Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La D.O.P Jumilla presenta una cata de 12 vinos para profesionales de la hostelería

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La D.O.P Jumilla presenta una cata de 12 vinos para profesionales de la hostelería

Impartida por la sumiller María Quílez del Consejo Regulador

El Hotel Restaurante Emilio fue el marco indicado para cata de vinos de la D.O.P. Jumilla destinada a los profesionales de la hostelería, que fue impartida por María Quílez, sumiller del Basque Culinary Center, y actualmente, ejerciendo esta profesión en el Consejo Regulador.

Fue una especié de preparación para las actividades que ha organizado la D.O.P. durante la próxima Feria de Hellín, y tuvo como objetivo ampliar el conocimiento de la Denominación de Origen a la que pertenece el municipio de Hellín.

Más de 30 profesionales del sector, hosteleros y distribuidores asistieron a un recorrido por 12 bodegas de la D.O.P. Jumilla, y sus vinos que estuvieron arropados por representantes de las bodegas.

El primero de los vinos de la cata fue el Ontalba Sauvignon Blanc ecológico de Bodegas Ontalba, un vino blanco que mereció la medalla de plata en el 25 Certamen de calidad Vinos DOP Jumilla. Presenta un color amarillo limón con reflejos verdosos, aromas tropicales y recuerdos a melocotón. Además, tiene un gran volumen, es muy goloso y con una prolongada sensación en boca.

Se continuó con el vino Silvano García 4 meses, un vino 100% Monastrell de la añada 2018, con un gran color rojo cereza. En nariz destaca los aromas frutales a frutas rojas, además de notas balsámicas y tostadas. En boca, presenta gran suavidad con un tanino muy sedoso y aterciopelado.

El siguiente vino, fue Señorío de Fuenteálamo también un vino tinto de añada 2018, y 100% Monastrell esta vez de bodegas San Dionisio. Destacó el color típico de la Monastrell, un color muy vivo con tonos violáceos en el que está muy presente la fruta, tanto roja como negra. Es un vino con una acidez muy bien integrada y muy sabroso.

Seguimos con el vino Gémina Selección Monastrell. Un vino de Bodegas San Isidro (BSI), y 100% Monastrell pie franco con más de 30 años de antigüedad, de la añada 2017 con un paso por barrica de 3 meses. Posee un color muy vivo y brillante, con aromas a fruta madura muy bien integrada con la madera.

De la colección de las Brumas, se cató el Paraje de las chozas 2018, un vino que forma parte del proyecto de bodegas Viña Elena, en el cual elaboran vinos 100% Monastrell que dan importancia a la tierra o parcela de donde proceden elaborando cada una de estas parcelas por separado.

También hubo tiempo para otras variedades, como en el caso del Vino Perla Real 2018, de Bodegas Fernández. Un vino 100% Syrah, variedad muy bien adaptada a la zona y que da magníficos vinos como pudimos comprobar. Es un vino con gran calidad, con un color rojo intenso, en nariz encontramos recuerdos a regaliz y cacao. En boca es muy sabroso y sedoso.

La bodega Sierra Norte, presentó su Equilibrio 9 meses; en este caso un vino de la añada 2017, elaborado 100% con uva Monastrell y 9 meses de paso por barrica de roble francés y americano. En este caso, la madera está muy bien integrada en el vino; perceptible, pero sin enmascarar la fruta.

La última parte de la cata consistió en vinos de añadas más antiguas, que demostraron la gran aptitud de la uva Monastrell para la guarda.

En el caso de Bodegas Alceño, se presentó un 2016, 100% elaborado a partir de uva Monastrell, el Alceño 12 meses, ganador de un oro en el 25 Certamen de Calidad Vinos DOP Jumilla, es un vino que ha tenido un año de paso por madera, en el cuál esta se integrado de manera excepcional vino, haciendo que sea un vino complejo pero que mantiene a la perfección la característica de la variedad.

Juan Gil 12 meses, de la añada 2017, y elaborado 100% con uva Monastrell, con paso por barrica de roble francés durante un año, dando como resultado un vino de intenso color rojo picota, aromas de fruta madura y un largo, intenso y especiado final.

Pino Doncel 12 meses; Este vino de bodegas Bleda, está elaborado con dos variedades de uva un 70% Monastrell y un 30% Syrah, con un paso de 12 meses por barricas de roble francés y americano. En cuanto al color, encontramos un color cereza intenso, tiene una alta intensidad aromática en la que destacan los aromas a fruta roja y negra muy bien integrados con el tostado de la madera.

En el caso de Pío Crianza, de bodegas Pío del Ramo de la añada 2016, fue uno de los vinos más diferentes que catamos puesto que está elaborado con 4 variedades de uva, teniendo por supuesto a la Monastrell como predominante, pero también incluye Syrah, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon, haciendo de este un vino que recuerda a vinos de corte francés. Con una gran calidad, un tacto muy sedoso y aterciopelado.

Para finalizar la cata, se sirvió el vino Altico de bodegas Carchelo, un vino de añada 2015 elaborado a partir de un 100% Syrah. Con un color granate todavía muy vivo y brillante, en nariz dominaban los aromas frutales y florales sobre un fondo torrefacto y especiado. En boca, es un vino que habla por sí solo y con una gran persistencia.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca