Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Entrevista a Loles Marlo

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Entrevista a Loles Marlo

Una vida entre «batas blancas»

Loles es la gerente de Óptica Loles Marlo, una óptica hellinera ubicada en Avenida Constitución, 6 que nació hace ya 5 años, aunque cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector, y que poco a poco se está haciendo un comercio de referencia para los hellineros.

(Cuentanos algo personal…)
¡Hola! Mi nombre es María Dolores, LOLES, hija de CANDE “LA ENFERMERA”; con ella mi vida giró entre “batas blancas” como “segunda piel” y los viejos pasillos del ambulatorio, lo que me permitió observar e interiorizar la vocación de mi madre en ayudar a los demás.

¿Cómo decidí ser Óptico?
Pues… cuando descubres que una simple lente colocada delante de un ojo, hace que descubras un mundo de luz y color… la gente sonríe y te dice “Veo”… en ese momento tienes una enorme satisfacción, es “magia”.

¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus a vuestro sector?
Los primeros días como para todo el mundo, fue un caos, días de incertidumbre a nivel laboral y personal, pero una vez recuperada “la nueva normalidad” es cierto que las personas que cuentan con problemas de visión tienen que corregirlos, es algo prioritario y por ello ahora tenemos unos días de bastante trabajo, y más después del confinamiento en el que la visión ha sufrido después de tantas horas en las que no hemos salido a la calle y hemos abusado de pantallas digitales. Pero habrá que esperar a este otoño y ver cómo evoluciona la pandemia, porque es ahí donde creo que se pueda acusar más.

Durante los primeros días de la crisis ¿vuestro trabajo ha sido solo con urgencias o también “a la carta”, con citas concertadas a través de su número de teléfono?
En Óptica Loles Marlo, a pesar de poder estar abierto durante esos días, por ser un servicio esencial, consideramos atender solo las urgencias y estuvimos con atención telefónica para solucionar cualquier problema que surgiera en esos días. Sabíamos que este era un problema serio y teníamos que aportar nuestro granito de arena para cumplir de manera responsable con las medidas de prevención ante el virus.
Por ello y como somos conscientes que aún no nos podemos relajar ante esta situación, seguimos trabajando bajo cita para una atención exclusiva a cada paciente/cliente y así mantener todas las medidas de seguridad e higiene, digamos que cuando entra un paciente tiene la óptica para él exclusivamente.

Para graduar la vista, un óptico se sitúa muy cerca de la persona en cuestión, “a veces a 20 centímetros”, ¿teníais Epis para trabajar?
Nuestros Epis consisten en la mascarilla por supuesto, y también la acompañamos de una pantalla para protección ocular y guantes.

¿Qué medidas tienes que tomar a la hora de tener contacto directo con los clientes?
El cliente tiene que venir con mascarilla, procedemos a la desinfección de su calzado y manos, y le tomamos la temperatura, realizándole una anamnesis para comprobar que no tiene síntomas del coronavirus. En lo posible, procuramos mantener la distancia de seguridad y trabajamos siempre con nuestros EPIS, haciendo hincapié en una higiene y desinfección correcta del local, gabinete, material y gafas entre paciente y paciente.

Y en la tienda, ¿has tenido que hacer cambios?
Solamente hemos necesitado el uso de mamparas pero con la forma de trabajar con citas individuales y la desinfección correcta entre pacientes hemos solucionado el tener que realizar más reformas.

Por último ¿qué es lo mejor y lo peor que has vivido en esta crisis?
En realidad soy positiva y en relación a nuestra óptica, el coronavirus nos ha traído el que la gente nos reconozca más como lo que somos, un establecimiento sanitario, en el cual trabajamos bajo cita con un compromiso de asistencia del paciente, por el bien de su salud visual y conseguir así un mayor respeto a nuestro sector, la óptica.

Loles, con sus padres. Loles, con sus padres.
Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca