Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Hellín volvió a vivir otra esplendida jornada de Viernes Santo

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Hellín volvió a vivir otra esplendida jornada de Viernes Santo

Con su inigualable procesión de El Calvario

Tras la “Tamborada más grande del mundo” que se vivió en Hellín la noche del jueves y la madrugada del viernes, donde miles de tamborileros se reunieron en el monte Calvario, para esperar la procesión que llegaba tras su salida a las 7,30 del templo de Nuestra Señora de la Asunción, recorriendo el camino de las Columnas, tras recorrer calles y plazas del casco antiguo, con una larga lista de cofradías, 15, en total que encabezaba la Santa Cruz y la Virgen de la Amargura y cerraba una de las imágenes más venerada por los hellineros, Ntra. Señora de los Dolores, la popular “Dolorosa”.

Allí, en la renovada ermita se producían momentos de gran emoción como el encuentro de las imágenes de Jesús Nazareno con la Verónica o el canto del Motete, una antigua celebración tradicional que se realiza en honor de las cofradías de La Dolorosa, Jesús Nazareno y San Juan.

Ya a las 12:00, tras el necesario descanso la procesión se ha vuelto a organizar para iniciar la bajada, rodeada por un número inmenso de tamborileros, un bajada que se inicia en el final de la carretera de Líetor y las llamadas Puertas de Madrid para desembocar en El Rabal para terminar en la plaza de la Iglesia, ya entrada la tarde, donde dio fin una de las procesiones más espectaculares y vistosas, de la Semana Santa de Hellín, llena de colorido y sonoridad que ponen las numerosas bandas de música y los miles de tambores redoblando sus tambores de la Semana Santa, que este año se ha vivido, tras el largo paréntesis de la pandemia con todo su esplendor y ha vuelto a demostrar, el hermanamiento que existe en la ciudad entre tamborileros y cofrades.

Procesión del Santo Entierro
Pero aquí no ha acabado el día, si por la mañana llegaban el ruido inimitable de los tambores de Hellín y la vistosidad de una procesión del Calvario, a partir de las 9,30 horas de la noche llega la” Procesión del Santo Entierro” donde enmudecidos ya los tambores todo es recogimiento y religiosidad, que hace del recorrido por las calles de Hellín de las 12 cofradías, alrededor de la imagen del Cristo Yacente, la obra inmortal del genial Mariano Benlliure, llena de emoción a la multitud de personas que esperan sus paso.

Tras el largo recorrido la procesión volverá a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y Hellín, abrirá un pequeño paréntesis, hasta las 24:00 del Sábado Santo en que da comirenzo la nueva Tamborada.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca