Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Las excavaciones en el Tolmo de Minateda confirman la existencia de un gran edificio visigodo cercano al complejo episcopal

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Las excavaciones en el Tolmo de Minateda confirman la existencia de un gran edificio visigodo cercano al complejo episcopal

El alcalde de Hellín, Ramón García, ha visitado los trabajos en el Parque arqueológico, comprobando de primera mano los avances realizados y anunciando una aportación económica del consistorio hellinero para el próximo año “que permita duplicar la duración de la campaña de excavación”

Hellín. 7 de septiembre de 2022. El primer edil del ayuntamiento de Hellín, Ramón García, acompañado de parte de su equipo de gobierno, ha visitado los trabajos de investigación que se están efectuando en el Parque arqueológico del Tolmo de Minateda y al equipo que los dirige procedentes del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología y Patrimonio Histórico (INAPH), el Museo de Albacete y el MUSS de Hellín.

Una campaña que se inició el pasado día 22 de agosto y se desarrollará hasta el próximo 16 de septiembre, gracias a la financiación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Universidad de Alicante y a la colaboración del consistorio hellinero.

Durante estas semanas, un equipo compuesto por una decena de personas, técnicos arqueólogos, peones especializados y estudiantes y licenciados en prácticas de diferentes universidades, han continuado los trabajos en el sector en el que se comenzó en 2017, al oeste y muy cerca del conjunto religioso de época visigoda.

En su visita, Ramón García ha podido conocer el resultado preliminar de la excavación, que hasta ahora ha podido documentar nuevas estructuras de época emiral bajo las que se confirma la presencia de un edificio de época visigoda de cierta entidad y del cual todavía no se puede conocer su planta completa puesto que, pese a que este año se ha ampliado el sector intervenido, parece tener continuación más allá de los límites de la excavación.

El primer edil ha querido agradecer al equipo su esfuerzo y compromiso, poniendo en valor las más de tres décadas en las que este proyecto está activo, anunciando que para el próximo ejercicio el ayuntamiento realizará una aportación económica que permita ampliar los días de campaña de excavación. “Los resultados son tan esperanzadores que debemos hacer un esfuerzo para conseguir duplicar los días de campaña y acelerar en la medida de lo posible todo lo que nos puede dar a conocer este yacimiento”, anunció.

El alcalde destacó que el proyecto de investigación en el Tolmo “no solo es un referente nacional en arqueología medieval”, sino que, además, y en lo que atañe a Hellín “es una fuente indispensable para conocer nuestra historia, un ejemplo de puesta en valor de nuestro patrimonio, y un estupendo escaparate de todo lo que puede ofrecer nuestra ciudad al visitante”, añadió en referencia a que se trata de un Parque arqueológico que recibe anualmente miles de visitas.

Nuevas piezas de un puzle histórico
Según el equipo de investigación, durante los trabajos de esta campaña, y como ocurre en todo el yacimiento, los primeros vestigios que se han encontrado, los más modernos, corresponden a la época emiral. En el sector ya se habían documentado varias viviendas de este momento y durante esta campaña, se han puesto al descubierto nuevas viviendas y estructuras que permiten ir completando la planta de la antigua ciudad de Madinat Iyyuh en el siglo IX d.C.

Bajo esta fase, los investigadores han empezado a documentar nuevas estructuras de época visigoda, que ellos ponen en relación con un gran edificio ya detectado en años pasados y que cada vez parece tener mayores dimensiones. Un edificio que el equipo científico cree que debe estar conectado de alguna forma con el conjunto religioso de época visigoda documentado hace años, y del que empiezan a intuir que tendría una función relacionada con algún tipo de actividad industrial o de almacenaje.

En este sentido hay que recordar que en años anteriores ya comenzaron a documentar una estructura recortada en la roca, una especie de aljibe de grandes dimensiones y que tiene la particularidad de tener una planta acodada, característica para la que los arqueólogos, a día de hoy, no han encontrado paralelos en ningún otro yacimiento arqueológico. Además, este año se han recuperado varios elementos de piedra trabajada que deben proceder de diferentes ingenios o estructuras relacionadas con esa actividad industrial que deberá determinarse en próximas intervenciones.

El Tolmo de Minateda. Una ciudad en el camino
Los trabajos arqueológicos en el Tolmo de Minateda y su territorio se enmarcan en un proyecto sistemático de investigación y difusión patrimonial iniciado en 1988, autorizado y financiado por la Dirección General de Educación, Ciencia y Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que condujo a su declaración como Bien de Interés Cultural en 1992 y que ha cristalizado en la creación del Parque Arqueológico de El Tolmo de Minateda y de su centro de interpretación, impulsado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que fue abierto al público a principios de marzo de 2019. El proyecto se dirige desde sus inicios en colaboración sinérgica entre la Universidad de Alicante y el Museo de Albacete. La investigación y transferencia científica se desarrolla desde entonces en el marco de un equipo amplio y pluridisciplinar, que ha colaborado activamente con la JCCM en la divulgación y puesta en valor de su patrimonio de acuerdo con la filosofía y objetivos de la red de Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha, tanto en su vertiente científica como museística y patrimonial.

Como corresponde a un yacimiento multiestratificado y de amplia diacronía, su significado histórico viene condicionado por su situación en la vía natural que comunica la Meseta con el sureste costero de la Península Ibérica. Este corredor secular se documenta como calzada al menos desde época ibero-romana, uniendo Complutum (Alcalá de Henáres) con Carthago Noua (Cartagena) como atestiguan diversos miliarios, lo que explica la municipalización del importante oppidum ibérico identificado probablemente con la ciudad de Ilunum. Este camino comunicó en época medieval Tulaytula, el nombre árabe de la visigoda Toletum (Toledo), con la nueva ciudad de Mursiyya (Murcia), fundada por el emir ‘Abd al-Rahmân II en el siglo IX cuando Hispania ya era al-Andalus. Es precisamente en ese itinerario transmitido por el geógrafo almeriense al-Udrī, donde se menciona expresamente por vez primera una Madinat Iyyuh, la ciudad de Iyyuh, entre Cieza y Tobarra que corresponde sin duda a las ruinas de nuestro Tolmo de Minateda. Este nombre árabe se mantuvo en la documentación medieval como denominación de la muela de El Tolmo y sus aledaños, incluidos la fuente y el puente del mismo nombre, y terminó por designar la heredad y alquería de Medinatea o Medinateda atestiguada junto a la muela ya a mediados del siglo XIII, fijando el recuerdo del nombre de la vieja ciudad en la toponimia y permitiendo su identificación histórica. Durante este intervalo el lugar continuará manteniendo su importancia vial a través de la casa de postas y la Venta de Minateda, situada en el Camino Real de Murcia a Castilla. Este eje radial se mantiene en uso hasta la actualidad (N-301), acogiendo también el ferrocarril Albacete–Cartagena desde 1865 y la autovía A-30, que se entrecruzan hoy a los pies de El Tolmo.

El lema museográfico del parque de El Tolmo de Minateda -Una ciudad en el camino. Un camino en la historia- ilustra el significado histórico de un asentamiento, cuya ocupación y sentido histórico ha venido condicionado en buena medida por su posición estratégica en un importante eje de comunicación.

La gran importancia del yacimiento como enclave multicultural se afianza, además, por la labor investigadora desarrollada en los más de treinta años de vida del proyecto. El amplio trabajo de carácter multidisciplinar desplegado por el equipo de El Tolmo de Minateda ha llevado a reconocer a éste como un enclave indispensable, no sólo para el reconocimiento de la Alta Edad Media en la península ibérica, sino también, por ser un referente en investigación arqueológica altomedieval española.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!