Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Para este viaje no se necesitan alforjas

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Para este viaje no se necesitan alforjas

El Espectador

Hay cosas que por mucho que nos expliquen jamás llegaremos a entender, por ejemplo: que un ejemplar de la edición de papel de nuestro semanario EL FARO DE HELLÍN, tarde 25 días en hacer el recorrido Hellín-Barcelona.

Así, lo podemos demostrar reproduciendo, con su permiso, parte del texto de la carta qué fechada en Barcelona con el matasellos del 9 de octubre del 2020, la recibimos en la redacción del semanario, el pasado 12 del mismo mes, firmada por nuestro enfadado suscriptor, un prestigioso doctor en Medicina que vive en la ciudad Condal, que contiene sus lógicas quejas y los detalles del envío:
“Queridos señores: he recibido el día 6 de octubre de 2020 los ejemplares correspondientes: al viernes 11 de septiembre, el correspondiente al 18 de septiembre y el correspondiente al 25 de septiembre, los tres de golpe. Espero que tomen nota de esto, no se puede hacer otra vez. Cada semana un ejemplar”.

Nosotros, lo que podemos asegurar, y para ello tenemos el recibo que nos dan en la oficina de Correos de Hellín donde se justifica el envío de los periódicos, con fechas del 11, el 18 y el 25 del mes de septiembre, que han arrastrado una tardanza de 25, 18 y 11 días respectivamente.

Para más aclaración, podemos asegurar que los periódicos de El FARO DE HELLÍN dirigidos a sus suscriptores, se depositan todos los viernes antes de las 14:00 horas, que cierran al público las referidas dependencias, y van con un coste de 1.15 € el ejemplar.

Pero también tenemos que decir que no es la primera vez que nos han llegado este tipo de quejas tan poco asumibles; hace unos meses, por poner otro ejemplo, un suscriptor, en esta ocasión de Cartagena, nos recriminó por estas tardanzas intolerables, que nos obligó a trasladar las quejas al responsable de la oficina.

Ahora, hemos decidido, con el propósito de buscar una solución, hacer públicas estas circunstancias, que perjudican tanto al suscriptor como a esta pequeña empresa que bastante tiene con buscar fórmulas para sobrevivir en estos tiempos de pandemia que nos ha tocado vivir, si encima tenemos en contra estas anomalías, apaga y vámonos, y nunca mejor dicho.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca