Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Juan Carlos Izpisúa Belmonte (II)

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Juan Carlos Izpisúa Belmonte (II)

(Hellín, AB, 16 de diciembre de 1960 – …)

 

Fructuoso Díaz

Izpisúa es uno de los científicos más relevantes en el mundo dentro de la Biología en el campo de la Medicina regenerativa, uno de los investigadores españoles más relevantes en ciencia Bioquímica, excepcional autoridad científica en el campo de la Genética y Farmacología.

Obtiene la licenciatura en Farmacia en la Universidad de Valencia. A partir de entonces, el doctorado por las universidades de Valencia y Bolonia (Italia) en Bioquímica y Farmacia. Investiga en el laboratorio de Heidelberg (Alemania) y en la Universidad de California, Los Ángeles y en la rama de Biología molecular. Realiza máster en Bioquímica y Farmacología, lleva sus investigaciones por Europa, América Latina, Estados Unidos, laboratorios, universidades, publica más de doscientos artículos de información científica en revistas especializadas y hoy es referente, autoridad mundial en el campo de la Medicina regenerativa.

Desde 1993 es profesor del Laboratorio de Expresión Genética en el Instituto Salk de San Diego (Clifornia, EE.UU.). Recibe el año 2000 una oferta para dirigir en Barcelona el Instituto de Biología del Desarrollo que incialmente aceptaría y en septiembre de 2001 declina para aceptar la del Instituto Salk y dirigir programas de investigación con células madre embrionarias. En noviembre de 2003 el Ministerio de Sanidad español nombra a Izpisúa asesor para crear el Banco Nacional de material celular que se encargaría de coordinar los cultivos de células madre.

Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB)
La Generalitat de Cataluña y el gobierno español firman un acuerdo en julio de 2004 para constituir el Centro de Investigación de Medicina Regenerativa en Barcelona y nombran a Izpisúa director. El mes de marzo de 2005 presenta la primera pieza del CMRB, el banco de células madre, que inciaría su actividad en mayo. Una de sus primeras investigaciones sería la conversión de células madre embrionarias en otras capaces de regenerar el corazón. El mismo año el Ministerio de Sanidad autoriza un proyecto de investigación con células madre embrionarias para obtener nuevas líneas celulares.

En 2009 Izpisúa desarrolla una técnica nueva para generar células madre embrionarias de la piel de un individuo adulto sin riesgo de tumores. Ese mismo año codirige otra investigación para convertir células de la piel de personas con anemia de Fanconi en otras células embrionarias sanas. En 2011 rejuvenece el núcleo de células de enfermos con síndrome de envejecimiento precoz; la investigación científica la desarrolla con equipos de España y Estados Unidos y la aplica con éxito. En noviembre de 2013, con equipos del Clinic de Barcelona, crea minirriñones humanos a partir de células madre; el estudio lo publica la revista Sciencie que lo considera hito del año en investigación científica.

Dimite como director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona
El 13 de enero de 2014 Izpisúa dimite como director del CMRB y es sustituido por Ángel Raya. Desde que se creara este Centro en 2004 lo dirigía Izpisúa. Según El País por <>. Según fuentes cercanas al doctor, por falta de apoyo financiero y político de las instituciones que financian los 3,4 millones de euros de presupuesto. Veinte proyectos científicos en marcha y más de ochenta doctores y sus logros lo acreditan como centro de proyección investigadora internacional. De los 20 proyectos en marcha unos 18 se perderían. Casi tres millones y medio de euros es el presupuesto anual aportado por la Generaliltat y gobierno de España. Dice la Secretaría de Estado que el gobierno mantiene su aportación: el cincuenta por ciento, pero que el coste del proyecto no se cubriría. El doctor Izpisúa, en respuesta a periodistas, declara que <<hablaría alto y claro, pero no ahora, pues dañaría a la ciencia>>. En los recortes presupuestarios está el motivo de su decisión.  (continuará)

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!