Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La escuela en tiempo de COVID

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La escuela en tiempo de COVID

Conchi Catalán

Estamos bajos de moral. Cansados por tantos meses sin vernos la cara, sin sentirnos físicamente cercanos, sin recibir sonrisas, con miedos varios…

La escuela es el lugar “neutral” donde, dentro de toda esta locura colectiva, están ellos, los niños, los que ponen la gota de alegría, los que relativizan los problemas y los hacen más pequeños o más llevaderos.

Entrar en una clase de infantil ( 3 ,4, 5 años) es como antes, estamos en la normalidad absoluta, salvo por la “seño” que lleva mascarilla ,la misma ilusión, la misma capacidad de asombro ante las cosas más simples, aquí todo es juego y magia.

En Primaria ya “jugamos en serio”, empieza a notarse consciencia de la responsabilidad: gel, mascarilla, temperatura, distancia…aquí se vislumbra el problema, pero como todo en la vida de los niños tiene una parte maravillosa de juego que desdramatiza y hace la vida de los adultos mucho más llevadera.

Hay que seguir aprendiendo y seguir enseñando en tiempo de pandemia.

Hay que aplaudir y mucho a los maestros, a los profesores que cada día acuden a sus aulas y como en el guion de “La vida es bella” tratan de transformar la realidad en un cuento donde todo es mucho más fácil a los ojos de los niños.

Deberes, estudio, trabajos, explicaciones…No podemos ver sus caras, pero ¡cuánto nos transmiten sus ojos!…

Clases On-line…Si, pero nunca podrán sustituir a la presencialidad que es donde está la parte esencial del aprendizaje: la interacción maestro-alumno y el lenguaje de los sentimientos…

Gracias a los maestros, gracias a los niños y gracias a las escuelas que son como banderas blancas en medio de esta guerra.

Esta pandemia, nos ha traído mucho sufrimiento, grandes cambios en nuestras vidas, pero ojalá que también haya servido para valorar enormemente la inmensa y profunda labor de los maestros que en muchas ocasiones ha pasado tan desapercibida e incluso a veces menospreciada.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!