Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Javier Sierra, a pesar de las nuevas tecnologías, sigue apostando por el libro de papel

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Javier Sierra, a pesar de las nuevas tecnologías, sigue apostando por el libro de papel

El autor, Premio Planeta 2017, se mostró impresionado por la gran asistencia de público al XVII Encuentro Provincial de Clubes de Lectores

Javier Sierra, tuvo la gentileza de aplazar por un momento su ingente labor de firmar sus libros, para atender a los responsables de los medios de comunicación. Estas fueron sus palabras:

“Es bastante impresionante ver como se moviliza los lectores de toda la provincia de Albacete para encontrase aquí en Hellín. Me han dicho que hay más de 600 personas, Esto es una experiencia que se está repitiendo en más provincias españolas y que demuestra que la España vacía, de la que nos quejamos todos, está llena de lectores, algo que es motivo de satisfacción para los que nos dedicamos a escribir”.

Sobre este encuentro el escritor reflejó su importancia:
Yo en este encuentro espero intercambiar impresiones, que no sea solamente un monólogo, quiere contar sobre el oficio de escribir, pero también quiero percibir esa mirada con la que los lectores se acercan a mis libros, que suele complementar mis historias, por eso yo siempre digo que no escribo un libro sino tantos como lectores tengo, porque cada uno termina volcando sus anhelos en él. Todo esto convierte a la experiencia lectora la más enriquecedora que se puede ofrecer eso que llamamos, o mal llamamos, entretenimiento, ya que siempre he creído que la lectura es un proceso de evolución, de formación, para quien se acerca a ella.

Las nuevas tecnologías ocuparon un importante lugar en esta entrevista:
“Yo creo que las nuevas tecnologías lo que han hecho es sumar lectores, y sobre todo donde los han atrapado ha sido entre las nuevas generaciones, que han descubierto en estas tecnologías una vía de acceso a la lectura, que a veces puede ser difícil cuando se vive en una población con una biblioteca muy pequeña, donde no hay una librería cercana”.

Las nuevas tecnologías-continuó- son una especie de zaguán por donde los lectores entran a la gran literatura, pero, según mi opinión, se disfruta más en papel, pensemos que el libro es una tecnología, entre comillas, que lleva funcionando más de 500 años, desde la fundación de la imprenta, que nunca pierde la batería ni la conexión, que siempre se mantiene y siempre emociona de la misma manera. Ahí está la clave.

Javier Sierra ante la pregunta sobre su logro de situar sus novelas en las listas de los libros más vendidos en Estados Unidos y otros países de habla anglosajona, explicó:

Creo que este hecho no solo es importante para mí, sino para quienes escribimos. Para mí esto tiene un mensaje muy claro que nos dice que una buena historia es universal. A Miguel de Cervantes le llegó tarde, pues se convirtió en un autor fundamental a partir del siglo XIX, pero ya se demostró que una buena historia, aunque parezca local, como es el caso de El Quijote, puede ser universal. Este es el mensaje que yo dedicó a los compañeros y compañeras que se dedica a este oficio de escribir. Hay que hacerlo bien, contar historias que enganchen, y si enganchan a un lector en Albacete es fácil que enganchen a un lector el Gamberra.

El escritor también se mostró optimista respecto a los lectores juveniles al asegurar que el joven que leyó con entusiasmo, por ejemplo, a Harry Potter, después podrá saltar a Cervantes o Ruiz Zafón.

Sobre la importancia de las bibliotecas señaló:

“Creo que es una parte fundamental de la estructura de la sociedad moderna, yo aprendí a leer en biblioteca y fui lector de biblioteca desde muy temprana edad. Yo nací en una ciudad pequeña como es Teruel, donde el niño tenía un acceso muy limitado a los libros y a la cultura y fue en la biblioteca donde se sació mi hambre, mi necesidad de leer y aprender, por ello la biblioteca es esencial. Y un país donde no haya bibliotecas no es un país civilizado.

Por último, sobre los clubes de lectura matizó su valor
Están demostrando algo muy importante, pues siempre hemos visto la lectura como algo solitario, una actividad individual, que se muere en nosotros mismos. Los clubes de lectura demuestran todo lo contrario, que un libro puede ser un factor de cohesión social que ayuda al intercambio, al debate, que genera muchísimas cosas a su alrededor. Yo me alegro enormemente de este momento, que es una pequeña edad de oro de los clubes de lectura, algo que ya se estaba viviendo en los países anglosajones, que es verdad que ha tardado un poco de llegar a España, pero que ya está aquí con todo su esplendor”.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca