Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La planta de la toma de agua del paraje de la Vicaría ya es una realidad

Article   1 Comment
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La planta de la toma de agua del paraje de la Vicaría ya es una realidad

Con un caudal de más de 500 litros por segundo

En la mañana del jueves se llevó a cabo la inauguración oficial de la planta de la toma de agua con impulsión al canal del Comunidad de Regantes Juan Martínez Parras, desde el paraje de la Vicaría sobre el río Mundo.

Con anterioridad, en el local de la Comunidad en ese lugar, se llevó a cabo un acto donde acudieron los numerosos invitados. Allí, presidente, Ángel Blázquez, fue el primero en tomar la palabra e inició su intervención dando las gracias a todas las personas que de una manera u otra habían contribuido a hacer realidad esta obra, que era un anhelo de todos los comuneros y beneficia al consumo de agua potable para la población de Hellín.

Así, habló del estado del túnel del Trasvase por donde transcurre el agua, con una longitud de 45 kilómetros y que en alguna ocasión, por su estado, ha sufrido derrumbes con todas las consecuencias que lleva consigo, por ello se había realizado esta planta como alternativa donde se pueden elevar 250 litros de agua por segundo, más los 200 del pozo de El Boquerón y los 65 de otros pozos de la Martínez Parras, que darían un caudal de más de 500 litros por segundo suficientes para los riegos de socorro.

«Estos derrumbes del túnel supondrían la pérdida de todas las cosechas que se quedarían sin agua para el riego y también del suministro de agua potable para los ciudadanos de Hellín y sus pedanías, por ello nace la necesidad de crear una nueva vía después del túnel».

Más de medio millón de euros de costo
“Por otro lado, continuó, quisiera decir que esta obra ha tenido un coste de 507.703,25 euros más el IVA y está financiada por los regantes en un 90 por cien pues el Ayuntamiento participa con el 10 por ciento restante, no como subvención sino como derecho de utilizar el agua para, reiteró, abastecimiento de la población del municipio”.

A continuación, intervino el concejal del Ayuntamiento de Hellín, Emilio J. Pinar,
que excusó la ausencia del alcalde de Hellín, Ramón García, y del concejal de Agua, Julián Martínez, por causas ineludible que les había obligado a viajar hasta Toledo.

Tras felicitar a la Comunidad de Regantes, «por haber hecho realidad una obra deseada durante mucho tiempo, que vendrá a dar seguridad a la concesión para riego y que beneficiará a toda la población de Hellín».

Por último, significó que «el futuro siempre resulta incierto, una obra como la que hoy inauguramos garantiza la llegada del agua ya que la infraestructura por la que nos abastecemos, discurre por un túnel de muchos kilómetros, de gran antigüedad y, como es lógico, que puede dar problemas y complicaciones».

Por parte de la CHS, tomó la palabra su director técnico, Carlos Marcos, que, tras agradecer a la Martínez Parras su invitación, quiso excusar la ausencia del presidente, Mario Urrea, que no le había sido posible trasladarse por asuntos de agenda.

Regar con más facilidad y eficacia
Marcos, indicó que durante muchos años había trabajado en estas tierras por lo que le tenía un cariño especial del que podía dar buena cuenta Antonio Morcillo, que fue durante muchos años, presidente de la Martínez Parras, allí presente.

Asimismo, calificó esta zona como muy importante para la CHS, donde se esperaba que la obra realizada sirviese para que los regantes pudieran hacer su trabajo con “más facilidad y eficacia”.

Hito importante para la comunidad de regantes y la ciudad de Hellín
En su intervención, el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Albacete, Ramón Sáez Gómez, calificó el proyecto como «un hito importante para vuestra comunidad de regantes y el pueblo de Hellín” aunque se quejó de que no se hubiese contado para ayudar a la financiación con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

“Nosotros cada dos años sacamos una convocatoria para modernización de regadíos y cada año vamos aumentando el presupuesto, y pensamos que esta comunidad de regantes por su envergadura necesitaría alguna subvención importante por parte de la Junta, para una posible modernización. Por último, quiero destacar el esfuerzo que se están llevando a cabo entre el Gobierno regional y la CHS, en los regadíos sociales en la comarca de Hellín y espero que para futuros proyectos contéis con la financiación que pone a vuestra disposición la Junta, que ya sabéis que tiene las puertas abiertas para escucharos en todo momento».

También intervino Augusto Torrijos uno de los técnicos que han intervenido en la obra, que aseguró que se trataba de un proyecto complejo, en el que habían intervenido varias administraciones, con muchas gentes que habían colaborado y “puesto su grano de arena” para que la obra fuera una realidad”.

“No quiero morirme sin ver esta obra realizada”
Ya para ir finalizando y como no podía ser de otra forma, Blázquez pidió la intervención del anterior presidente de la comunidad de regantes, y actual responsable del Sindicato de Riegos, Antonio Morcillo, que le había dicho que más de una vez que “no quería morirse sin ver la obra realizada”.

El popular Pitoto hizo un recorrido histórico de la obra, deteniéndose en un periodo muy conflictivo donde dada la falta de agua de lluvia se tuvo que recurrir a los llamados pozos desequia, recordando los geólogos que llegaron a Hellín para marcar los referidos pozos. También recordó algunas de las vicisitudes que tuvieron que vivir los responsables de la comunidad de regantes antes de decidirse a realizar la obra con sus propios medios económicos, para terminar asegurando que no era partidario de la caducidad del trasvase pues porque el agua no llegaba de él,” por eso yo soy partidario del mismo».

Por último, se dio la palabra a Antonio Morcillo, montador de la parte eléctrica de la toma de agua, que dio algunos datos sobre sus características:
“Se ha instalado un equipo de bombeo de 400 caballos de 300 kilovatios, capaz de elevar 250 litros por segundo y provisto de un variador de electricidad capaz de regular en cualquier momento el caudal necesario que también sería útil para el tan necesario ahorro energético”.
Ya, terminadas las intervenciones, Ángel Blázquez procedió a poner en marcha la bomba de la toma de agua de la Vicaría.

Article   1 Comment
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca