oliva para ser consumido.

Se puede obtener de dos formas: Mediante centrifugación (Proceso físico). A Través del secado por calor y extracción del aceite con hexano (Proceso químico).

En el primer caso, las molestias ocasionadas son debidas al olor del orujo y del alpechín (residuo obtenido después de procesar el orujo) que se encuentra almacenado en balsas. No hay nube de humo, aunque el olor es desagradable si nos encontramos cerca de estas balsas.

El segundo procedimiento de extracción de aceite de orujo produce un tipo de benzopireno. Algunos son muy poco tóxicos, y otros, como el llamado alfa-benzopireno, muy cancerigenos, y es este precisamente el producido en las orujeras.

¿Cómo puede llegar el benzopireno al aire que respiramos?
Para obtener el aceite de orujo se trata la masa del orujo con disolventes orgánicos, entre ellos el ciclohexano, que no es aromático y no presenta riesgo de degenerar cáncer. Antes de añadir los disolventes, hay que secar la masa de orujo y para ello se caldea, empleando como combustible lo que queda del orujo después de haber separado los disolventes con el aceite disuelto. Es en esa combustión en la que se produce benzopireno. Vapores de agua y humos de combustión del orujo pueden llevar en suspensión partículas del temido alfa-benzopireno.

Otro de los agravantes de los benzopirenos es que, aun encontrándose en pequeñas cantidades en el aire, es una sustancia que se va acumulando en el organismo. Si respirásemos durante mucho tiempo el aire contaminado, nos afectaría gravemente a la salud.

Cierres de la orujeras
En la actualidad se desconoce si aire que respiramos en Hellín procedente de la orujera está debidamente filtrado para eliminar las sustancias cancerígenas. Al margen de esto, los malos olores están catalogados también como contaminación, aun no siendo cancerígenos. Una contaminación odorífera que se puede medir (como la contaminación acústica) y de la cual podemos dar fe todos los hellineros.

Existe diferentes aparatos para medirla, pero uno de los métodos aceptados para determinar la existencia de contaminación odorífera y que se tiene muy en cuenta es el de las reclamaciones y quejas de los ciudadanos.

Algunas de estas quejas ciudadanas, incluso en poblaciones pequeñas, han conseguido llevar al cierre de orujeras, o a tomar medidas para reducir la contaminación de las mismas:
Sea como fuere estamos respirando ya varios años aire mal oliente y quién sabe si cancerígeno. Aunque el tema es recurrente y de vez en cuando nos quejamos, el problema persiste sin que nadie tome cartas en el asunto. Estaría bien, como antes indicábamos, que en Hellín se formase una plataforma ciudadana para canalizar todas estas quejas y pedir a la administración una solución a este problema cuyas consecuencias pueden ir más allá de unos “malos olores”.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!