Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Pedro Macanaz Macanaz (III)

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Pedro Macanaz Macanaz (III)

Nació y murió en Hellín – 256 años del nacimiento y 190 de su muerte

(Hellín, 6 de julio de 1764 – ibídem, 6 de septiembre de 1830)

Fructuoso Díaz

El padre de Pedro Macanaz: Antonio Macanaz y Garay Coa, natural de Cádiz. Su madre: María Maximiliana Macanaz y Cortés Tamisón, nacida en Lieja, Flandes. El padre, Antonio, es capitán de caballería de Montesa, Orden militar y religiosa fundada en el siglo XIV por Jaime II de Aragón. Su madre, María Maximiliana, es la hija única del hellinero don Melchor Rafael de Macanaz Fernández-Montesinos, una de las personalidades más excelsas en la Historia de España.

Pedro Macanaz, ministro del Tribunal de Cuentas

Carlos IV <<reinó por la inercia de reinar>>. Sin la altura de su padre, Carlos III, persona insegura, dejaría en manos de su esposa, María Luisa de Parma, y de su valido, Manuel Godoy, los asuntos de la gobernabilidad del Estado cuando España pasa por situaciones muy difíciles tanto interiores como en política internacional.

Al iniciar Carlos IV su reinado (1789), Pedro Macanaz es nombrado embajador en Rusia (Encargado de negocios) y seis años después, en 1795, ministro del Tribunal de Cuentas.

Pedro Macanaz y Manuel Godoy
Pedro Macanaz debe contemporizar muchas de sus actuaciones con los deseos de Godoy, quien sería casi más un privado de la reina que del propio monarca. Macanaz se muestra partidario y defensor de una monarquía absoluta y está más cercano a la persona del rey que a los debates en torno a los asuntos de Estado. Sus actuaciones discurren más en torno a los asuntos que rodean la persona del monarca que a la intervención en el debate público entre absolutistas y liberales.

De familia de hidalgos extremeños, con situación económica desahogada pero no opulenta, Manuel Godoy entra en la Corte como guardia de corps en 1784. Tiene 17 años. En poco tiempo asciende a coronel y, al año siguiente, a mariscal de campo (cargo similar al de general de brigada hoy). Entonces ya es de dominio público la especial relación que el militar mantiene con la reina María Luisa de Parma.

Godoy es un hombre de la Ilustración, un autodidacta con enorme ambición personal, listo, arribista, petulante y con probada capacidad de trabajo. Conseguiría reunir uno de los más brillantes equipos ilustrados de la época: Cabarrús, artífice en la creación del Banco de San Carlos; Jovellanos, ministro de Justicia; Saavedra, de Hacienda; Menéndez Valdés, Urquijo y otros trabajarían en un progama que finalmente no podrían ejecutar.

La caída de Godoy
La caída definitiva de Godoy se produce a raíz del motín de Aranjuez (17 y 18 de marzo de 1808). Un amplio sector de la nobleza en contra de su trayectoria, con el apoyo del futuro Fernando VII, heredero a la Corona, unido a la situación de tensión política por la entrada de tropas de Napoleón en la Península, provoca la sustitución de Godoy. Dos días después, Carlos IV abdica en su hijo Fernando VII, y este envía una misión de nobles al emperador francés ofreciéndole ser su aliado.

El general francés Murat se hace cargo de los reyes padres y los conduce a Francia entre un ambiente de protesta de un sector del pueblo madrileño. Napoleón otorga la Corona española a su hermano José Bonaparte. Es la abdicación de Bayona. (continuará)

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca