Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Carta abierta a los hellineros de Pedro Bolivar

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Carta abierta a los hellineros de Pedro Bolivar

Tras el abandono de IU de uno de los concejales y tres afiliados de nuestra organización de Hellín, se está intentando generar una polémica de descalificación de la actuación de la Asamblea de Hellín y, más en concreto, de su consejo político local y de nuestro concejal, ahora único, en el Ayuntamiento de Hellín.

El más descarado es el desmentido de que se trate, en el caso del ex-concejal de IU, de un caso de transfuguismo y adjudicárselo a quién se queda en el Ayuntamiento representando a dicha fuerza política y a quienes la votaron.

Es tránsfuga aquel concejal que abandona el grupo municipal por el que fue elegido y su demostración más evidente es que no puede pasar al grupo mixto, con las prerrogativas que comportaría, sino al grupo de “no adscritos”, precisamente creado en el acuerdo nacional para frenar el transfuguismo. En los escritos del grupo de escindidos se reconoce que pasará a dicho grupo y, en la práctica, lo veremos así.

El transfuguismo en España es un hecho cotidiano y legal, lo que no quiere decir que sea legítimo ni ético, de ahí el intento de endosarlo a otro con una argumentación inverosímil. En este sentido, no creo que sea mucho pedir que el ex-concejal de IU dimita y deje paso al siguiente de la lista por la que se presentó en las pasadas elecciones.

En cuanto a las descalificaciones a la asamblea de IU de Hellín, no dejan de ser el compendio del manual “del buen escindido”, que si falta democracia, que si se impone el criterio del consejo local y la dirección, que si esta o la otra manipulación, etc., pero hay alguna afirmación que no quiero pasar por alto.

Cuando se afirma la falta de democracia en base a que los simpatizantes presentes no podían votar en la toma de decisiones se intenta desconocer:

1- Que es una regla de larga data, no cambiada en la última Asamblea Federal, la de que las asambleas sean abiertas a colaboradores, amigos, votantes o simpatizantes, que tienen derecho a voz y propuesta pero no a voto. Es una regla estatutaria que la asamblea de Hellín no puede cambiar, entre otras cosas porque sería recurrible y se anularía dicha votación. Además todo el mundo entenderá que exista esa diferencia entre simpatizantes y militantes.

2.-Que la asamblea en cuestión se convocó para discutir precisamente la participación mediante el voto de amigos, colaboradores y simpatizantes, tras el mandato también de la última Asamblea Federal, de que los cabezas de lista de los distintos procesos electorales se realizaría mediante elecciones primarias abiertas, según un reglamento aprobado por una comisión del Consejo Político Federal. Esa participación, sus normas, fechas y plazos para su realización, etc. fueron, finalmente aprobados en dicha asamblea local. O sea, por primera vez tenemos elecciones primarias abiertas para los candidatos o candidatas de IU a las elecciones locales de Hellín.

Pero hay más, como creemos que es aún posible y deseable -aunque con dificultades y no por parte de IU, todo hay que decirlo- un mayor encuentro de la izquierda alternativa cara a las municipales en nuestra ciudad, el candidato elegido en esas primarias abiertas quedaría a disposición de esa posible coalición para participar en las elecciones en el puesto que conjuntamente se decidiera

3.- Que la democracia se asienta también en el respeto al veredicto mayoritario de los votos en la asamblea y este fue claramente contrario a sus posiciones y lo ha sido en repetidas ocasiones o, por contra, ¿lo democrático es marcharse cuando pierden la votación tus posiciones?

Con esas premisas parece imposible separarse en este momento de IU y menos aún apelando a líderes como nuestro histórico ex-coordinador Julio Anguita o Alberto Garzón, del que esperamos sea nuestro próximo candidato a la presidencia del gobierno tras ganar en las primarias abiertas de febrero. Pero ni lo apoyaron con su presencia en la charla que dio recientemente en la Facultad de Económicas de Albacete ni lo apoyaran en las primarias de febrero.

Al final solo cuenta el desencuentro con el resto de la organización y con el ahora único concejal de IU. Y sobre ese tema, unas pocas palabras: No hemos tenido nunca en el Ayuntamiento de Hellín un concejal con mayor conocimiento político, dedicación y experiencia. Presente en todas las luchas en defensa de los más desfavorecidos, consecuente y dispuesto al diálogo y la ayuda con todos los ciudadanos como nuestro actual concejal. Por lo demás, se equivocan de diana al disparar sobre nuestro concejal, que como muchos sabemos, no tiene ni ha tenido la menor intención de presentarse a las primarias para ser de nuevo candidato a la alcaldía de Hellín.

Cierto que es un “liberado” (que cobra exactamente lo mismo que antes de su liberación) y eso si que es un grave “pecado”. Nos ha penetrado un virus de anti-políticos que no quiere saber que la liberación es una conquista de la izquierda en

España y toda Europa conseguida por los trabajadores para que también los trabajadores puedan hacer política en favor de sus intereses. Es una conquista democrática. A mí personalmente esta situación me recuerda una frase que con ironía la define: “Los liberados políticos y sindicales: todos unos aprovechados; los sindicalistas: ninguno quiere trabajar; los políticos: todos unos ladrones; los empresarios y banqueros: está claro, hay unos buenos y otros malos”. Que no nos tomen el pelo.

Pedro Bolívar Reverte

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca