Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Núñez critica en Hellín la falta de apoyo de García-Page para reindustrializar la comarca

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Núñez critica en Hellín la falta de apoyo de García-Page para reindustrializar la comarca

Y promete, en caso de salir presidente, crear empleo a través de la transformación de los productos agrícolas

En la tarde de hoy, el presidente regional del PP y candidato a la presidencia de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, realizó una breve visita a Hellín, donde fue recibido en la Plaza de Santa Ana por un buen número de afiliados con una cerrada ovación al descender de la ya popular “Paconeta”.

Allí, le estaba esperando el candidato a la alcaldía de la ciudad, Manuel Serena, junto a miembros del consistorio hellinero y la mayoría de las personas que figuran en su lista para intentar recuperar el gobierno del Ayuntamiento.

Ya, tras la palabras de presentación de Candidato, donde hizo hincapié en la necesidad que existe en la ciudad por que Francisco Núñez sea presidente de la región para tener un futuro mejor.

Núñez, en sus primeras manifestaciones donde expresó su satisfacción por visitar otra vez Hellín, y recordar “una de las sensaciones más mágicas vividas que es el compartir con los hellineros el paso del Cristo de Medinaceli por el Rabal”, dijo pensar que puede volver a Hellín como presidente de Castilla-La Mancha dentro de unos días, le llenaba de satisfacción.

Más adelante, afirmó que en los últimos años había sufrido con las gentes de esta ciudad la falta de empleo y la falta de apoyo del gobierno de García-Page, a la hora de aplicar políticas que puedan volver a industrializar el municipio de Hellín.

“Yo he sufrido con los hellineros la falta de ayuda para mejorar la biblioteca, el abandono del Museo de Semana Santa, que no hay que olvidar que es de Interés Turístico Internacional y su tamborada Patrimonio Inmaterial de la Unesco. Todas esas promesas que no han llegado”

También recordó el primer Consejo de Gobierno itinerante que celebró Emiliano García-Page en Hellín, un 22 de septiembre del 2015 donde prometía una serie de medidas que se han quedado sin cumplir

“Yo quiero, continuó, ser presidente de Castilla- La Mancha para venir a Hellín y trabajar junto al Ayuntamiento y los empresarios; para generar empleo industrial en Hellín y creo que es fundamental la estrategia para la transformación de los productos del campo en industria alimentaria que podría tener aquí su epicentro, y por ello hay que apostar por Hellín y su comarca”.

No podía faltar en este rápido repaso un tema tan polémico como es el agua:
“Sin agua no podemos desarrollar el futuro del campo. Va a haber un Pacto por el Agua, estoy seguro, y nosotros tenemos que blindar nuestra posición, para asegurar que no va a faltar agua en una comarca tan necesitada como la de Hellín, y asumir los acuerdos que nos propongan las gentes que sabe de agua, los regantes, los agricultores, los técnico o los empresarios”.

La Semana Santa de Hellín es un autentico espectáculo que hay que proteger
Tras hablar de los problemas de los autónomos y la necesidad de cambiar sus normativas, Paco Núñez terminaba su intervención con estas palabras:

“Yo quiero ser el presidente que más proteja y más trabaje por nuestras tradiciones y fiestas populares. La Semana Santa de Hellín es un autentico espectáculo. Es una maravilla y vivir la tamborada es mágico igual que vivir el Medinaceli en el Rabal, y al que no le guste con no venir tiene bastante. Pero ningún gobierno de izquierda radical, como el de Emiliano García Page, puede decir a un hellinero si puede venerar a su santo o puede tocar el tambor. Las tradiciones se protegen, la Semana Santa se cuida y las actividades de religiosidad popular si yo gobierno van a seguir protegidas”.

Ya a preguntas de los informadores, sobre el tema de actualidad como ha sido la donación Amancio Ortega por la lucha contra el cáncer. Núñez se mostró igual de tajante:

“Hombre escuchar al señor Echenique, que no daba de alta a su empleada del hogar hablar de Amancio Ortega es bochornoso. Pero lo triste no es que estemos criticando que de ayuda a nuestra Sanidad y a la investigación, lo triste es que el presidente de Castilla-La Mancha tenga sentado a su derecha al vicepresidente de la región y líder del partido, José García Molina, que hace estas críticas. Page lo consiente, se calla y además se plantea seguir gobernando con ellos”, concluyó.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca