Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Verano y humo

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Verano y humo

El Espectador

Un año más hemos querido recurrir al título de la inolvidable obra teatral de Tennessee Williams “Verano y humo”, que tan bien refleja la actualidad de los últimos meses, pues un año más los incendios forestales y urbanos han sido los tristes protagonistas, compaginando juntos , por desgracia, de los numerosos rebrotes de la pandemia provocada por el virus covid-19, ocupando las páginas y espacios de los medios de comunicación de este verano con unas temperaturas, por si nos faltaba poco, que hacía muchos años que no sufríamos en esta comarca.

Incendios, que se iniciaron con el ocurrido en el Hospital Comarcal de Hellín el pasado 28 de mayo, aproximadamente a las seis de la tarde, y que en unos pocos minutos, dada la intensa y extensa columna de humo negro que se desprendía de las instalaciones situadas en la zona sur, donde confluyen las cocinas y los almacenes, hizo que la alarma y una intensa inquietud se prolongase por toda la ciudad.

Tras la rápida y ejemplar evacuación en menos de 11 minutos de los más de 40 pacientes, junto al personal que prestaba sus servicios en las dependencias del centro sanitario para ser trasladados al CP de La Olivarera, para poder retornar, aunque algunos tuvieron que ser enviados a hospitales de Albacete por su especial estado, pasadas las 2 de la madrugada cuando el servicio contra incendios del SEPEI, dio por finalizado el siniestro.

Después llegaron las evaluaciones, las explicaciones y las promesas. De las causas en el día de hoy no existe una versión oficial, aunque eso sí, los rumores, que nunca faltan, todos van dirigidos a una sola dirección: el imperdonable descuido de una persona que pudo arrojar una colilla al suelo.

Sobre las obras de restauración, al parecer se han iniciado hace muy pocos días, no sin que antes hubiera un cruce de declaraciones entre el gobierno de la Junta y los partidos de la oposición por la tardanza en iniciarlas.

El incendio en Agramón
No tardaría en llegar otra alarma, sería en la tarde del 22 de julio cuando se iniciaba otro importante siniestro en esta ocasión en las tierras próximas a la pedanía de Agramón y de nuevo la columna de humo que se elevaba en el horizonte fue la señal inequívoca que de nuevo la tragedia rondaba nuestro municipio.

Fueron más de 500 hectáreas de matorral, atochas de esparto y pinos los que sufrieron la devastación del fuego que fue de madrugada cuando primero fue controlado y más tarde extinguido, gracias a los esfuerzos de un dispositivo formado por 136 personas y 39 medios materiales, 13 de ellos aéreos, de os que 10 procedían de la Junta de Comunidades, a través del Plan de Infocam y tres del Ministerio para la Transición Ecológica.

Solo tres días más tarde, con una temperatura que superaba los 40º grados centígrados cuando se recibían avisos de nuevos incendios esta vez en un barrio de Isso, los Almeces, donde ardieron un buen número de oliveras y para finalizar el mes, llegaban los incendios del barrio del Calvario, con la quema, al parecer provocada, de matorrales, con el peligro consiguiente de extenderse a las viviendas lindantes.

Sobre estos incendios, se podía hacer una reflexión, pues el pasado lunes, un nuevo incendio volvió a poner en vilo a los vecinos de la zona, cuando en el Camino de la Columnas de nuevo tuvieron que acudir los efectivos del SEPEI, a sofocar las llamas provocadas por unos desalmados, a los que habrá que ponerles coto antes de que un día haya un desgracia irreparable.

Ayna y Férez

No nos olvidamos de los ocurridos en los pueblos de la comarca del Sierra del Segura, Ayna y Férez, el pasado 6 de agosto, este último de gran virulencia y que se pudo primero controlar y después extinguir a poco kilómetros del término municipal de Hellín, desde donde se visualizar durante muchas horas las grandes columnas de humo y las llamas. En esta ocasión no faltó tampoco el habitual desfile de autoridades y, menos mal, la eficaz intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ubicó su centro de operaciones en el Pabellón Deportivo “Adolfo Suárez” y el aparcamiento de su vehículos de operaciones en el aparcamiento del Recinto Ferial de nuestra ciudad.

Por último, dar cuenta de un pequeño incendio urbano en una vivienda de la Avenida de la Libertad, donde tres personas, un adulto y dos niños de 6 y 8 años, tuvieron que ser rescatados de las llamas y trasladados al Hospital Comarcal por inhalación de humo.

Este es un pequeño resumen de lo ocurrido, aunque hay que tener en cuenta que estamos en pleno mes de agosto, que las temperaturas, tras un pequeño respiro, anuncian que volverán a subir, por lo que será necesario muchísima precaución y prudencia para que no tengamos que volver a dar referencias de esta serie de siniestros que tanto daño pueden hacer.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca