Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El virus de la mentira

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El virus de la mentira

Pepe García

Estos días de oscuridad nos estamos enfrentando a dos virus realmente peligrosos: el del covid-19, que sufrimos todos los ciudadanos; y el de la difusión de mentiras y bulos, con el que se intenta crear un estado de confusión generalizada, con intereses abyectos.

Y lo más curioso es que hay mucha gente que defiende el derecho a mentir, amparándose en la libertad de expresión que establece la Constitución Española y que, en teoría, permite la difusión de noticias falsas, intoxicaciones y bulos. Nada más lejos de la realidad, porque la libertad de expresión garantiza que podamos expresar ideas, opiniones y pensamientos, aunque no sean políticamente correctos, y emitir críticas, acertadas o equívocas. Mi libertad de expresión me permitirá opinar sobre gestiones gubernamentales, sociales o de cualquier índole, con mayor o menor acierto, y puedo difundir ideas, por descabelladas que sean, como suelen hacer a diario tertulianos y cuñaos.

Por contra, el derecho a la información nada tiene que ver con esa libertad de expresión que ampara opiniones e ideas, si no con la difusión de hechos y noticias verídicas. Se trata del derecho a difundir o recibir una información veraz. La difusión de noticias falsas, por tanto, no debe contar con el amparo legal del paraguas de la libertad de expresión y debemos aprender a desterrarla de la sociedad porque cercena valores democráticos.

En definitiva, un terraplanista puede defender sus ideas, escribir y publicar tesis al respecto, amparado en la libertad de expresión, pero si alguien escribe y un medio publica (¿una noticia?) que varios expertos (toreros, cantantes y otros) han demostrado que la Tierra es plana y que los gobiernos los censuran para que no puedan demostrarlo, se trata de una mentira que va contra el derecho a recibir una información veraz que establece la Constitución.

Y es curioso que quienes critican, demonizan o denuncian la publicación de ideas o pensamientos republicanos, libertarios, comunistas o críticos con la religión, son los mismos que defienden que ir contra la difusión de noticias falsas es contrario a la libertad de expresión.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca