Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Justo Millán Espinosa, arquitecto (III)

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Justo Millán Espinosa, arquitecto (III)

(Hellín, 29 de mayo de 1843-Hellín, 4 de junio de 1928)

Su sueldo de arquitecto provincial, 2250 pesetas anuales

Fructuoso Díaz

La Diputación de Albacete le encarga el proyecto para construir un teatro en la capital manchega. Está fechado el 14 de enero de 1877, aunque no se edificaría en ese momento.

A mediados de diciembre de 1877, la Diputación lo nombra Arquitecto provincial, cargo que ya venía ocupando desde dos años antes. Su sueldo anual es de 2250 pesetas más 750 pesetas para gastos de salidas. Justo Millán sigue viviendo en Hellín.

En municipios de la provincia de Albacete, a partir de 1878, realiza obras diversas desde levantar un nuevo Ayuntamiento, una cárcel y una plaza pública en Molinicos hasta construir escuelas en El Bonillo, Villamalea, La Herrera, Alpera, Casas de Lázaro, Fuentealbilla, Higueruela, Vianos, Madrigueras, Alcalá del Júcar, Hoya Gonzalo.

En 1879 realiza en la capital la ampliación del Instituto de Enseñanza Secundaria, hoy Bachiller Sabuco, en plena avenida de España, frente al parque Abelardo Sánchez.

A finales de 1880 proyecta la Biblioteca Provincial de Albacete. Al año siguiente acepta los proyectos para construir el Hospital Provincial y realizar reformas estructurales en el Hospital San Julián, Casa de Misericordia y Casa de Maternidad de la capital albacetense.

Encargos del Obispado de Cartagena
En la provincia de Murcia el Obispado de Cartagena le encarga reparar los conventos de religiosas de Santa Isabel, el de Agustinas del Corpus, el de Dominicas de Santa Ana, entre otros. En Cieza realiza proyectos de ensanche de la población y un lavadero público en la falda de la sierra de Ascoy. En años sucesivos, Cieza, Abarán, Cartagena, Archena, Lorca, Puerto de Mazarrón, Aledo, Hellín, Villarrobledo, Chinchilla y en otras localidades de Albacete y Murcia ejecuta proyectos de obra civil y edificaciones religiosas. En 1879 el Ayuntamiento de Cieza lo nombra Arquitecto municipal.

Palacio de la Diputación de Albacete

El proyecto del palacio de la Diputación se firma el 13 de diciembre de 1877 y se coloca la primera piedra el 23 de enero de 1878. La edificación se levantaría en una huerta conocida como Bosque del Altozano, vía denominada inicialmente del Progreso, después de Alfonso XII, hoy avenida de la Libertad. El presupuesto de ejecución asciende a 150 000 pesetas. El 23 de enero de 1880 finalizan las obras y cuatro meses después, en mayo, ya aparece el edificio dotado de mobiliario. La planta de la edificación es rectangular. La portada se articula al centro, el ático se remata con un reloj y el escudo de Albacete. En el interior, las dependencias administrativas se distribuyen en torno al hueco de escalera de tipo imperial con soportes y estructuras de hierro fundido. El salón de sesiones aparece ornamentado con estucos dorados y llamativa decoración.

En el acto de inauguración del edificio, año 1880, está presente su maestro, Francisco Jareño, que actúa como corresponsal enviado por la Real Academia Bellas Artes de San Fernando, quien aprueba y recibe las obras.

En fechas ya recientes, en 1989, se realizan obras en el palacio de la Diputación para fijar el primitivo aspecto arquitectónico en algunos elementos del edificio. Estas obras contarían con la notable actuación del escultor almanseño José Luis Sánchez Fernández.

Palacio de la Diputación de Albacete. Palacio de la Diputación de Albacete.

Teatro Romea de Murcia
Con treinta y seis años comienza en la capital del Segura una obra que le otorgaría merecida fama, un proyecto de envergadura y uno de los más importantes del artista, junto al palacio de la Diputación de Albacete: reconstruir el teatro Romea. Tras un pavoroso incendio, ocurrido el 8 de febrero de 1877, el edificio está totalmente destruido. Es 1879 y el alcalde de Murcia entonces, Pascual Abellán, le encarga el proyecto para su reconstrucción en el mismo solar. Al año siguiente, se abría el teatro.

En 1879 nace en Hellín Antonio, su tercer hijo. Antes de cumplir 9 años sufre una grave enfermedad que acabaría con la vida del niño. Justo Millán recibe un serio impacto emocional del que tardaría en recuperarse.

El 11 de diciembre de 1880 se produce la segunda inauguración del teatro Romea, todo un acontecimiento para la ciudad de Murcia que se había preparado especialmente para el evento. Se representa La jura en Santa Gadea, drama teatral en 3 actos de Juan Eugenio Hartzenbusch, estrenada en el teatro del Príncipe 35 años antes, el 29 de mayo de 1845, sobre la leyenda de la jura de Alfonso VI en la iglesia de Burgos, juramento al que es sometido por el Cid Campeador. Aunque no es un hecho histórico, la obra tendría notable aceptación entre el público de entonces.

La noticia de la inauguración la recogía el Diario de Murcia al día siguiente. Escribía:
Cuando se levantó el telón para dar principio al programa de la fiesta, todos a una voz pedimos que se presentara en escena el arquitecto don Justo Millán, que tuvo una ovación justa y merecida; lo que allí se había realizado todo era pensamiento suyo; él era el numen creador de aquella obra y ante él se rindieron los aplausos y se pronunciaron los entusiastas bravos…. Con el público en pie y Justo Millán en el escenario los aplausos eran de tan alto volumen sonoro que, en opinión de algunos asistentes, el teatro esa noche parece que se caía. Seis años después, un nuevo incendio deja al Romea otra vez en ruinas. Millán lo reedifica.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca