Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Desentiérrenme a ese muerto, por favor

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Desentiérrenme a ese muerto, por favor

Antonio García

Me he pasado una semana criminal -como no le deseo a nadie- pendiente del vodevil que se ha representado en nuestro parlamento nacional sobre la exhumación de los restos de Franco y José Antonio del Valle de los Caídos, donde ha tiempo reposan indiferentes a los rufianescos avatares de la política. Mi zozobra se debía a que enseguida comprendí que este era un asunto de vital importancia para la nación española. Lo que me ha tenido, dado mi patriotismo, en un vivo sin vivir en mí.

La cosa es que el PSOE presentó una Proposición no de Ley (PNL para los amigos) en la que propone desenterrar los huesos de don Francisco, y lo que quede del uniforme que le pusieron para sepultarlo, claro. Propuesta sobradamente justificada para impulsar el desarrollo de la Memoria Histórica, pues al parecer la pobre está triste y desconsolada porque nadie le hace ni puto caso. Nadie se acuerda de ella. A lo que no hay derecho, dado el esfuerzo que le supuso parirla a don Zapatero (que, por cierto, descansando se quedó).

Y es verdad. Esto me recuerda a lo que dijo el ínclito Baltasar Garzón allá por el lejano 2012: <<No se puede construir la democracia sobre millones de cadáveres mudos>>. En este caso es uno solo, pero el más importante. O dos, si contamos con José Antonio, que será un daño colateral. Don Baltasar quería decir que, si no se llena de agujeros el suelo patrio y se juzga a Franco, en España no puede haber democracia nunca. Y debía llevar razón porque democracia, lo que se dice democracia de la buena, no la veo por ningún sitio. Y cada día menos.

La señora propuesta fue aprobada por el Congreso de los señores Diputones, con la valiente abstención del Partido Popular. Y es que, como para este grupo de centro derecha o centro izquierda o de lo que sean, la economía lo es todo, pensaron que en estas menudencias se pronuncien los demás, que ellos ya tienen lo suyo.

Sin embargo, y en un ataque de coherencia, el Gobierno de la Nación no va tocar los huesos de don Paco, porque al parecer la actuación propuesta no tiene base jurídica. La Ley de la Desmemoria Histérica no dice ni pío sobre este asunto, además de que reconoció y amplió derechos y medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura, por lo que ya no puede considerarse un monumento franquista. Por otra parte, El Valle de los Caídos se rige estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos. Además –y copio de un artículo-, establece que <<la fundación gestora de este espacio tiene entre sus objetivos honrar y rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil de 1936-1939 y de la represión política que la siguió con objeto de profundizar en el conocimiento de este período histórico y de los valores constitucionales. Tiene asimismo el deber de fomentar las aspiraciones de reconciliación y convivencia que hay en nuestra sociedad>>.

Reconozco que me han quitado una preocupación y un peso de encima, porque si llevan a cabo la exhumación de don Francisco, un servidor estaba dispuesto a pedir el desenterramiento del Cid Campeador, los Reyes Católicos y hasta del mismísimo Alfonso XIII, todos ellos por fascistas. Y naturalmente franquistas. De manera que me alegro de no tener que formar un cacao en la Catedral de Burgos, donde el Cid está tan a gusto con su doña Jimena, o en la de Granada, en la que reposan los Reyes Católicos, ni montar un cirio en el Panteón Real del Monasterio del Escorial, donde el rey Juan Carlos mandó enterrar a su abuelo. Porque, siendo todos ellos, como eran, de derechas, supongo que el PSOE le hubiese hecho caso a mi propuesta.

Y digo esto porque, lo que me produce dudas es que cuando don Garzón dijo aquello de <<No se puede construir la democracia sobre millones de cadáveres mudos>>, se refería solo a los del siglo XX o a los de toda la antidemocrática y fascista historia de España. Quiero suponer que se refería a los primeros, dada su obsesión en juzgar a Franco, al que por cierto le toca la rabadilla que lo exculpen, lo condenen, o lo vistan de lagarterana.

Pero en fin, hablemos en serio. Y lo serio es lo que realmente creo yo que motiva toda esta payasada: la izquierda –y perdonen que me cite, esto lo escribí en 2012- va <<buscando construir un mito sobre el que justificar su existencia. Y el mito de estos anoréxicos mentales es la guerra civil y Franco. No se lo quitan de encima ni con Cebralín. Anclados en un “pasado revolucionario”, y sin ideas de futuro, no se enteran. Ni ellos saben cual es su verdadera ideología, ni su idea de Estado, ni el camino para construir Nación. Aún no se han dado cuenta estos buscarruidos, que los ciudadanos quisimos olvidar los fantasmas del pasado y entrar de lleno en la democracia, en paz y concordia. Pero no, ellos erre que erre, intentando dividirnos y enfrentarnos de nuevo>>. Renacer y vigorizar el frente populismo. Crear discusiones estériles, inútiles, desunirnos más, distraernos con gilipolleces sin sentido mientras ellos siguen practicando la mamandurria, peleándose por el trono y perfeccionando su máster en corrupción.

España mía…

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!