Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El salón de Plenos fue el escenario de un espectáculo no reflejado en el programa de Feria

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El salón de Plenos fue el escenario de un espectáculo no reflejado en el programa de Feria

Protagonizado por Raquel Tomás (Vox) y Juan Antonio Andújar (PSOE)

Con un orden del día de seis puntos, se iniciaba, en plena Feria, la sesión ordinaria plenaria correspondiente al mes de septiembre, que había levantado cierta expectación por conocer cómo se iba a resolver la única moción presentada, en esta ocasión por la portavoz del GM Vox, Raquel Tomás, que pretendía instar a la JCCM a impulsar políticas activas de empleo en la provincia de Albacete con el objetivo de revertir los malos datos laborales en la comarca de Hellín.

Una sesión que con anterioridad había aprobado con la abstención, precisamente, de la concejala de Vox, dos expedientes de modificación de créditos por créditos extraordinarios para adecuar el presupuesto a las nuevas propuestas del Plan Estratégico de Subvenciones, con un total de 21.600 euros, de los cuales 10.000 serían para el llamado Cheque Hellín Joven y subvenciones a Cáritas y al programa Sherpa.

Tras la lectura de la moción, fue su vecino de sillón, Mario Artesero, el primero en intervenir, y a pesar de reconocer que el texto de la moción había sido “diverso y disperso con falta de concreción”, algunas medidas eran buenas y ninguna perjudicial y por tanto iban a votar a favor”.

Por su parte Manuel Serena, indicó, que Tomás debería reflexionar y retirar la moción para que fuera tratada y debatida en la Mesa de Empleo, por ello su grupo, anunció, se iba a abstener.

Llegó la respuesta del concejal de Patrimonio y Empleo y “aquí, ardió Troya”.

Sus primeras palabras no dejaron ninguna duda sobre su intención, y valga la vulgaridad, de “no cortarse ni un pelo”, para dar un verdadero repaso a todo lo expuesto sobre la mesa por la portavoz del partido conservador de Vox.

“Yo estoy muy contento señora Tomás y estoy muy contento porque se les ve a ustedes cierta evolución, si en los temas de los derechos de la mujer andan ustedes aún en las cavernas, si en los temas de cruces y otras cosas que hemos debatido en este salón de Plenos van ya por la edad media, si en inmigración coquetean con los reyes católicos y la expulsión de los moriscos, si en la memoria histórica se quedaron en Julio del 36 con el glorioso alzamiento nacional y el muera la inteligencia de Millán Astray y en el tema LGTBY andan paseándose como en otras tantas cosas en las procelosas aguas del franquismo rancio, por lo menos en empleo están ustedes ya en el Siglo XXI”.

“Lástima, continuó, que se hayan quedado en el 2011, 10 años atrás de este 2021 que hoy nos ocupan, lo digo porque en varios apartados de su moción se refieren al SEPECAM, que como todo el mundo sabe, o al menos deberíamos saber los que nos dedicamos a estas cosas, no existe desde el Decreto 313/2011 firmado por nuestra querida y añorada presidenta María Dolores de Cospedal”.



Desmontar con dos palabras

Más adelante, anunció, que iba a entrar en materia “porque la moción tiene la friolera de 23 puntos, 23 puntos que se podrían desmontar fácilmente con dos palabras eso que piden ustedes ya existe, lo que demuestra una vez más el desconocimiento absoluto que tienen sobre el tema, yo no sé si esto, que supongo que lo presentarán en todos los ayuntamientos de la provincia, se lo ha hecho el señor Lomana que una de dos o de tanto agitar la bandera se ha dado un porrazo en la cabeza y se ha vuelto a los años 50 o lo que sería peor, aunque más posible solo conoce Castilla La Mancha de oídas, como cuando aterrizó desde alguna isla de esas de supervivientes en nuestra región y en nuestra provincia sin tener ni puñetera idea de lo que es esta tierra y sus gentes”.

Así, fue desgranando las iniciativas presentadas por Raquel Tomás, aunque en unas se detuvo lo mínimo, argumentando que la mayoría de ellos ya estaban en vigor y otros eran absolutamente una necedad, aunque en el número 7, tras leerlo en voz alta, y tras calificarlo de surrealista, afirmó con vehemencia:

“Señora Tomás, cualquier persona que no resida legalmente en España no puede acceder no ya a un programa de formación, sino a nada público, ni ayudas ni nada, esto que es un intento más de justificar su ideología rancia y xenófoba, es señora Tomás o fruto de la maldad o de la ignorancia y en ambos casos de la estupidez”.

Llegado un momento, el concejal socialista debió de observar algún gesto de Ramón García, que en cierto modo le llamaba la atención por la extensión de su diatriba.

Discriminación a los trabajadores e imposiciones lingüísticas
“Voy terminando señor alcalde y perdón por alargar mi intervención. Pero déjeme que me detenga una vez más en lo de la discriminación a los trabajadores y las imposiciones lingüísticas, supongo que se refieren a las administraciones públicas, porque en la empresa privada depende del empresario que te pida saber catalán, inglés, chino o swagili, pero eso sus jefes que no habrán ido en su vida a una entrevista de trabajo, tampoco lo sabrán, claro. En fin ustedes que solo dominan el castellano y malamente para el odio, el racismo, el machismo y el insulto, tienen la cara dura y la desfachatez de hablar de esto, cuando una de las riquezas de este país, al que los socialistas y las socialistas amamos profundamente es su cultura, una cultura que ustedes desprecian y una cultura que tiene la capacidad de generar genios en galego como Rosalía de Castro, en catalán o en valenciano, como Salvador Espriu o Raimon Llull, en castellano como Cervantes o Lorca y en euskera como Domingo Aguirre o incluso capaces como decía Aute de Serrat de generar obras maestras en dos lenguas. Ustedes digo, lo que quieren una vez más, es quitarle a los españoles, en este caso a los españoles que viven y hablan en comunidades con más de una lengua cooficial como dice la Constitución, que tampoco se la han leído porque igual ustedes se quedaron en las leyes fundamentales del movimiento y los principios de la Falange, quitarle a esos españoles su derecho a que cuando vayan o actúen con sus administraciones lo hagan en la lengua que les dé la gana o en la que se sientan más cómodos y puedan expresarse mejor, lo dicho la libertad, o la supuesta libertad pa mí que soy el señorito que pa los demás no tengo”.

“Señora Tomás, terminó, su moción es una moción de esa palabra que tan poco les gusta. Es una moción de género, pero como decía mi abuela Del Género Bobo pero del Género Bobo elevado a la máxima potencia”.

Como era lógico en el turno de réplica, la concejala de Vox no le fue a la zaga, pidiendo en primer lugar que antes de hablar en las sesiones plenarias se tomase una tila pues lo había visto nervioso y tembloroso. “Usted, señor Andújar, ha utilizado la moción para atacar a mi partido y yo he de decirle que el único ignorante en este salón de Plenos es usted”. Asimismo, criticó la política del SEPE, pues, dijo, que estaba demostrado que las personas que quieren encontrar trabajo, recurren a las agencias particulares y que los planes de empleo son “pan para hoy y hambre para mañana”.

La moción fue rechazada con los votos en contra del PSOE, la abstención del PP y los votos a favor de Vox Y Cs .

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!