Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El Partido Popular acusa al alcalde de estar amparando una acción especulativa pura y dura con las parcelas del polígono de “la Fuente”

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El Partido Popular acusa al alcalde de estar amparando una acción especulativa pura y dura con las parcelas  del polígono de “la Fuente”

Al intentar llevar a cabo una compra-venta que ofrecia dudas sobre su legalidad

Pleno ordinario

La sesión ordinaria plenaria correspondiente al mes de julio se abría con la toma de posesión de su cargo de la concejala del Partido Popular, Covadonga López, para continuar con la dación de cuentas de decretos y resoluciones de la alcaldía y concejalías delegadas, de los informe de Intervención sobre el cumplimiento del Plan de Ajuste, el periodo medio de pago, la morosidad y el Estado de Ejecución del 2 trimestre del 2017, puntos que fueron aprobados por unanimidad, la misma que hubo para aprobar la solicitud de bonificación del 95% del ICIO para la construcción de naves en el polígono Industrial San Rafael, mientras el GM del PP se abstenía en la aprobación de la Cuenta General del 2016

La primera disconformidad llegaba en el punto número 10 que hablaba de la adecuación a los Presupuestos Generales del Estado de las retribuciones de concejales liberados y personal eventual, donde los ediles de IU votaron en contra.

Ya en los últimos puntos, tras conocer cambio el nombramiento de representantes del Grupo Municipal Popular, tras la entrada de Covadonga López en este organigrama, se llegaba a la primera polémica de la mañana, cuando Francisco Javier Morcillo, en nombre de IU presentaba una moción en apoyo a la contratación por cursos completos de interinos en la educación pública en general

Tras su exposición, intervinieron todos los representantes de los grupos municipales, donde hubo momentos de tensión en este debate entre Juani Sorio, Juan A. Andújar y el propio ponente, que solicitaba la puesta en marcha de un sistema para igualar los derechos y comisiones del personal fijo con el eventual, la contratación de los interinos por cursos completos de doce meses para llevar a cabo la estabilidad laboral y revertir todos los recortes realizados por el gobierno de Cospedal y pactar con los sindicatos.

Pacto de perdedores
Tras la intervención de María Jesús López, que dijo estar de acuerdo con el fondo pero no con la forma, Juani Sorio, hablaba de pacto de perdedores, aseguraba que no se estaba cumpliendo en la actualidad la ratio, y aumentando el fracaso y abandono escolar, pidiendo menos fotos y palabrería, calificando la moción como partidista y sectaria. Por su parte Andújar, tras elogiar la actual política del gobierno de García-Page en la educación, aseguraba que la ratio había disminuido y que el PP pretendía la segregación entre los buenos con respecto a los malos alumnos, puntualizando a Morcillo, que su grupo no podía “ser unos ratos de podemos y otros días no, no puede ser que en España sean de Podemos, en Castilla- La Mancha Podemos no les guste y en Hellín, ni se sabe”. Morcillo terminaba el turno de intervenciones con una frase terminante: “Le garantizo señor Juan Antonio Andújar, que ni he sido, ni soy, ni seré de Podemos, para que quede muy claro”. La moción fue aprobada con los votos favorables de los grupos de Ciudadanos, IU y PSOE y contrarios del PP.

Ya como asuntos de urgencia llegaba la iniciativa contra el Fracking, que hacía unos días se había aprobado con ayuntamientos de la región de Murcia, que fue aprobada por unanimidad llegaba la segunda polémica de la sesión que trataba de la recesión de los contratos de las parcelas del polígono industrial de “La Fuente”.

Mejor un mal acuerdo que un buen pleito
Ramón García presentó un acuerdo por el que se pretendía rescindir los contratos firmados con varias empresas de la localidad pues, según sus palabras: “era mejor un mal acuerdo que un buen pleito”.

Así, tras el informe del secretario que nombró tres empresas a las cuales se les había ofrecido la resolución de los contratos de compra-venta, recuperando el Ayuntamiento de Hellín la propiedad en plena disposición de las parcelas, y se comprometía a la devolución íntegra del dinero entregado por varios conceptos, que sería entregado en el próximo año en cuatro plazos, el alcalde dijo que con este acuerdo se querían evitar daños colaterales para el Ayuntamiento que podrían desembocar en el juzgado por la demanda de las referidas empresas, y con este acuerdo, que apuntó no era malo, se iban a recuperar estas parcelas y no le iba a costar ningún dinero, solamente el depositado por las empresas que en su día las adquirieron, que después volverían a sacarlas a la venta en la sesión plenaria del próximo mes de agosto.

Maremagnún judicial
Tras las intervenciones de los portavoces de Ciudadanos y IU, que se mostraron conforme con el posible acuerdo, llegaba la intervención de Juan Antonio Moreno Moya, que calificó el asunto como “un maremágnum judicial”, asegurando que la propuesta que llegaba a la sesión plenaria a su grupo les generaba muchísimas dudas, pues era permitir a empresarios que un día compraron estas parcelas a 72 euros el metro cuadrado, le iban a devolver el dinero y ofrecérselas a 38 euros.

“Esto, señalaba, no sé cómo se llama, pero si estoy que es una operación urbanística bastante comprometida donde se salta a la torera el pliego de condiciones establecido para la enajenación de parcelas”, recordando que según las palabras del primer edil se estaba proponiendo que el Ayuntamiento volviera a comprar las parcelas devolviendo el dinero “y que ese dinero sirva además, ustedes han firmado un documento, para que estos mismo adjudicatarios, que ahora pierden las parcelas, vuelvan a recomprarlas, eso si, en vez de 72 euros el metro cuadrado, ahora lo hagan a 38 euros”.

Agravio comparativo
Moreno Moya, continuó indicando que este acuerdo generaba un importante agravio comparativo, con aquellos empresarios que habían cumplido el pliego de condiciones, pagando sus parcelas y trabajando el polígono, por ello afirmaba que lo más justo y equitativo sería subvencionar en la misma cantidad a los que pagaron esos 72 euros por metro cuadrado a los cuales se les estaba perjudicando claramente con este acuerdo y podría traer más consecuencias en el ámbito jurídico.

Moya también aseguraba que este convenio firmado el 14 de julio no llevaba los informes previos de Intervención ni de Secretaria, que fueron firmados posteriormente por lo que les surgía la duda si se había tramitado correctamente, añadiendo que podría pasar si estas parcelas pretenden ser adquiridas, con todo derecho, por otras personas, distintas a las que se les iban a volver a vender.

El concejal de PP, terminaba su larga intervención, afirmando que desde el Ayuntamiento se estaba amparando una operación especulativa pura y dura y que su grupo iba a presentar una iniciativa para que todos aquellos propietarios de parcelas que pagaron a 72 euros el metro cuadrado, puedan recibir una subvención para que no se sientan perjudicados.

Ramón García volvió a insistir en sus palabras el propósitp de evitar daños colaterales al Consistorio, y evitar llegar hasta los juzgados, aunque algunas empresas de las nombradas, ya lo habían hecho, alegando falta de cumplimiento a la hora de entregar las parcelas y perfectas condiciones, reprochando al concejal del PP que hubiese utilizado la palabra especulación.

El alcalde terminaba su intervención asegurando que él no había hecho nada que no pudiera hacer, nada ilegal, ni a espalda de nadie, y que seguía creyendo que era un acuerdo beneficioso para todos.

El último punto, ruegos y preguntas el concejal de Ciudadanos, Mario Mora, preguntó por los incendios que se habían dado en los alrededores del barrio del Calvario, y si se iba a subvencionar al Club Baloncesto que había anunciado el abandono de la competición por falta de ayuda. Amador volvió a insistir sobre las escaleras de la calle Tobarra, que, dijo, continuaban llenas de basura, como también en la calle Antonio Cifuentes, donde llevaban días sin recoger los reciclajes, ni tampoco la basura en el barrio del Castillo, y que se repasase el alumbrado del polígono San Rafael.

Por su parte, Moreno Moya, preguntaba sobre el transporte urbano y la posibilidad de adherirse a la solicitud del 1,5 % Cultural, para la restauración del Convento de Franciscanos.

Por último, habló Manuel Mínguez de las obras de conducción de agua del barrio del Carmen, donde no existía ni conducción, ni salida de agua, terminaba pidiendo que se revisasen los grifos del Cementerio.

En el turno de contestaciones intervino en primer lugar, Ramón García, que dijo no poder ayudar a este club de baloncesto, mientras que Julián Martínez y Juan A. Andújar aseguraban que se intentaría solucionar todos los problemas que le habían presentado sus compañeros de Concejo.

Al intentar llevar a cabo una compra-venta que ofrecia dudas sobre su legalidad

La sesión ordinaria plenaria correspondiente al mes de julio se abría con la toma de posesión de su cargo de la concejala del Partido Popular, Covadonga López, para continuar con la dación de cuentas de decretos y resoluciones de la alcaldía y concejalías delegadas, de los informe de Intervención sobre el cumplimiento del Plan de Ajuste, el periodo medio de pago, la morosidad y el Estado de Ejecución del 2 trimestre del 2017, puntos que fueron aprobados por unanimidad, la misma que hubo para aprobar la solicitud de bonificación del 95% del ICIO para la construcción de naves en el polígono Industrial San Rafael, mientras el GM del PP se abstenía en la aprobación de la Cuenta General del 2016

La primera disconformidad llegaba en el punto número 10 que hablaba de la adecuación a los Presupuestos Generales del Estado de las retribuciones de concejales liberados y personal eventual, donde los ediles de IU votaron en contra.

Ya en los últimos puntos, tras conocer cambio el nombramiento de representantes del Grupo Municipal Popular, tras la entrada de Covadonga López en este organigrama, se llegaba a la primera polémica de la mañana, cuando Francisco Javier Morcillo, en nombre de IU presentaba una moción en apoyo a la contratación por cursos completos de interinos en la educación pública en general.

Tras su exposición, intervinieron todos los representantes de los grupos municipales, donde hubo momentos de tensión en este debate entre Juani Sorio, Juan A. Andújar y el propio ponente, que solicitaba la puesta en marcha de un sistema para igualar los derechos y comisiones del personal fijo con el eventual, la contratación de los interinos por cursos completos de doce meses para llevar a cabo la estabilidad laboral y revertir todos los recortes realizados por el gobierno de Cospedal y pactar con los sindicatos.

Pacto de perdedores
Tras la intervención de María Jesús López, que dijo estar de acuerdo con el fondo pero no con la forma, Juani Sorio, hablaba de pacto de perdedores, aseguraba que no se estaba cumpliendo en la actualidad la ratio, y aumentando el fracaso y abandono escolar, pidiendo menos fotos y palabrería, calificando la moción como partidista y sectaria. Por su parte Andújar, tras elogiar la actual política del gobierno de García-Page en la educación, aseguraba que la ratio había disminuido y que el PP pretendía la segregación entre los buenos con respecto a los malos alumnos, puntualizando a Morcillo, que su grupo no podía “ser unos ratos de podemos y otros días no, no puede ser que en España sean de Podemos, en Castilla- La Mancha Podemos no les guste y en Hellín, ni se sabe”. Morcillo terminaba el turno de intervenciones con una frase terminante: “Le garantizo señor Juan Antonio Andújar, que ni he sido, ni soy, ni seré de Podemos, para que quede muy claro”. La moción fue aprobada con los votos favorables de los grupos de Ciudadanos, IU y PSOE y contrarios del PP.

Ya como asuntos de urgencia llegaba la iniciativa contra el Fracking, que hacía unos días se había aprobado con ayuntamientos de la región de Murcia, que fue aprobada por unanimidad llegaba la segunda polémica de la sesión que trataba de la recesión de los contratos de las parcelas del polígono industrial de “La Fuente”.

Mejor un mal acuerdo que un buen pleito
Ramón García presentó un acuerdo por el que se pretendía rescindir los contratos firmados con varias empresas de la localidad pues, según sus palabras: “era mejor un mal acuerdo que un buen pleito”.

Así, tras el informe del secretario que nombró tres empresas a las cuales se les había ofrecido la resolución de los contratos de compra-venta, recuperando el Ayuntamiento de Hellín la propiedad en plena disposición de las parcelas, y se comprometía a la devolución íntegra del dinero entregado por varios conceptos, que sería entregado en el próximo año en cuatro plazos, el alcalde dijo que con este acuerdo se querían evitar daños colaterales para el Ayuntamiento que podrían desembocar en el juzgado por la demanda de las referidas empresas, y con este acuerdo, que apuntó no era malo, se iban a recuperar estas parcelas y no le iba a costar ningún dinero, solamente el depositado por las empresas que en su día las adquirieron, que después volverían a sacarlas a la venta en la sesión plenaria del próximo mes de agosto.

Maremagnún judicial
Tras las intervenciones de los portavoces de Ciudadanos y IU, que se mostraron conforme con el posible acuerdo, llegaba la intervención de Juan Antonio Moreno Moya, que calificó el asunto como “un maremágnum judicial”, asegurando que la propuesta que llegaba a la sesión plenaria a su grupo les generaba muchísimas dudas, pues era permitir a empresarios que un día compraron estas parcelas a 72 euros el metro cuadrado, le iban a devolver el dinero y ofrecérselas a 38 euros.

“Esto, señalaba, no sé cómo se llama, pero si estoy que es una operación urbanística bastante comprometida donde se salta a la torera el pliego de condiciones establecido para la enajenación de parcelas”, recordando que según las palabras del primer edil se estaba proponiendo que el Ayuntamiento volviera a comprar las parcelas devolviendo el dinero “y que ese dinero sirva además, ustedes han firmado un documento, para que estos mismo adjudicatarios, que ahora pierden las parcelas, vuelvan a recomprarlas, eso si, en vez de 72 euros el metro cuadrado, ahora lo hagan a 38 euros”.

Agravio comparativo
Moreno Moya, continuó indicando que este acuerdo generaba un importante agravio comparativo, con aquellos empresarios que habían cumplido el pliego de condiciones, pagando sus parcelas y trabajando el polígono, por ello afirmaba que lo más justo y equitativo sería subvencionar en la misma cantidad a los que pagaron esos 72 euros por metro cuadrado a los cuales se les estaba perjudicando claramente con este acuerdo y podría traer más consecuencias en el ámbito jurídico.

Moya también aseguraba que este convenio firmado el 14 de julio no llevaba los informes previos de Intervención ni de Secretaria, que fueron firmados posteriormente por lo que les surgía la duda si se había tramitado correctamente, añadiendo que podría pasar si estas parcelas pretenden ser adquiridas, con todo derecho, por otras personas, distintas a las que se les iban a volver a vender.

El concejal de PP, terminaba su larga intervención, afirmando que desde el Ayuntamiento se estaba amparando una operación especulativa pura y dura y que su grupo iba a presentar una iniciativa para que todos aquellos propietarios de parcelas que pagaron a 72 euros el metro cuadrado, puedan recibir una subvención para que no se sientan perjudicados.

Ramón García volvió a insistir en sus palabras el propósitp de evitar daños colaterales al Consistorio, y evitar llegar hasta los juzgados, aunque algunas empresas de las nombradas, ya lo habían hecho, alegando falta de cumplimiento a la hora de entregar las parcelas y perfectas condiciones, reprochando al concejal del PP que hubiese utilizado la palabra especulación.

El alcalde terminaba su intervención asegurando que él no había hecho nada que no pudiera hacer, nada ilegal, ni a espalda de nadie, y que seguía creyendo que era un acuerdo beneficioso para todos.

El último punto, ruegos y preguntas el concejal de Ciudadanos, Mario Mora, preguntó por los incendios que se habían dado en los alrededores del barrio del Calvario, y si se iba a subvencionar al Club Baloncesto que había anunciado el abandono de la competición por falta de ayuda. Amador volvió a insistir sobre las escaleras de la calle Tobarra, que, dijo, continuaban llenas de basura, como también en la calle Antonio Cifuentes, donde llevaban días sin recoger los reciclajes, ni tampoco la basura en el barrio del Castillo, y que se repasase el alumbrado del polígono San Rafael.

Por su parte, Moreno Moya, preguntaba sobre el transporte urbano y la posibilidad de adherirse a la solicitud del 1,5 % Cultural, para la restauración del Convento de Franciscanos.

Por último, habló Manuel Mínguez de las obras de conducción de agua del barrio del Carmen, donde no existía ni conducción, ni salida de agua, terminaba pidiendo que se revisasen los grifos del Cementerio.

En el turno de contestaciones intervino en primer lugar, Ramón García, que dijo no poder ayudar a este club de baloncesto, mientras que Julián Martínez y Juan A. Andújar aseguraban que se intentaría solucionar todos los problemas que le habían presentado sus compañeros de Concejo.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!