Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Crónica de un concierto inolvidable

Article   1 Comment
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Crónica de un concierto inolvidable

Noche de gala en el Teatro Victoria

Concha Ramírez de Arellano

Me piden una crónica del concierto del sábado en nuestro querido Teatro Victoria. Del concierto del sábado. Del concierto del sábado. Del concierto del sábado…

Yo no sé si tengo la categoría personal de escribir una crónica en un semanario como este, ignoro así mismo si un semanario como este, tiene la categoría para que yo escriba una crónica en él.

Desconozco si Hellín tiene la categoría como pueblo, para contar con un auditorio, con un espacio para la cultura como este teatro. También me asalta la duda de si un teatro como este, tendrá la categoría urbana y arquitectónica para que en el vuelva a tener espacio un concierto como el del sábado pasado.

El tiempo hablará implacable como siempre hace, sobre la categoría personal de los individuos, la categoría social de los pueblos, la categoría urbanística de los edificios. Pero el tiempo ya ha hablado, y lo ha hecho claro y preciso… Sobre la calidad de ese concierto.

A los que asistieron, esperando hacer acopio de un acto solidario, con unos pocos euros que no fueron bastante, que permitiera la recuperación de nuestro espacio, se les mudó la cara y hasta el alma, al comprobar la calidad y la experiencia sensorial, el arte, se podía tocar y respirar el silencio, interrumpido sólo por el rumor, un poco frío al principio, y con un teatro entero en pie, fundido en un aplauso que no quiso marcharse, y que aún el domingo por la tarde se podía escuchar.

Las 400 personas que allí estábamos, nos dejamos llevar en ese último bis apoteósico, la Marcha Radetzky, y presenciamos en vivo y en directo, como Johann Strauss (padre) y Cesar Palazón con la batuta, al frente de esa orquesta que lleva nuestro nombre, y que no sé muy bien si merecemos, marcaron nuestras palmas, y nos metieron dentro de la historia de Hellín.

… Son tantas cosas las que pudimos sentir en el lugar y el tiempo exactos del concierto, que siento personalmente las felicitaciones y el abrazo de los que lo vivieron, y la tristeza íntima de los que se perdieron la experiencia, que en nuestras manos está el poder repetir.

Una satisfacción: el reto conseguido.

Algo por resolver: La inexperiencia y la coordinación.

Un agradecimiento: A todos los que están.

Una enorme tristeza: Una tristeza absurda que no entiendo… Cierto que hay reglamentos, que hay normas que caminan en la frontera exacta de lo justo y lo injusto. De lo correcto y de lo incorrecto, de lo oportuno y lo inoportuno, de lo legal y lo ilegal. Pero los pueblos hablan y este pueblo está hablando… Reclama sus espacios y las normas acabarán estando al servicio del pueblo, como debió ser siempre, y cuando así no sea, habrá que trabajar para cambiarlas, y cuanto existan dudas… Yo abogo por que gane la cultura, por que gane la música, por que gane Hellín y con Hellín sus gentes, Yo abogo por las autoridades al servicio de un pueblo que está gritando fuerte…

Y desde aquí, en esa tristeza absurda que me puede, lo que más siento, es que personas que conozco, funcionarios, políticos, periodistas, empresarios, estudiantes… Y Músicos de Hellín y su comarca se perdieran el sábado la experiencia vital de este concierto…

¡Habrá que repetir!

Concierto de gala
Concierto de gala, con un contenido ameno y cautivador cuidadosamente seleccionado que puso en pie a la sala en repetidas ocasiones. 45 músicos más que bien preparados y dirigidos que merecen ser recordados con nombres propios.

  • Violines 1º: Simón García, Rocío Ruiz, Alejandro Rodríguez, Raúl Antonio Suárez, Maria Ángeles Marín, Marta Martínez.
  • Violines 2º: Marta Lozano, Marta López, Eduardo Sánchez, Letícia Saorín, Fernando Sarrías.
  • Violas: María José Miñano, Miguel Calderón.
  • Cellos: Paula Brizuela, María Palazón, Mª José Garre, Jose Manuel Cuadrado jr.
  • Contrabajos: Julio Pastor, Pablo SantaCruz, Jose Luis Tovar.
  • Flautas: Marina Reina, Gaspar Mirete, Alejandro Ortuño.
  • Oboes: Silvia Campillo, Teresa Martinez.
  • Clarinetes: Eliezer Martinez, Daniel Martinez, Armentario López.
  • Fagot: Célia Torá, Pablo González.
  • Trompas: Julia Coll, Lorenzo Caravaca, Inmaculada Usero, Alma García.
  • Trompetas: Juan Antonio Martínez, Pedro José Fernández, Alejandro Molina Carrasco.
  • Trombones: David Andreu, José María González Olivares.
  • Trombón bajo: José Angel Palazón.
  • Tuba: Miguel Rafael Fernández Rubio.
  • Percusión: Alfonso Salar, Adrián López Esteban, María Asunción Unach Cabrerizo.
  • Piano: Isidoro de la Ossa.

    Director:
    César Palazón.

Noventa minutos de música, interpretada con maestría por esta cuarentena larga de profesionales, entre los que se encontraban músicos de Hellín que colaboraron por propia satisfacción personal, y de un director que no tiene precio, y que lucha codo con codo y a cambio de nada, por mantener en pie y en marcha ese entorno privilegiado que es el Teatro Victoria. Nuestro Teatro Victoria de Hellín.

Noventa minutos a los que faltó demasiada gente. Esa Televisión de Hellín, siempre tan al servicio de todos, que estimó que la ocasión no tenía la misma relevancia que otros asuntos del día… Una verdadera lástima! Esas asociaciones musicales, que generosamente prestaron sus sillas blancas, sus medios de percusión y que como colectivo asistieron al evento. Desde mi perspectiva faltaron los músicos; los amantes de esa cultura musical que este sábado no los movió. Esos altos funcionarios locales, que ni son, ni viven, ni se les espera en este devenir del futuro de nuestro teatro, nuestro cine, nuestra cultura y nuestro pueblo.

Noventa minutos de soledad, de unos pocos voluntarios, motores y miembros de una asociación que sólo cuenta con el “Laissez Faire, Laissez Passer” de una clase política que dejó de luchar hace mucho por la cultura de todo un pueblo… El nuestro, el suyo. Desde aquí se lo digo:

¡No es suficiente…!

Sé que los que estuvieron volverán. Me gustaría pensar que los que no estuvieron lo sentirán. Nosotros seguiremos…

 

Noche de gala en el Teatro Victoria Noche de gala en el Teatro Victoria
Article   1 Comment
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca