Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

“El alcalde no tiene fecha, el alcalde tiene ansiedad”

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
“El alcalde no tiene fecha, el alcalde tiene ansiedad”

Así contestó Ramón García a la oposición a la pregunta sobre la apertura del Centro de Salud nº 1

El Centro de Salud Nº 1 volvió a convertirse en el protagonista de una nueva sesión ordinaria plenaria, que había transcurrido sin altibajos hasta que llegó la moción presentada por el PP. Aquí, el portavoz del grupo del Partido Popular, Manuel Serena, solicitó al Ayuntamiento de Hellín recabar de las administraciones competentes el informe del coste total del proyecto del nuevo Centro de Salud, desde su cierre el 10 de octubre de 2009, hasta la finalización de su reforma y su futura puesta en servicio que, imaginó, sería a principio del año 2020, como con anterioridad había anunciado el alcalde de la ciudad.

Antes de contestar Ramón García , tomaron la palabra los portavoces de otros grupos, que mostraron su desconfianza porque al fin se pusiera en marcha este centro sanitario, mostrando su decepción por la gestión realizada en estos 10 años y pico entre los dos partidos mayoritarios que “se habían tirado la pelota uno a otro”.

Así, por ejemplo, Raquel Tomas de Vox, señalo que esta obra “ha sido un autentico despropósito, un fracaso de gestión y un monumental descaro, por parte del PSOE y PP y debería estar recogido en los tratados de gestión pública como no hay que hacer las cosas”.

Por su parte Mario Artesero, que también adelantó su voto favorable por encontrar la propuesta interesante, pidiendo para adelante una total transparencia para todas las obras pública que se realicen en el municipio de Hellín.

Ramón García en su intervención, tras asegurar que se alegró de que el PP hubiese presentado esta moción pues le daba oportunidad de repetir lo que tanto había dicho sobre este asunto en muchísimas ocasiones, pero al mismo tiempo se había extrañado que el grupo popular con los resortes que tiene en Diputación y en la Junta, presenten en el Pleno del Ayuntamiento de Hellín, una moción para recabar información sobre los gastos, que además estas dos administraciones son los verdaderos gestores de la obra.

Un edificio con aluminosis
Seguidamente Ramón García leyó una larga cronología sobre lo ocurrido con en este malhadado asunto, que se inició en el año 2008, cuando se decidió construir un nuevo centro de salud al detectar en el actual edificio aluminosis por lo que se procedió al cierre y al traslado a los barracones medicinales, de esta circunstancia , el primer edil, continuó sus indicaciones trasladándose al mes de mayo de 2011 con la llegada de maría Dolores de Cospedal, al poder regional y paralizar las obras públicas: el primer parón importante el Centro de Salud, junto al “Palacio de todas las cosas”.

Así fueron pasados los años, continuó relatando, hasta llegar al 28 octubre del 2014, Manuel Minguez, como alcalde y Francisco Núñez como presidente de la Diputación “se acuerdan” del Centro de Salud y anuncian que las obras podrían empezar en el primer trimestre del año 2015, con un presupuesto de 2.000.000 de euros, de los cuales 600.000 los aportaba la Diputación y el resto, 1.400.000 euros el gobierno regional. Decisión que Ramón García acusó de que era simplemente una mentira electoral, dada la cercanía de las elecciones.

7 años de barracones habían pasado para llegar a este punto
Ramón García, siguió dando más detalles sobre este verdadero “folletín” digno de una serie de televisión, de Castilla-la Mancha, algunos verdaderamente interesantes como asegurar tajantemente que también era mentira que la Diputación aportaría 6.00.000 euros para la construcción de esta obra, pues, según explicó con estas palabras:

“Mentira, fue el Ayuntamiento de Hellín que había renunciado a participar en las obras del programa Dipualba Invierte, el que cedía esos 600.000 euros a la Junta de Comunidades, asumiendo unas competencias que son impropias del cualquier ayuntamiento, y privaba a los hellineros de hacer inversiones en nuestra ciudad”.

Como continuó el asunto lo explicó Ramón con claridad. “A partir de aquí se han dado serie y vicisitudes que nos han llevado hasta el día de hoy. El 4 de septiembre de 2014 se firma el convenio de cooperación entre la Diputación y el SESCAM, para realizar estas obras y la puesta en funcionamiento, un mes después aparece en el BOP la contratación del proyecto y dirección para la contratación de la obra, el 14 de mayo de 2015 se aprueba el expediente de contratación y se hace el anuncio de licitación de la obra, que se adjudica la empresa Abaldos, que renuncia antes de presentar la documentación, pasado a la siguiente Albaida Estructuras por 1.365.869 euros que renuncia el 4 de abril de 2016, ya van dos empresas

Y vuelta a empezar, tras la ronda de consultas entre las empresas que se habían presentado a la licitación a la empresa Grupo Generala de Servicios Integrales Proyectos Medioambientas Construcciones y Obras, en este caso por 1.517.271 euros. Cuyo contrato se formaliza el 26 de septiembre de 2017 . Otra empresa que apenas dura un mes, pues el 22 de noviembre solicita la resolución de contrato que se firma el el 1 de febrero de 2018, la resolución de ese contrato. Cuatro meses para llegar a un acuerdo entre el Grupo Generala , el arquitecto del proyecto y la Diputación, para evitar que el contrato llegase a los tribunales y aumente el retraso.

Otra empresa llega el 28 de febrero del 2018 EIFFAE, consiguiendo tras firmar el contrato en el mes de junio, por un total de 1.580. 068 euros, con la condición que se terminase la obra en 10 meses, en febrero del 2019 con un plazo de ampliación de dos meses que terminó el 30 de abril de este año.

Ya para finalizar esta larga exposición, Ramón García indicó que el día 16 de septiembre se firma el acta de recepción negativa de las obras al no haber un acuerdo entre la empresa y el equipo de arquitectos por lo que tienen que intervenir los servicios jurídicos de la Diputación para estudiar la posibilidad , que así recoge la ley, que una vez transcurrido los 45 días que tiene la empresa para solventar el requerimiento hecho por el arquitecto, director de la obra, que se pueda ocupar el edificio del Centro de Salud, por motivos de urgencia. El mobiliario, añadió, se encuentra depositado en una nave del polígono industrial Campollano de Albacete y que el coste de la adjudicación ha bajado 105.000 euros.

Ramón concluía el asunto con estas palabras: “Durante estos últimos cuatro años tiempo hemos tenido infinidad de reuniones, llamadas telefónicas y disgustos, muchísimos disgustos casi a diario, hasta que hemos visto la obra concluida, falta un solo paso: la recepción de la obra y su ocupación hasta su puerta en funcionamiento. Esta es la absoluta realidad de una obra, que desgraciadamente, como decimos por aquí, parece que le han echado mal de ojo”.

Pleno ordinario / EFDH. Pleno ordinario / EFDH.

Más de 1.800.000 euros los gastos totales
Así mismo para completar la petición del PP, el alcalde daba una serie de datos de lo que había costado el alquiler del terreno donde están instaladas las casetas o barracones medicalizados: desde el mes de agosto del año 2011 hasta octubre del 2019, el Ayuntamiento ha pagado 101.007 euros y actualmente se está pagando en concepto de alquiler mensual de 1.089 euros

Y a la pregunta de Mario Artesero sobre la fecha de apertura, indicó “El alcalde no tiene fecha, el alcalde tiene ansiedad”.

Por su parte Manuel Serena, quiso completar este capítulo de gasto del alquiles de los barracones que es de unos 1.700.000 euros, por lo que unido al alquiler del suelo, serán en total 1.800.000 euros, más de lo que ha costado.

La moción fue aprobada por unanimidad.

Con anterioridad se habían visto otras dos mociones, además de la de Vox, sobre la posibilidad de instalar “ un parque canino” en las zonas verdes” que fue dejada sobre la mesa para su posterior estudio, una del grupo de Ciudadanos solicitando más visitas guiadas sobre los efectos que la Guerra Civil en Hellín, durante los próximos meses de noviembre y diciembre, con posibilidad de ampliar las fechas, dado la buena acogida por los ciudadanos, que fue aprobada por unanimidad, con una intervención de la concejala de Cultura, Fabiola Giménez, que indicó que el refugio ubicado al final de la calle El Rabal tenía que se reparado.

También la siguiente moción presentada por el PP sobre la supresión del cerramiento provisional instalado en el solar existente en las calles Carmen Martín Gaite, Arrastradero y Hilario López Millán, y sus sustitución por otro vallado que este conforme con la normativa, así como también la instalación de un nuevo sistema de alumbrado público en las calles nombradas, dada la deficiencia del actual, salió adelante por unanimidad, con apenas debate.

La segunda moción, del grupo popular, en la que también hubo unanimidad en su aprobación, como las anteriores, leyó Manuel Serena, pedía la cesión o arrendamiento de las parcelas 41 y 43 del polígono Industrial de “La Fuente” y de las obras inconclusas allí realizadas, para intentar la captación de nuevas empresas y la creación de puestos de trabajo. Unas parcelas donde se instaló una empresa de fabricación de placas solares, un proyecto que fracaso y por lo tanto se dejó abandonado todo lo realizado.

Grupo Popular / EFDH. Grupo Popular / EFDH.

Un proyecto de remodelación de entrada y avenidas por valor de 5.500.000
No faltó en esta sesión una urgencia, en esta ocasión de verdadera importancia pues se trató de un expediente de modificación de crédito, para inversiones financieramente sostenibles, por valor de 150.000 euros. Destinados para la modificación del proyecto dedicado que data del año 2010, para la remodelación integral del la entrada a la ciudad por Albacete, las avenidas de La Libertad y Poeta Mariano Tomás y carretera de Murcia, que necesita esta modificación para adecuarlo a la normativa vigente, antes de final de año.

En las intervenciones Manuel Serena, tras calificar un proyecto como muy ambicioso, y que quizás sería preferible hacerlo por fases, aún así anunció su voto positivo.

Ramón García quiso explicar algunas de las características de este proyecto que en un principio se había pensado licitarlo por fases, pero al final se resolvió que era preferible que lo empezase y terminase la misma una empresa para evitar problemas en los cuatro años que se tiene calculado que pueden durar las obras y que se podía hacer en dos años y medio.

Asimismo Ramón quiso recordar que el proyecto inicial era de 5.500.000 euros, pero dadas las circunstancias, aunque fuera una avenida digna de Hellín, con todos sus problemas actuales solucionados, se podría llevar a cabo sin grandes alardes y adornos, para bajar en lo que sea posible el precio del proyecto inicial. Este punto asimismo se aprobó por unanimidad.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca