Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Turismo en Albacete a través de la realidad aumentada

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Turismo en Albacete a través de la realidad aumentada

En la provincia existen diversas iniciativas que explotan una de las tecnologías más en boga en el sector turístico

La realidad aumentada ha estado más presente que nunca en la última edición de FITUR, la feria internacional de turismo que se celebró en Madrid a finales del pasado mes de enero. Una tendencia a la que la concejalía de Turismo de Hellín se adelantó con la presentación de su proyecto “Hellín 2 Patrimonio” en la edición del año pasado.

No ha sido la única vez en la que se ha utilizado esta tecnología para promocionar los atractivos turísticos de Hellín. También se usó la realidad aumentada para presentar de manera digital las pinturas rupestres de Abrigo Grande de Minateda y así conseguir su mejor visualización, de una manera más viva y con mayor detalle.

Pese a que a veces se utilizan de manera indistinta, lo cierto es que, la realidad aumentada (AR, por sus siglas en inglés) no es exactamente lo mismo que la realidad virtual (VR), aunque a menudo se complementen. Mientras que en la VR crea un mundo virtual completamente nuevo, con el que se puede interactuar a través de dispositivos como las gafas o los guantes de VR, en la AR se mezclan el mundo físico (nuestra realidad) y el virtual.

Un ejemplo muy conocido es el Pokémon GO, una aplicación que causó auténtico furor hace unos años cuando sus usuarios iban por distintas ciudades del mundo, móvil en mano, buscando unos personajes que solamente ellos veían a través de la realidad aumentada.

Ante sus posibilidades, gigantes tecnológicos como Apple apostaron por la realidad aumentada hace años, asegurando una patente de esta tecnología para su smartphone, y ya existen muchas opciones que utilizan esta tecnología en el sector del entretenimiento, sobre todo en los videojuegos. Pero, últimamente, se han abierto sus posibilidades de uso, y la realidad aumentada se está empezando a afianzar en sectores como el del comercio electrónico, el de la formación académica y profesional, la sanidad o, cómo no, el turismo.

En el sector del turismo, la realidad aumentada permite ofrecer un valor extra para el usuario. Del mismo modo que sucedía con los Pokémon, con una aplicación en el móvil y apuntando al lugar indicando, se pueden obtener informaciones y recreaciones de imágenes que nos ayuden a entender mejor cómo era determinado edificio en el pasado o cómo se vivía en una época pretérita.

No siempre es necesario disponer de una aplicación para poder disfrutar de experiencias únicas de realidad aumentada. Ejemplo de ello es el proyecto desarrollado por el Estudio Alfa, una compañía albaceteña pionera en este tipo de experiencias, en las Navidades de 2019. Gracias a las imágenes de una reproducción virtual del Polo Norte proyectadas sobre una enorme pantalla, los habitantes y visitantes de la ciudad pudieron ver pingüinos en pleno Centro Comercial de Albacete.

Otra iniciativa con realidad aumentada que se llevó a cabo en Albacete, aunque también se engloba en el sector turístico, resultó bastante diferente, lo cual demuestra las múltiples posibilidades que tiene esa tecnología para esta industria. La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (APEHT) desarrolló una aplicación que permitía obtener información adicional sobre varios recursos turísticos de la ciudad. Así, por ejemplo, apuntando nuestro móvil a determinado establecimiento, nos daba la oportunidad de ver en un recorrido virtual cómo era su interior o qué servicios se ofrecían.

Tal y como se constató en la última edición de FITUR, el futuro del turismo va a estar cada vez más ligado a la tecnología. Esta nos ayudará a obtener experiencias diferentes, más personalizadas e innovadoras, y también a que sean más sostenibles.

En cuestiones de sostenibilidad, un tema que cada vez preocupa más en la ciudadanía, la realidad aumentada también puede ser de ayuda. Valga de ejemplo el de la digitalización las pinturas rupestres de Hellín, que da la posibilidad de tener una experiencia de más calidad para el visitante, pero sin que suponga un riesgo para la conservación del patrimonio. La tendencia es, sin duda, avanzar hacia un turismo más inteligente en todos los sentidos.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca