Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Querida hada…

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Querida hada…

Por Sol Sánchez

Dolorosa en el Calvario / Fotos Príncipe

Existe desde hace siglos un hada que habita en la pequeña muralla del Calvario que cae sobre el cementerio. Es una esencia mágica que despierta cada noche del Viernes de Dolores, y la mañana del Viernes Santo.

No hay un solo hellinero que no se sienta atraído por su llamada que en solitario nos conecta con el Campo Santo que aparece ante nuestros ojos.

Nada puede ser más intenso que un redoble de tambor y la añoranza por los seres queridos que un día tuvieron que partir. Es una sensación que sobrepasa a la cordura . Es un momento de gloria en el que nuestra alma se fusiona con los días pasados en los que nuestros padres nos llevaban a ese mismo lugar y entonces eran ellos los que se fundían con la vieja magia del hada. Nos llega el roce de las caricias de nuestras madres, abuelos, hermanos, hijos, amigos, vecinos…

Dicen que esa hada, recibe como regalo las lágrimas que sobre ese muro dejamos. Lágrimas que convierte en perlas del alba. Dicen que en esos instantes podemos conseguir sobre el viento mirar a los ojos de nuestros seres queridos y recordar el amor que a ellos nos unió.

Querida hada, permítenos ese espacio una vez al año para decir a cada uno de los hellineros que habitan en tu alma que en este pueblo hellinero, nada tiene un fin. Que forman parte del dulce amanecer que ilumina el rostro del Cristo de Medinaceli. Que son el aroma de las flores de nuestra primavera. La magia que se desprende en cada redoble de cada tambor. Que nada tendría sentido sin ellos.

Querida hada: te regalaremos millones de lágrimas para que repartas entre los ángeles del cielo, si nos permites esa señal que nos llega sobre una nube rosada en la mañana del Viernes Santo. Que con el vino de una bota se embriaguen mis venas de la sangre que me une a la de los paisanos que por aquí pasaron y a los que hoy hablo desde lo más profundo de mi corazón. Que mientras haya un latido en esta tierra hellinera, perdure por siempre la melancolía que nos ata y nos une como pequeños eslabones, a una cadena de ayer y de hoy. De siempre y por siempre.

Querida hada…, que los pétalos que la brisa arranca de las flores que adornan los tronos de La Soledad y La Dolorosa, suban tan alto como las estrellas y les lleven en su interior el candor de esta otra nueva Semana Santa hellinera.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca