Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Nuestro grano de arena

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Nuestro grano de arena

En muchas ocasiones pienso, que habrá personas a las que empalague con mis escritos o videos sobre Hellín. Y no lo censuraría, al contrario, lo entiendo perfectamente.

Es probable que crean que no soy consciente de la realidad social que vivimos, y no es así. Porque como hellinera que soy, paso más tiempo en Hellín de lo que muchos piensan.

Siempre que voy, intento dar un paseo por la parte vieja, últimamente (antes de la pandemia) muy tranquilo, muy bonito, decorado con todo el esfuerzo y cariño que ponen las personas que componen la Asociación del casco antiguo, no sé si con la ayuda del ayuntamiento.

Somos muy propensos a culpar a los demás de lo que hacemos mal, o, simplemente no hacemos.

¿Cómo estaría el casco antiguo si los hellineros subiésemos a pasear con los niños, con los amigos?

Estoy segura de que muchos pequeños empresarios empezarían a apostar por ubicar sus negocios en esa parte del pueblo.

Posiblemente no sucederían las cosas que pasan, y de lo contrario, se mantendría a raya a los que intentan romper la armonía. Y esto si depende de los políticos.

Haría cualquier cosa porque esas callejuelas volvieran a tener vida.

Y lo único que puedo hacer es transmitir su esencia a través de mis escritos y videos. Porque si eres de los que en los años ochenta y setenta paseaste por ellas, es imposible que no puedas reconocer de lo que hablo.

El corazón de los pueblos está en la parte antigua, lugar en el que latieron nuestros ancestros. A mí, personalmente, no me interesa nada lo nuevo, y cuando visito alguna ciudad, siempre busco el lugar en el que todo se inició.

El mundo está cambiando a toda velocidad. El virus silencioso del pasotismo se está instalando en nuestras mentes; la dejadez, indiferencia, la falta de respeto hacia nuestro patrimonio, incluso tradiciones y hábitos, se deja notar por todas partes.

Sí, ya sé que estarás pensando: El casco antiguo está repleto de personas que no son de aquí.

Pero eso no justifica nada. Vivo en Suiza y aquí hay unas normas y si cualquiera de los extranjeros que aquí estamos nos las saltamos, nos penalizan, no sale gratis.

Y cuando alguien se las salta a la torera varias veces, simplemente lo echan.

Si no hay normas y todo queda impugne la gente hace lo que quiere. Pero si se hace cumplir la ley, la gente, aunque sea por miedo, no les queda otra que cumplirla.

Aquí convivimos personas de todos los paises: españoles, portugueses, alemanes, árabes, italianos, suizos…, unos mejores que otros, pero todos cumplimos.

Estoy haciendo unos cuentos para niños cuyo escenario es Hellín. Los hago en video para que puedan verlos las veces que quieran a través de la televisión. Os los iré pasando por Facebook.

Mi intención es inculcarles amor por el lugar en el que viven y que vayan conociendo su historia.

Ayúdame, pon tu granito de arena. Convirtamos entre todos a nuestro pueblo en un lugar seguro para vivir.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca