Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Picotazos veraniegos

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Picotazos veraniegos

Antonio García

Hoy me apetece el picoteo. Esta calor estival no me deja concentrarme y seguir un hilo con el que poder completar una página. Es como esas reuniones de amigos donde se habla de todo, hasta el punto que se juntan cinco y llevan pa´lante seis conversaciones. ¿Les ha pasado alguna vez? La ventaja es que aquí hablo yo solo, y sin discutir con nadie. Contando además con la prerrogativa de que nadie me interrumpe. Pero en fin, dejémonos de rodeos y entremos en faena, que a la postre nadie me quita el trabajo de rellenar un artículo.

Hace días, leí en un periódico de tirada nacional algo que presentaba como “la opinión de los españoles”. De entrada, esto siempre me ha hecho gracia, y me asombro de la facilidad con que la prensa obtiene esa opinión nacional, masiva. Porque no dicen “de unos cuantos” o “de muchos”, y ni siquiera “de la mayoría”, no. De los españoles. A secas. O sea, de todos. Cosa que me produce cierta desazón, porque lo que es a mí nunca me han preguntado… Pues bien, resulta que “los españoles” opinan que la Manada está demasiado tiempo en televisión. Un 71,1 por ciento (no se de entre cuantos) reclama que no se convierta es estrellas a los condenados (no dicen que condenados “en primera instancia”) y otro 55,5 critica que esto banaliza el delito. Yo, qué quieren que les diga, me huele a que la encuesta la hicieron entre los empleados de la redacción. Pero qué curioso, páginas más adelante el rotativo nos informa con detalle que el Guardia Civil intentó sacarse el pasaporte, etc., etc. ¿Me siguen? Lo que el diario omite con total alevosía es que, son precisamente los medios de comunicación los que han creado este folletín. Periódicos y televisiones que viven del marujeo y del morbo. Porque, que yo sepa, los muchachos todavía no han abierto la boca ni nadie los ha entrevistado. Y que yo sepa ni es el único delito ni el más grave de cuantos ocurren a menudo en España en el terreno que nos ocupa. Pero…

Uno de Enero, dos de Febrero, tres de Marzo, cuatro de Abril… Este año, un grupo de “animalistas”, de esos y esas que quieren más los animales que a la mismísima madre que los parió, han dado la nota en Pamplona protestando, en vísperas del chupinazo por los encierros y las corridas de toros. <<Tauromaquia, abolición>>. <<San Fermín sin crueldad>>. <<San Fermín, fiesta sin sangre>>. <<La tortura, ni es arte ni es cultura>>. Y sobre todo esta última, que me ha llamado poderosamente la atención: una portavoz dio las gracias a los asistentes a la “mani” <<por ser valientes y poner voz a quienes no la tienen>>. Me hicieron pensar que bien podrían gritar dicha consigna en las puertas de los abortuorios. ¡Se sacrifican tantos seres humanos inocentes e indefensos sin que nadie les preste su voz! Ya les hubiera gustado a muchos niños, asesinados antes de nacer, tener la importancia de un toro… Sangre, muerte, crueldad y hasta despiece, que parece no inquietar a muchos animalistas.

Perico Sánchez, el derrochador nuevo inquilino de la Moncloa, hace no mucho dejó bien claro, públicamente, que él es ateo. Y que, por consiguiente, la religión no debe estar en las aulas, sino solo “en las iglesias”. Obsérvese la exclusiva referencia a la religión Católica. Porque podría haber mencionado iglesias, mezquitas, sinagogas… Pues no, en las iglesias, que es el nombre de los templos cristianos. O sea, blanco y en botella: la agenda a seguir, la “hoja de ruta”, el objetivo, es cargarse el cristianismo, como así lo tuvo marcado su antecesor Zapatero, al que le fue marcado por la masonería dominante. Resultando además que a la Constitución Española le den por saco. Sin embargo, como ciudadano libre me voy a permitir recordarle a este neomarxista pegafuegos un par de artículos de nuestra Carta Magna. En el 27 se re-conoce el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, admitiendo expresamen-te el derecho de los padres a elegir la formación “religiosa y moral” que esté de acuer-do con sus propias convicciones. Artículo este en el que se están meando todas las fuerzas políticas del país. Pero atención al 16: reconoce el derecho de libertad ideoló-gica, religiosa y de culto a todas las personas y a las confesiones. Y el 9.2 de la Constitución exige a los poderes públicos que promuevan las condiciones para que la libertad y la igualdad de los individuos y de los grupos en que se integran (como son las confesiones) sean reales y efectivas. Deberán, además, eliminar los obstáculos que lo impidan o dificulten. ¿Quieres más, cacho inútil? Pues toma, esto es lo que dice el artículo 10.1: la dignidad de la persona y los derechos inviolables que le son inhe-rentes, son el fundamento del orden político y de la paz social. La persona, por tanto, debe ser el perno a través del cual debe girar todo el sistema político y jurídico de Es-paña. ¿Oído, cocina? Pero quiá, no hay más sordo que el que no quiere oír. Eso sí, bien saben usar las leyes para imponer ideologías perniciosas y destructivas, que ninguna “mayoría” les ha reclamado. Y hasta creo que a este títere del sistema mundialista no le importaría ponerse a la altura de Daniel Ortega, el dictador nicaragüense, cuyas fuerzas paramilitares y simpatizantes están destrozando iglesias, persiguiendo cruentamente a los sacerdotes católicos del país y atacando verbal y físicamente a los obispos en sus visitas pastorales. Le molestan mucho a su régimen tirano y cobarde. Porque todas estas acciones no merecen otro nombre: cobardía. Denigrante abuso de poder.

Estos imbéciles, ignorantes de alma podrida, por más que destruyan jamás entenderán las palabras de San Pablo: <<Vivo contento en medio de mis debilidades, de los insultos, de las persecuciones sufridas por Cristo>>.

Al final serán derrotados y la Verdad nos traerá sus días de gloria.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca