Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

El GM de Ciudadanos pide que se instalen cámaras de vigilancia y se aumente la iluminación en el Jardín Martínez Parras

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
El GM de Ciudadanos pide que se instalen cámaras de vigilancia y se aumente la iluminación en el Jardín Martínez Parras

Haciéndose eco de las quejas del vecindario

Los vecinos afirman que por las noches se ha convertido en un centro de trapicheo y de actividades incívicas 

 

El GM de Ciudadanos, a través de su portavoz, Mario Artesero, ha presentado una iniciativa que hará pública en la sesión ordinaria plenaria del próximo lunes, donde se hace eco de las numerosas quejas de los vecinos de los edificios anexos al Jardín Martínez Parras que aseguran que “ha venido sufriendo un deterioro paulatino que ha llegado a convertirlo por las noches en una zona habitual de trapicheo de sustancias adictivas, con ello de consumo y, como consecuencia, escenario de escenas desagradables, en ocasiones no exentas de violencia física”.

Así mismo, añaden que también se llevan a cabo otras actividades propias de la falta de conciencia cívica de aquellos que consumen alimentos y bebidas dejando desparramados los envoltorios, bolsas, botes, vasos, en incluso botellas de cristal, en ocasiones rotas. “Las condiciones en las que se encuentra el Jardín algunas mañanas es lamentable, insalubre y peligrosa para los niños que juegan en él”.
“Todo ello, continúan, ha devenido que la pacífica vida de los vecinos de la zona se vea violentada continuamente ante las molestias propias de tales actividades, además del resto de vecinos que quieran disfrutar del Jardín”.
Por todo ello el portavoz de Cs ha planteado una doble medida: por una parte reclamar una mayor iluminación y, por otra, la instalación de cámaras de vigilancia dentro del recinto de ocio “porque el Jardín ha de ser una zona de paseo, de unión vecinal y de juego para los niños; no puede permitirse que siga degenerándose para ser un centro de tráfico de sustancias, ni un lugar de consumo de alimentos y comidas para maleducados”.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca