Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Si don Pelayo levantara la cabeza…

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Si don Pelayo levantara la cabeza…

 

Ya saben a quién me refiero, a aquel noble visigodo, hijo del duque Favila, que echándole bemoles a la cosa le dijo a los musulmanes <<¡quietos paraos, hasta aquí hemos llegado!>>. Y con un puñado de aguerridos asturianos les dio las del pulpo a los invasores en las montañas asturianas, en Covadonga, en el año 722. Acontecimiento que marca el inicio de la Reconquista.

Pero claro, hemos de entender que en aquellos tiempos no había multiculturalismo ni Alianza de Civilizaciones y, por supuesto, ni disponían de nada parecido al actual “poder mediático”, que tan eficaz labor está haciendo en el lavado de cerebro de los ciudadanos, al servicio del todopoderoso Nuevo Orden Mundial y sus lacayos, a saber, los gobernantes de los cortijos nacionales, tan dóciles y fieles a la voz de su amo.

Hoy, los musulmanes –los que profesan la religión de Mahoma- campan a sus anchas por Europa sin temor a ningún Pelayo, a un Alfonso VIII o a unos Reyes Católicos. Y ni siquiera a Carlomagno. Porque la moderna España y la Europa de mis entretelas va de un buenismo multicultural que se lo pisa. Que no se pué aguantar. Razones y ejemplos que avalen lo que digo hay a montones. Pero nos vamos a centrar en algunas anécdotas que reflejan a las claras la magnánima tolerancia con que nuestro mundo occidental, escondiendo la cabeza debajo del ala y en un dechado de hipocresía, está tratando a los siervos del profeta.

El señor Anjem Chourdary, imán británico él, de origen iranio o paquistaní, hombre influyentísimo en la comunidad musulmana europea, ha denunciado lo que considera un ultraje y una burla a la religión de Mahoma, a saber: las procesiones de Semana Santa en nuestro país. Y en una entrevista a un periódico ingles suelta que: <<llevar a cabo todos los actos y liturgias propios del cristianismo durante la Semana Santa española, es una ofensa para los miles de musulmanes que se ven obligados a vivir su fe prácticamente en la clandestinidad>>. Y se queda más moro que largo. Pero lo peor no es eso, lo malo es que… nadie le replica. Y además es que avisa, y el que avisa no es traidor: <<Velamos por el bienestar de los musulmanes en toda Europa. No vamos a dejar que se menosprecien y rebajen los derechos de nuestros hermanos. El Islam, en unos años, será la principal religión de todo el continente. Ya es hora de decir bien alto ¡Europa, aquí estamos!>>. A lo que los inventores de la alianza multicultureta responden metiéndose la lengua en el mismísimo culo. Por lo que el hombre, animado ante semejante pasmo de la soberanía y cultura occidental, añade tan ufano: <<Nosotros podemos tener varias mujeres. Algún amigo ha llegado a tener veintiún hijos. La sociedad de ustedes se despuebla porque sólo desea tener un hijo y un pez de colores o un perro. No se sorprendan, pues, si dentro de pocas generaciones ya somos mayoría aquí. No es ningún fantasma. Es la realidad>>. ¡Toma higos Pepa!, cuando quieras vuelves a por otra. No debe extrañarles, pues como es sabido, “los cristianos son enemigos de los musulmanes, porque rechazan a Dios y al Profeta.” Y claro está, hay que dejar limpios de cristianos hasta a los mismos países cristianos, aunque tanto le deban al cristianismo.

Sigamos. Ustedes recordarán que por el año 2010 un profesor de Cádiz fue denunciado por una familia musulmana al considerar que ofendió a su hijo por mencionar el jamón en una clase. Al pobre hombre se le ocurrió comentar, explicando una lección de Geografía, que el clima frío de Trévelez (Granada) favorece la curación de jamones. El alumno musulmán -al que todavía no le habían explicado lo de la integración- interrumpió al maestro para decirle que no hablara de ese alimento, porque ofendía a su credo. Y la familia del nene, que sí debía estar ya integrada en esta mierda de sistema que tenemos y era consciente de sus derechos, se fue derechita a la policía y le puso una denuncia. Le acusaron de ser autor de un supuesto delito de maltrato de obra, alegando además motivaciones racistas y xenófobas. No se en qué habrá quedado la cosa, pero se permitieron el lujo de “meterle los tacos” a un hombre que, en más de veinte años de profesión docente no había tenido ni un dime ni un direte.

Y agárrense que va curva. Un tal Malik Ibn Benaisa, otro imán de la morería soltó hace un par de años, en la televisión de Ceuta (España) la siguiente sentencia: <<Toda mujer que se perfuma y sale de su casa paseándose delante de los hombres que huelen su perfume, es una fornicadora. Y dirigiéndose a las mujeres, dijo: “Cuando salgas a la calle no te eches perfume”>>. Y por descontado, ni cara y manos descubiertas, ni zapatos de tacón, ni vaqueros. En cuyo caso, también es fornicadora. Bien es cierto que estas lindezas las dijo en una mezquita de Ceuta (España), pero, ¿qué leches hacía allí la televisión de una ciudad española, difundiendo estos mensajes pacíficos, tolerantes y multiculturales?

Amigos, espero que a nadie se le ocurra de acusarme de xenófobo o racista si no quiere columpiarse. Lo único que pretendo es invitarles a una reflexión y a que se planteen está intrigante y filosófica cuestión: ¿Qué coño está pasando en Europa y, en particular, en España? Porque no se trata del fenómeno multisecular de las migraciones, que han existido siempre, en todo tiempo y lugar. Aquí hay gato encerrado, de lo contrario no llego a entender cómo casi todos los gobiernos europeos -a la cabeza el nuestro-, miran para otro lado y se ponen a contar nubes, como hizo aquel, ante semejante amenaza a nuestra estabilidad, nuestra cultura, nuestras creencias y nuestra propia civilización. Y sabiendo además que los grandes poderes que gobiernan Occidente, con Estados Unidos a la cabeza no dan puntada sin hilo, insisto, algo huele a podrido en mi Europa.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!