Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Manuel Mínguez presenta informes que alejan toda sospecha sobre el incidente en la planta de gas

Article   2 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Manuel Mínguez presenta informes que alejan toda sospecha sobre el incidente en la planta de gas

En ellos se asegura la tranquilidad total de los ciudadanos

Tras últimos problemas surgidos por el escape de odorizante en la planta de gas de la empresa Redexis Gas, el alcalde de la ciudad creyó conveniente dar una serie de explicaciones y presentar los pertinentes informes, sobre lo sucedido en la madrugada del pasado 22 de agosto en nuestra ciudad.

Manuel Mínguez, comenzaba su comparecencia haciendo mención de los temores de los vecinos, especialmente los del barrio de la Olivarera y Hospital, los más cercanos a la planta donde tuvo lugar el incidente, sobre las consecuencias desconocidas o ocultadas que podrían traer este suceso. Según dio a conocer él había tenido una reunión con un grupo de vecinos de aquellos barrios, donde les presentó informes del SEPEI Policia Nacional y Local, al mismo tiempo que tomaba nota de las preguntas que le hacían estas personas sobre estas dudas.

El alcalde dio a conocer los informes que faltaban y que, asimismo aseguró, los había hecho llegar a los vecinos, como eran los de la empresa Redexis, propietaria de la planta de gas; de los técnicos del Ayuntamiento, firmado por la Arquitecta Municipal, y el del gerente del Hospital Comarcal de Hellín.

En el emitido por Redexis Gas, tras aclarar que en relación al odorizante se emplea un liquido denominado Tetrahidrotiofeno (THT) que se utiliza en todo el sistema gasista español, “que si bien en concentraciones de vapores elevadas es un producto catalogado como tóxico, cuyos mayores efectos posibles por inhalación de vapores de reducen a riesgos de irritación temporal de ojos y vías respiratorias, pero únicamente en espacios cerrados o muy próximos a elevados derrames de esta sustancia”.

Volumen de 30 litros de odorizante (THT)
“En el caso concreto, continúa el informe, del ocurrido en la planta de Hellín, el volumen derramado fue aproximadamente de 30 litros y ocurrió en un espacio abierto y alejado suficientemente de la población, por lo que no conlleva riesgos para la salud de la personas”.

Asimismo se asegura que la planta de Hellín cuenta con un Plan de Emergencia interior y no necesita un Plan de Emergencia exterior. Dando las necesarias explicaciones sobre las causas del derrame, que achacan a la rotura de una pieza roscada donde se aloja una sonda de control de nivel del deposito de odorizante, añadiendo que se están estudiando las causas ya que contaba con todas las garantías y controles necesarios.

Por su parte el gerente del Hospital certifica que consultados los registros de los Servicios de Urgencias del Centro correspondientes a estas horas, no consta la existencia de ningún proceso medico asistencial o indirectamente con el escape que se hace referencia, ni aparecen, tras los análisis efectuados, cuadros respiratorios, oculares, otorrinolaringológicos, ni d piel y mucosas ce carácter irritativo en cuya anamnesis se refleje como hecho casual el contacto con el odorizante.

Sin riegos de atmósferas explosivas
Manuel Mínguez también había puesto a disposición de los informadores el informe del SEPEI donde se refleja el parte de actuación, desde que se dan las primeras llamadas de alarmas del vecindario cuando se perciben los primeros olores, para ponerse posteriormente en contacto con la Policía Local y la Comisaría De la Policía Nacional para trasladarse a la empresa y cambiar impresiones con los trabajadores de la empresa que ya estaban al corriente de la anómala situación dando previo aviso a los técnicos de Repsol Gas y Redexis Gas.

En las conclusiones realizadas por el Jefe de Servicio se explica “que cuando la fuga es solamente de odorizante como se demostró en esta ocasión, este no tiene más consecuencias que el desagradable olor sin riesgo a encontrar una atmosfera explosiva”.

Añadiendo que “en las actuaciones llevadas a cabo se percibía olor a odorizante, pero utilizando el aparato detector de atmósferas explosivas, no se detecto ningún valor por lo que se deduce que las fugas eran únicamente de odorizante, circunstancia esta que fue confirmada por los técnicos de la planta”.

Por último desde el Ayuntamiento se aclara que la planta dispone de Licencia de Actividad, que está puede ser molesta y peligrosa, que asimismo no es una industria fabril cuyo emplazamiento de la actividad debe de estar a más de 2. 000 metros de l núcleo más próximo de población, por lo tanto no tiene que cumplir esa norma, comparándola con los depósitos aéreos de gas propano colocados en las azoteas de la viviendas.

Por último aclara que esta actividad se desarrolla a una distancia del suelo urbano entre 1 kilómetro a 1,2 kilómetros teniendo la instalación el carácter de aislada, sin que exista colindancia con viviendas.

Article   2 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca