Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El carnaval a través del tiempo (1888-1936) (parte I)

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article

Por Mariano Andújar

Las primeras noticias fidedignas de las fiestas de Carnaval en Hellín nos las traen los periódicos que se publicaban en nuestra ciudad. Así para reflejarlas tenemos que recurrir en primer lugar a lo que publicaba EL AMIGO DEL PUEBLO, semanario republicano federal dirigido por Mariano Figueroa, que en 1889, un año después de su fundación, escribía sobre la animación que había en los bailes que se celebraban en aquellos destacando el Café Prats, situado en El Rabal, que estaba abierto desde las ocho de la tarde a las 4 de la madrugada.

Tres años más tarde, en 1892, describía uno de estos bailes con más detalles:
“Pocas máscaras y estas bulliciosas, máscaras de luto sin pizca de buen humor. Hubo sin embargo una comparsa con una poquita de malicia, lo digo por lo del hurón. Uno que llevaban en una huronera, un muchacho que se ponía a cazar por esas calles; pero Señor ¿qué buscaba en el Rabal por ejemplo?
También hubo una estudiantina muy famosa. Un orfeón de chicos con cara tiznada que de cuando en cuando se detenían para cantar cosas como estas:
Todos los estudiantes/ semos muy pillos/ y por eso los hombres llevan esto consigo.
Y enarbolaban una cosa puntiaguda.

Pero lo bueno durante este Carnaval, continuaba la narración, ha sido ponerse en la calle de la Reina (Rabal) de diez a doce de la noche ¡Qué ir y venir de máscaritas de un baile a otro! ¡Qué trasiego de buenas mozas y de chicas guapas! En fin que daba gusto pasearse por allí. Por cierto que una de las noches fue sorprendido un sujeto con un bulto debajo del brazo. Como el sujeto en cuestión tenía aficiones anarquistas, las máscaras que los sorprendieron se figuraban que llevaba un cartucho de dinamita.

Cuando el anarquista, salía de la casa del Mistero descubrió el bulto; hubo un asombro general ¡lo que ocultaba era un salchichón y una lata de conservas!

Ha habido bailes en tres círculos las tres noches de Carnaval, el Círculo Republicano ha sido el más concurrido”.

Un orden admirable en 1897
En 1897 los bailes estaban situados en tres cafés: el del Comercio, el España y el Brillante y describía el ambiente en ellos, donde aseguraban, reinó un orden admirable.

“Visitamos primero El Brillante; a las 11 y media apenas si se podía bailar por la aglomeración de máscaras; el salón presentaba un buen golpe de vista; la orquesta muy superior, como que en ella solo había profesores como los señores Prat, Pérez, Sánchez, Espinosa y Losada. Les oímos la primera de valses y una segunda tanda de mazurcas muy preciosas.

Pasamos después al Café España. El pianista señor Gómez hizo durante toda la velada gala de competencia y buen gusto.

Trasladándonos al Café Comercio se reprodujeron allí los mismos cuadros que en los anteriores. La orquesta formada por los señores Martínez, Claramonte, Lucas y Rodríguez y un chico, habilísimo violinista, de once años.

Un par de años después, en 1899 seguían dándose bailes pero los cafés habían cambiado de nombre y se llamaban del Pasaje y La Plaza.

Así lo contaba el semanario:
“En el Café del Pasaje estuvo muy concurrido y por consiguiente muy animado. Notamos con gusto el aumento de máscaras, algunas de cuyos disfraces encubrían caras capaces de hacer pecar al más santo.
Se bailó a quita pellejo y eran las tres de la madrugada cuando tocaban las clásicas torras”.

Ya a finales de siglo, un diario con el nombre de ECO DE HELLÍN, que fue fundado por Antonio Falcón, publicaba el 22 de febrero de 1897 este resumen de las fiestas:
“Los bailes de carnaval, quizás por esas buenas cosechas que se entreven, han tenido gran animación en los tres cafés, del Comercio. De España y del Brillante”.

Parte II

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca