Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Juan Carlos Izpisúa Belmonte (III)

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Juan Carlos Izpisúa Belmonte (III)

(Hellín, AB, 16 de diciembre de 1960 – …)

Fructuoso Díaz

FOTO: El doctor Izpisúa frente al Instituto que, en Hellín, lleva su nombre (foto Toni Fdez)(1).JPG

Izpisúa es uno de los científicos más relevantes en el mundo dentro de la Biología en el campo de la Medicina regenerativa, excepcional autoridad científica en el campo de la Genética y Farmacología. El doctor fundamenta sus investigaciones en los principios de la Ingeniería para restaurar tejidos y órganos.

Algunas investigaciones del doctor Izpisúa
No es posible resumir en apretada semblanza los múltiples proyectos de investigación que realiza Juan Carlos Izpisúa. Intentamos señalar aquí algunos de los que tienen mayor proyección pública hasta ahora.

La ingeniería de tejidos humanos usa la Biología celular, la microfabricación para diseñar huesos, vejigas, válvulas cardiacas, como objetivo científico. Algunas informaciones han hecho alusión a una probable enfermedad renal que él padece, lo que se ha señalado como estímulo para sus investigaciones en el campo de la Nefrología, según publicaría el blog del hospital Cruces de enfermedades del riñón. Javier Sampedro, en un articulo publicado en El País el 18 de enero de 2014, también se refiere a este hecho y, en este mismo artículo, el periodista da la noticia de que la entonces ministra de Sanidad, Ana Pastor, fue a buscarlo al Instituto Salk de California para traer a Izpisúa a España.

En el Instituto Salk de Calilfornia, EE. UU., desarrollaría una técnica pionera para fabricar órganos en animales, en cerdos y, luego, aplicar esos órganos para trasplantarlos a humanos. <<Tener un banco de órganos para trasplantarlos a quienes lo necesitan es el objetivo último>>, declara el doctor Fernández Avilés.

Hacia finales de 2016, la prestigiosa revista científica, Nature, se hace eco de una espectacular noticia: Izpisúa, al frente de un equipo de investigadores de Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, Canadá, México, China, España, descubre cómo introducir ADN en células que están en órganos y tejidos de adultos, y son células que no se dividen. Es una técnica que sí podría corregir alteraciones de órganos para los que hoy no existe cura, enfermedades del riñón, cerebro, corazón. La técnica, aplicada a ratones ciegos que han recuperado la vista, ha despertado enorme interés en medios científicos. En el equipo investigador han tenido activa intervención la Universidad de Murcia (UCAM) y el hospital Clinic de Barcelona.

Crear minirriñones humanos, revertir signos del envejecimiento
A finales de 2013 el equipo que dirige Izpisúa crea minirriñones humanos, utilizando células madre humanas, con estructuras renales tridimensionales en cultivo. El descubrimiento facilitaría el estudio de enfermedades renales, descubrir nuevos fármacos y aplicar nuevas terapias basadas en el uso de células madre.

A inicios de 2015, aparece una nueva técnica genética para impedir que los bebés hereden la enfermedad que, de forma exclusiva, puede transmitirse de madre a hijo; para ello, la técnica elimina la mutación mitocondrial en óvulos. Así se recoge en la revista Cell a inicios de mayo de 2015. En El País del 7 de mayo de ese año se explica la nueva técnica y anuncia otra investigación a través de un artículo de Javier Sampedro en el que, entre otras cosas, señala que hay un tipo de células madre que, en embriones animales, pueden crear tejidos humanos. Estos, incubados en cerdos, abriría un campo amplio y disponer de órganos para personas.

(continuará)

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca