Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La igualda de género es la clave para la supervivencia

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La igualda de género es la clave para la supervivencia

Vanessa González Callejas. Miembro de la ejecutiva local del Partido popular de Hellín.

Naciones Unidas, en el Día Internacional de la mujer, bajo el lema “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”, ha puesto el énfasis de esta fecha conmemorativa en visibilizar el papel que desempeñan mujeres y niñas de todo el planeta liderando acciones de respuesta y mitigación contra los devastadores efectos del cambio climático, con la finalidad de logar un futuro sostenible para las generaciones presentes y venideras.

No podemos obviar que el cambio climático es, a día de hoy, una realidad, un fantasma “natural” que avanza sigiloso entre nosotros cada vez más virulento en sus manifestaciones. Prueba de ello, son los estragos catastróficos que en los últimos años estamos padeciendo, desde riadas o nevadas antaño desconocidas, temperaturas inusitadas y sequías cada vez más prolongadas, que, sin lugar a dudas, nos hacen más vulnerables como sociedad generando un mundo más desigual social y económicamente.

En este contexto de incertidumbre mundial, de nuevo, son las mujeres y las niñas, el colectivo social más vulnerable a la amenaza del cambio climático, puesto que son más dependientes de los recursos naturales, viéndose desproporcionadamente amenazadas por sus terribles consecuencias, como lo son, el padecimiento de una mayor pobreza y, el sufrimiento de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

Es precisamente la “fragilidad aparente” ante este nuevo escenario social de mujeres y niñas, el que las convierte en líderes eficaces y poderosas en la lucha contra el cambio climático, alzándose como pieza clave en la lucha contra el mismo. Su participación en el diseño y la aplicación de respuestas contra el cambio climático garantizaría la adopción de políticas más igualitarias, con una mejor distribución de los recursos del planeta.

Por ejemplo, según datos publicados, por Naciones Unidas, dar a las mujeres un mayor acceso a los recursos productivos puede elevar la producción agrícola mundial, reforzar la seguridad alimentaria y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Si todas las pequeñas agricultoras tuvieran las mismas oportunidades de acceso a los recursos productivos, su producción agrícola aumentaría entre un 20 y 30 % y, por ende, de 100 a 150 millones de personas dejarían de pasar hambre.

En esta nueva realidad del s.XXI la igualdad de género entendida como “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños”, es un problema de TODOS, no sólo es un problema de las mujeres en nuestra lucha encarnizada y totalmente justificada por conseguir la plena igualdad de género, sino que, en esta nueva realidad, es el camino para asegurar nuestra supervivencia a nivel global. Entonces, ¿cómo podemos asegurar un mejor futuro como sociedad? La respuesta simple y llanamente, consiste en erradicar la desigualdad de género.

Como sociedad, debemos posibilitar que la voz de la mujer sea escuchada a nivel mundial, invirtiendo en medidas contra el cambio climático, dirigidas por mujeres y a favor de las mujeres, posibilitando su acceso a cargos de responsabilidad y organismos competentes.

Hay que empoderar a las mujeres emprendedoras y a aquellas encargadas de la toma decisiones en el hogar, dotar de voz y poder a esta generación de defensoras de la tierra y, exigir compromisos que apunten a construir un futuro igualitario y duradero para todas las personas.

Esta nueva etapa que se abre para nosotras es un desafío más, es el desafío del s.XXI, igual que para nuestras abuelas o madres lo fueron otros en la consecución de derechos y oportunidades. Gracias a ellas y, a todas aquellas mujeres, que en la época que les tocó vivir fueron valientes

reivindicando sus derechos, hoy día tenemos voz y voto y, pese a que todavía nos queda mucho que andar, juntos lo conseguiremos. Pero, sin lugar a dudas, en un día como hoy, son las mujeres que están padeciendo la guerra en Ucrania las verdaderas heroínas, armas en mano, luchando por su país y sus familias las que se merecen el mayor de los reconocimientos, sin miedo, demuestran el valor de la mujer y la fuerza poderosa de nuestro género.

En definitiva, hay que luchar por la igualdad de género para luchar por un futuro sostenible, sin igualdad de género hoy, el futuro sostenible e igualitario seguirá estando fuera de nuestro alcance.

 

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!