Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

¿Quién quema los montes de Hellín? II

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
¿Quién quema los montes de Hellín? II

Se cumplen 10 años del incendio de la Sierra de Los Donceles

El Espectador

“Serían las 12,55 h. del pasado domingo, día 1 de julio, cuando muy cerca de la presa de San Diego, junto a la margen derecha del río Mundo y a pocos kilómetros de la pedanía de Mingogil, se veía con toda nitidez brotar una columna de humo negro que encendía todas las alarmas”.

Con estas palabras se iniciaba el 7 de julio de 2012, hace 10 años, la extensa referencia que EL FARO DE HELLÍN publicaba en su número 153 titulada “Crónica de un incendio anunciado” donde quisimos dar a nuestros lectores una visión lo más completa posible sobre lo ocurrido en nuestro término municipal los pasados días, una tragedia que destruyó uno de los pulmones de la comarca, con parajes de increíble belleza que por culpa de aquel incendio, que nunca debió de ocurrir, se convirtieron en cenizas.

Tal como está ocurriendo en estos días, en que una gran extensión de la llamada “piel de toro”, se consume por culpa de las llamas que arrasan todo lo que encuentran a su paso, el calor había sido horrible, la sequedad total del terreno, tras largos meses sin lluvia y sobre todo, el fuerte viento racheado, es decir los tres factores más favorables para que se propaguen los incendios en los términos rurales, hicieron que las llamas se extendieran con rapidez por toda la sierra de Los Donceles, haciéndose incontrolables a pesar de los esfuerzos de los equipo de extinción del SEPEI de Hellín apoyados dos helicópteros y una avioneta de reconocimiento, que aparecían a los pocos minutos en el horizonte.

Así, seguía relatando EL FARO DE HELLÍN la tragedia:
“Durante toda la tarde de este malhadado día, aunque para la mayoría de los españoles fue una jornada de alegría por la victoria de la selección de fútbol, para unos poco fue de una total desdicha, viendo impotentes como el siniestro iba avanzando imparable, a pesar que a estas horas ya eran muchos los efectivos que estaban luchando para detener el desastre, múltiples efectivos humanos, apoyados por medios mecánicos, ya fueran aéreos o terrestres, pero el fuego, a través de los montes cercanos a las pedanías de Minas y El Salmerón ya había llegado a la región de Murcia que tuvieron que ser evacuadas trasladando a sus habitantes para buscar refugio en Calasparra, Agramón o Hellín”.

Parajes como la Chamorra, el Prado Piñero, la Hoya del Conejo, el Barranco de las Ánimas, el Tesorico, o el Hondón, por nombrar algunos, eran arrasados ante la impotencia de los bomberos y brigadistas.

Junto a ellos, otro numeroso grupo de personas como los miembros de la Cruz Roja, Protección Civil, Guardia Civil, Policía Nacional y Local preparados siempre para ofrecer su colaboración y gente de los pueblos de esta comarca, sus pedáneos, Jesús Domínguez, responsable de La Escarihuela, que desde el primer momento ofrecía sus instalaciones para acoger a un buen número de refugiados.

Como decíamos en aquella ocasión, con el nuevo día, tras una noche infernal, y nunca mejor empleada la definición, “llegaron los políticos de alto standing”, que así cumplían con sus obligaciones, interesándose por lo que estaba ocurriendo, elogiar a los profesionales que “estaban batiéndose el cobre en la lucha contra el incendio” y prometer que harían una urgente petición al gobierno de la Nación, ante la magnitud del incendio, para el envio con toda la rapidez posible de las fuerzas de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

La llegada de la Unidad Militar de Emergencia UME
Fue una decisión importantísima pues su llegada con más de 100 militares y amplios medios de tierra y aire fueron el gran obstáculo para la temida propagación del fuego.
Ya entrado el medio día, aterrizaban en el puesto de mando los responsables de los Ministerio de Agricultura y Defensa, Arias Cañete y Pedro Morenés, respectivamente, que prometieron, al ver el aspecto desolador de aquellas tierras que contemplaban, se comprometieron a reforzar con cinco nuevas avionetas y un helicóptero, para controlar cuando antes el incendio, refuerzos que no tardaron de aparecer por el horizonte contaminado de Agramón, que junto a los efectivos de la UME, para que apareciera un rayo de esperanza ante la catástrofe ecológica que se estaba viviendo en la comarca de Hellín.

“El amanecer del martes fue más optimista, relataba el semanario hellinero, en la región de Murcia todo estaba controlado y se podía contar con sus efectivos si fuera necesario, el bloque de la UME, daba orden de retirada, dejando un retén y el incendio pasaba a nivel 1, con la esperanza de poder apostar para el día siguiente dar por extinguido”.

6.466 hectáreas quemadas
Entonces, tras recorrer el perímetro del siniestro y después que “se nos cayera el alma a los pies” al presenciar tanta desolación y ruina, llegaba el momento de hacer el primer balance:
Se habían quemado 5.466 hectáreas, en el término municipal de Hellín (a las que había que unir 1.000 más de la región de Murcia), de las cuales 3.000 eran de arboleda y matorral, a los parajes afectados ya consignados había que unir el Maeso y los Arberdinales. Como también importantes daños en el pantano de Camarillas, donde se habían quemado las casas allí ubicadas y la vegetación de alrededor, viéndose afectados asimismo parajes de gran belleza como el Cañón de los Almadenes.

Desde el primer momento se empezó a rumorear sobre la posibilidad de la autoría del incendio hubiese sido intencionada, mientras que distintas fuentes indicaban que la Guardia Civil había abierto investigaciones sobre el terreno para conocer las causas reales Mientras desde el Ayuntamiento, tras la realización de una sesión plenaria extraordinaria y urgente se aprobaba la solicitud de declarar zona catastrófica y así para poder reclamar ayudas económicas extraordinarias.

Detenido por la Guardia Civil el presunto autor del incendio
Habría que pasar más de siete meses para que nos llegase un comunicado de la Guardia Civil de Albacete que daba razón a los que achacaban el incendio a la mano de un hombre:
“23 de febrero de 2013: Efectivos de EPRONA (Equipo de Protección de la Naturaleza) de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete detuvieron a F.A.C.V. de 49 años de edad y vecino de Hellín, como presunto autor del delito de incendio forestal ocurrido en el paraje “Cueva Negra, dentro del término municipal de Hellín.

El dispositivo establecido por la Central Operativa de Servicios (C.O.S) de la Guardia Civil de Albacete alertaba de la localización de un posible foco de incendio en uno de los márgenes de la carretera CM-3259 (Albatana-Jumilla)”.

Más adelante, este comunicado indicaba que se había localizado un vehículo que no se había detenido haciendo caso omiso de sus señales continuando su marcha a gran velocidad, hasta que unos kilómetros más adelante la misma patrulla consiguió pararlo y detener al único ocupante.

Con las primeras averiguaciones se supo que aquella tarde se habían producido tres conatos más de incendio en el término municipal de Almansa, y se determinó que varios incendios, más de 12, cometidos en el término municipal de Hellín, entre ellos el iniciado el 1 de julio del año 2012, que resultaron afectadas 6.859 hectáreas entre las provincias de Albacete y Murcia, podían ser supuestamente, obra de este individuo.

También se comprobó que F.A.C.V había trabajado durante varios años en el GEACAM (Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha), que tiene como uno de sus cometidos prevenir los incendios forestales y participar en su extinción, y que, el año 2.012 debido a la crisis económica hubo recortes en los contratos y uno de los afectados fue el detenido.

Ahora, ya no hay más que contar, Francisco Javier C.V., “el hombre que odiaba los montes”, ya no existe, su trágico final le evitó un vergonzoso juicio y, lógicamente, el ingreso en la cárcel. El daño causado fue irreparable, pero como hemos comprobado en los últimos meses, fatalmente siguen existiendo personas que continúan su incompresible manera de actuar.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!