Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Continuación del repaso político en tiempos de plandemia

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Continuación del repaso político en tiempos de plandemia

 Antonio García

Como quedamos en el artículo anterior, vamos a seguir repasando las brillantes acciones del Gobierno social-comunista en estos delicados tiempos de crisis. Acciones que a buen seguro harán de España faro y guía, sal de la tierra y luz del mundo. ¡Cuánto darían los estadounidenses -en estos críticos momentos- por tener en la Casa Blanca al binomio Sánchez-Iglesias, ejemplo vivo de legitimidad tras unas elecciones limpias y transparentes! Pero bueno, vayamos a lo nuestro.

Primera en la frente: El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar <<mensajes de odio en las redes sociales>>. Como ustedes saben, en España se odia mucho y se odia bien. Y eso no es bueno y además es antidemocrático. Por eso, el delito de odio está castigado en el Código Penal con pena de prisión de uno a cuatro años y además con la pena de multa de seis a doce meses. Por tanto los españoles en general tenemos prohibido odiar, salvo los social-comunistas, que pueden odiar cuanto quieran y a quien quieran, sobre todo a la religión católica, a Vox, al Rey, etc., y expresarlo libremente en cualquier medio, incluso usando la violencia, como fácilmente puede demostrarse.

Pero aquí nos encontramos con un atasque. Por un lado, sabido es que el odio es la antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea. Pero no deja de ser un sentimiento. Muy feo, eso sí, pero sentimiento personal. ¿Se nos prohíbe sentir? Y por otro lado, ¿quién decide qué expresión o manifestación es odiar?

En definitiva y por no extendernos, que toda manifestación que vaya contra lo políticamente correcto es fomentar el odio. De ahí que se haya creado una “policía de las redes sociales”, para bloquear o borrar cuanto comentario u opinión sea contraria a las ideologías dominantes o las mentiras del gobierno y sus seguidores. Solo el Ministerio de la Verdad está legitimado para dictar cuál es la única verdad posible en un país “libre y democrático”. Un subterfugio para taparnos la boca.

Ejemplos: si usted no está de acuerdo con la “invasión islámica” (que merece un artículo aparte) y lo expresa, se le tachará de racista, xenófobo e incitador a la violencia contra los pobres musulmanes. O si a alguien se le ocurre decir –con la Historia en la mano- que fue el PSOE el que se cargó la República, será reo de condena. Pero sigamos.

Aprovechando la plandemia, Sánchez regala 384 coches-patrulla y material antidisturbios a Marruecos mientras los vehículos de Policía y Guardia Civil se caen a pedazos. El gasto total de la “operación” supera los 26 millones de euros. Esto es en agradecimiento al Mohamed por invadirnos disimuladamente y tratar de birlarle a España Ceuta, Melilla y las Islas Canarias, de cuyas aguas se ha apoderado sin que nadie le resuelle.

Pero además, en plena ruina económica, España gasta 8.651.500 euros en 130 todoterrenos para la Policía de Marruecos, con rejillas protectoras, aire acondicionado, garantía y manual de instrucciones en francés, cuando en España hay más de 2.000 coches de la G. Civil que ya no pasan la ITV y alrededor de 2.600 llevan al menos 300.000 kilómetros. El objetivo es que las autoridades vecinas vigilen y controlen la inmigración irregular en las fronteras. (No sé si partirme de risa o deshacerme en llanto).

Y aquí una muy propia de la izquierda: en estos meses funestos de las colas del hambre, el Ministerio de Derechos Sociales, dirigido por el vicepresidente Pablo Iglesias, ha recortado un 3% las subvenciones previstas para 2021 para Cáritas y Cruz Roja, precisamente cuando se multiplican las personas que acuden a estas entidades buscando ayuda. Cada entidad recibirá 30.000 euros menos en el nuevo año. Además, los Bancos de Alimentos no recibirán más ayudas que antes de estos tiempos de ruina: con lo mismo de años anteriores, deberán atender a muchos más. ¡Cosas del “progresismo”!

Es más, La vicepresidencia de Asuntos Sociales y Agenda 2030, al frente de la cual se encuentra Pablo Iglesias, ha excluido de las cuentas para el próximo año la partida destinada a luchar contra la exclusión social en Canarias.

A la invasión incontrolada y las características derivadas de su localización hay que sumar la notable caída en el turismo en las islas, una industria fundamental en el archipiélago que se ha visto golpeada por la ausencia de visitantes este año, mientras los “invasores” moros gozan de hoteles de cuatro y cinco estrellas y pensión completa.

Esta me encanta: Eliminación del idioma español en algunas autonomías. La reforma educativa de la Lomloe, también conocida como ‘ley Celaá’, no incluirá en su texto que el castellano es la lengua vehicular en la enseñanza ni aparecerá como que es lengua oficial del Estado. PSOE, Podemos y ERC aprueban que el castellano deje de ser lengua vehicular en la Educación. Pero, como ha dicho alguien, dará gusto ver cómo un catalán y un vasco no tendrán más cojones que entenderse en castellano.

Van a por todas, y esta vez entran a saco a por la educación. Guerra a la concertada, la privada subvencionada y los centros de educación especial que quieren borrar del mapa. Se mean y recochinean sobre las familias que quieren libertad para elegir el centro de educación que más les guste o convenga. Algo propio de los estados más totalitarios. Pero no nos extrañe, está claro que es lo que quieren imponer en esta España herida de muerte.

En fin, amigos, como dije en el artículo anterior, me limito a hacer un breve compendio de lo que es público y notorio. Y aún queda mucho más. Es para que, al verlo junto, nos podamos hacer una idea global de las políticas gubernamentales, aprovechando el tapabocas y los confinamientos, todo regado del mejor social-comunismo. El “progresismo” que se llama. O más concretamente, el falso progresismo. Ni una sola acción gubernamental encaminada al desarrollo de nuestra nación. ¡Ni una!

Pero no se alarmen, entre todos y todas lo conseguiremos.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!