Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Entrevista a José Francisco Roldán Pastor

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Entrevista a José Francisco Roldán Pastor

“Hellín es una ciudad segura y un ejemplo por su bajo índice de criminalidad”

Entrevistas Radio Hellín 107.6 FM

Por Charo López

En esta sección les ofreceremos un extracto de las entrevistas que se realizan todas las mañanas desde las 8,30 horas en el programa “BUENOS DÍAS HELLÍN”, el espacio que se emite todos los días en Radio Hellín 107.6 FM y en www.radiohellin.com

José Francisco Roldán Pastor es Jefe Provincial de la Policía Nacional, aunque su trabajo se centra en los despachos, no pierde el contacto con la calle. El Comisario Roldán, que estuvo dos años destinado en nuestra ciudad, fue testigo de la puesta en marcha de la Comisaría de Policía en Hellín. Tiene una envidiable memoria porque es capaz de recordar detalles y anécdotas de cientos de casos y operaciones con las que se ha encontrado a lo largo de cuarenta años de servicio.

Este año 2.015 cumple 40 años en el Cuerpo Nacional de Policía ¿Ha vivido usted cambios muy importantes?
J.F.R: Efectivamente. He vivido, con el resto de los españoles, muchos cambios sociales, legislativos, históricos. En el ámbito profesional he tenido la oportunidad de vivir cambios en el modelo policial, procedimientos, modernidad, adaptación a la realidad social y legal. Ingresé en el Cuerpo General de Policía, cuerpo de investigación, civil y sin uniforme, que estaba compuesto por unos 8.000 funcionarios en España. Pocos años después, se transformó en el Cuerpo Superior de Policía, con las mismas funciones y organización. En abril de 1986 se unifica con el Cuerpo de Policía Nacional, cuerpo militar, unos 50.000 funcionarios, lo que supuso una auténtica revolución en el modelo policial.

Pero de todos estos cambios, ¿cuál cree usted que ha sido más significativo?
J.F.R: La progresiva adaptación a la legalidad vigente, a las nuevas técnicas, los avances sociales y reglamentarios, que precisó de un esfuerzo como organización y a nivel individual, pues la formación, especialmente de los funcionarios procedentes de la Policía Nacional, no estaba adaptada a las nuevas tareas y actividades a desarrollar. Probablemente, otras instituciones debieron actualizarse, pero como la Policía, pocas. Es una organización con una capacidad respuesta admirable.

En Hellín nuestra Comisaría data del año 1.978 (momento en el que estuvo usted destinado aquí) ¿qué recuerdos guarda?
J.F.R: Llegué a Hellín el 01-10-1978 y me marché destinado a Albacete el 01-11-1980. Fueron dos años muy intensos, de plena dedicación a una ciudad que estrenaba policía y servicio. La respuesta profesional, eficiente y eficaz de aquellos años determinó que, cuando se planteó la posibilidad de cerrar la Comisaría de Hellín surgiera un sentimiento de protección y exigencia tal, que los poderes públicos decidieron su continuidad y crecimiento. De aquellos primeros años, con muy pocos medios e instalaciones, se alcanzó el excelente nivel adquirido en la actualidad. Habría que unir mi compromiso profesional con una ciudad como Hellín a la relación personal que cultivé, pues estuvo integrado en distintos ámbitos, sobre todo en lo relativo al deporte, pues formé parte del equipo de balonmano, que capitaneó una excelente persona, que la que guardo un recuerdo muy cariñoso: Manolo Guillamón. Creo que dejé buenas sensaciones en la población de Hellín, a la que serví con todo mi esfuerzo y capacidad. Probablemente, algunos se vieron liberados de la presión que ejercía sobre ellos, por razones de trabajo. Tengo la sensación que fueron los únicos que se alegraron de mi marcha. Como no puede ser de otro modo, podría escribir muchas anécdotas de mi paso por Hellín, especialmente relacionadas con los delitos más graves que se cometieron. La mayoría se resolvieron. Otros, que aún tengo en la cabeza, sobre todo algún robo en domicilio, me quedé con las ganas, pero no pudo ser. Me quedo con una que puede ser original. A una señora le robaron las joyas en casa. Detuvimos al autor y recuperamos sus joyas. Cuando fui a entregárselas, no tuve mejor idea que enseñarlas poco a poco, produciendo una reacción nerviosa en la mujer, que casi nos cuesta un disgusto, porque la alegría estuvo a punto de hacerle perder el conocimiento.

¿Cuándo cambia el trabajo a pie de campo por el de los despachos?
J.F.R: Tanto individualmente, como actuando en grupos pequeños, la actividad de primera línea en la investigación criminal fue lo normal. Cuando llega a unificación, desde Noviembre de 1987 me obligan a dirigir unidades de funcionarios, pero sin perder protagonismo operativo. Sin embargo, cuando marché de Madrid, año 2005, entro en otra dinámica de ámbito nacional, que me obliga a estar en el despacho. El ascenso a Comisario, Diciembre de 2007, me mantiene en los despachos, hasta hoy. Pero no pierdo el pulso de la calle, porque procuro estar al tanto de todo lo que tiene que ver con el trabajo y las relaciones con la comunidad, que me parecen fundamentales.

¿Detállenos cómo es el organigrama del Cuerpo Nacional de Policía en la Provincia?¿Qué unidades especiales hay en la provincia de Albacete?
J.F.R: El organigrama del Cuerpo Nacional de Policía se desarrolla desde arriba en cinco grades áreas operativas, dejo a un lado la parte de gestión y apoyo, que es tan importante, como, por ejemplo, documentación. Esas cinco áreas llegan a la capital de cada provincia: Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Policía Científica, Extranjería y Fronteras e Información. En una Comisaría como la de Hellín, el formato se reduce por razones obvias, pero la tutela y apoyo viene dado por la problemática puntual, en caso preciso todo el Cuerpo Nacional de Policía, con todos los medios, está en un suceso de Hellín.

¿Y en cuanto a medios materiales y humanos?
J.F.R: Suficientes para atender las necesidades de una ciudad como Hellín, igual, en su proporción para la ciudad de Albacete. Alrededor de 400 personas trabajan vinculadas a ambas Comisarías.

¿Las plantillas de ahora están más preparadas que antes?
J.F.R: Es una imposición de los tiempos y la adaptación a esa dinámica de la sociedad. Los funcionarios se incorporan al CNP, por lo general, con mayor preparación y cultura. Pero son lo que aporta la sociedad, con sus grandes virtudes, defectos y carencias.

En su toma de posesión prometió hacer más eficaces las comisarías de Hellín y Albacete, ¿se han cumplido sus expectativas?
J.F.R: Con soltura. Hemos superado con creces todos los objetivos, así como las materias que exigían más atención por su incidencia en la criminalidad. Me siento prudentemente satisfecho, pero no completamente, pues pretendo la utopía, que es la perfección. Como es lógico imaginar me considero una frustración con piernas. Tengo la suerte de contar con un personal excelente, que prestigia al Cuerpo Nacional de Policía, tanto por su aptitud como por su actitud. Pues demuestra con su trabajo una gran eficiencia y eficacia.

Como buen conocedor de nuestra ciudad y por el trabajo coordinado entre comisarías estará al tanto de la problemática de un barrio como el Calvario, donde la convivencia entre distintas culturas se hace difícil, ¿cómo se podría solucionar?
J.F.R: Los problemas de carácter social tienen muchas variables. La menos importante es la que tiene que ver con la policía. Hay otras muchas instituciones afectadas. Aún así, el problema de Hellín no es singular, tampoco de los más graves. Aunque no sea un consuelo, hay numerosas poblaciones de las mismas características con mayor gravedad. En todo caso, como ha sido siempre, este tipo de zonas de mayoría deprimida, marginal o con dificultades en la socialización tiene compleja solución. La policía en Hellín afronta con solvencia los aspectos puntuales que tienen que ver con la criminalidad. La tasa de criminalidad de Hellín es de las más bajas de España.
¿Para usted Hellín es una ciudad segura?
J.F.R: Siempre lo ha sido, pero ahora, si cabe, mucho más. Aunque los datos estadísticos suelen ser fríos y, a veces, injustos, son el medio más claro de contabilizar las cosas. En este caso, como he dicho antes, la tasa de criminalidad es un termómetro muy adecuado para medir esa variable.

Ya que estamos en Hellín ¿cómo se trabaja desde Albacete con el operativo de seguridad que supone un evento o una fiesta como la Semana Santa? ¿Qué función desempeñan los refuerzos que vienen?
J.F.R: Desde Albacete, como desde Toledo (Jefatura Superior) o Madrid (Servicios centrales), se apoya en todo lo que precisa la Comisaría Local de Hellín, que tiene una Semana Santa peculiar y multitudinaria, lo que hace que sea un referente en toda España. Si no precisa de más atenciones. Se desplazan policías de la capital para reforzar los medios que dispone la Comisaría de Hellín. Cuando todas las instituciones, organizaciones, colectivos y población colabora, como ha sido habitual, la Semana Santa de Hellín tiene garantizado el éxito.

De usted han dicho que es un hombre de “hábil pluma” y con gran facilidad de palabra”, ha sido premiado por la asociación de la prensa de Albacete, ha sido colaborador en programas de radio y televisión, ha publicado varios libros,….¿en la actualidad, la comunicación de la Policía con el ciudadano de a pie es fundamental para la prevención de delitos?
J.F.R: Esta faceta ha sido una imperiosa realidad. Actualmente se ha llegado a niveles de comunicación muy elevados. El futuro demanda mayor intercomunicación con los ciudadanos, que son los potenciales afectados por la inseguridad. Estamos adaptándonos a las nuevas tecnologías con agilidad, igual que siempre. Y esperamos mejorar más aún.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca