Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

“La Ley Celaá ataca la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo”

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
“La Ley Celaá ataca la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo”

Afirmó en senador Ramón Rodríguez, en su visita a Hellín

El senador por el Partido Popular, Ramón Rodríguez, llegó en la mañana del pasado miércoles a la sede de Hellín de la calle el Sol con el único propósito de criticar con fuerza la reciente aprobación en el Congreso de los Diputados de la llamada Ley Celaá, sobre la Educación para lo que no se privó de argumentos y calificativos.

Tras la presentación del concejal Pedro García, que se ha convertido en una especie de “introductor de embajadores”, que no quiso dejar de hacer un recordatorio del día que se conmemoraba en contra de la Violencia de Género, cuya causa, indicó, contaba con el apoyo de su grupo y la adhesión a todas las medidas tomadas para hacer desaparecer esa lacra de la sociedad.

Las primera palabras de Rodríguez fueron para asegurar que esta ley lo primero que significa es un atentando contra las libertades de las personas, de las familias para elegir el tipo de educación que prefiere para sus hijos.

Tras hacer referencia a la respuesta que esta decisión había despertado, con miles de manifestación en contra para decir que no a la decisión añadió: “lo que pretenden es que los hijos pertenezcan al Estado y no a los padres. Esta es la ley que ha hecho la señora Celaá, junto con sus socios, podemitas e independentistas”.

Debilitar los tres centros concertados de Hellín
Tras declarar que su partido está a favor de la educación de calidad, por ello también de la educación estatal o concertada, y afirmar que ambas se financian con dinero con los impuestos que salen de los fondos públicos y ambas están en situación de debilidad por la falta de recursos y profesorado, el senador por Albacete aseveró que con esta decisión también se estaba intentando debilitar a los tres centros escolares concertados de Hellín, San Rafael, La Enseñanza (Compañía de María) y Capuchinos y por lo tanto a su alumnado y a sus familias.

“Esta ley lo que vulnera son los derechos fundamentales que acoge la Constitución, por tanto no es una broma ni una medida menor, y ataca la libertad, la igualdad y la justicia y el pluralismo”.

Ya entrando en el tema de los colegios de educación especial, afirmó que con esa ley en 10 años desaparecerían pues el objetivo era integran a esos alumnos con incapacidad intelectual en los colegios ordinarios:

“La justificación es que el objetivo es que los esos niños aprendan a convivir con los discapacitados. Como si fuesen cobayas. Los padres de la educación especial están que trinan pues no se puede tratar a todos los niños de la misma manera”.

Como en Cuba
Tras estas palabras, el senador definió la Lay Celaá con estas palabras:
“Esta no es una ley educativa al uso, eso es mentira, la verdad es un que es un pago entre tres fuerzas políticas: PSOE, Podemos y los independistas, que forman el bloque del gobierno. Podemos y los independentistas catalanes y vascos son perfectamente coherentes en su discurso. Ellos no engañan a nadie y defiende una educación estatal, como en Cuba”

Asimismo “descubrió” otro de los motivos de esta ley, que no era otro que “cargarse a los inspectores que se encargan de supervisar los centros de enseñanza y garantizar la normalidad, para poder nombrarlos a dedo”, algo que habían exigido los independentistas vascos y catalanes.

La ministra veleta
Ya para ir terminando, señaló con el dedo a la ministra Celaá al afirmar que había estudiado en un colegio concertado, sus hijas están en la concertada y que cuando era consejera de Educación en el País Vasco había sido la que más centros concertados abrió y defendió el castellano como lengua vincular “Es una ministra veleta que, según las circunstancias, va diciendo una cosa u otra”.

Ya por último hizo referencia a la posibilidad de pasar de un curso a otro “con los suspensos que hagan falta” algo que, afirmó, nace a través de los pésimos datos que obtiene la Educación española con el fin de mejorarlos.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca