Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

A veces ocurre…

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
A veces ocurre…

Sol Sánchez

A veces ocurren cosas: nuevas personas llegan a tu vida, otras se van.

A veces tienes la oportunidad de mirar a unos ojos que nunca habías visto antes, y desconocidos te regalan un paquete de sensibilidades.

Pero lo que, normalmente no ocurre, es que una persona que ya no está. Alguien que se fue y con quien no tuviste la suerte de cruzarte…, de pronto llega a este espacio de tu vida y te enseña la belleza plasmada en lienzos. Y a través de una fuerza desconocida, te invita a deleitarte con los trazos y colores y es entonces cuando entiendo de la verdadera felicidad.

Cada día creo más en esa frase que dice que todo puede ser, todo puede pasar…

Y lo cierto es que, gracias a los dos libros que he escrito, he llegado hasta la maravillosa obra de un hellinero dotado con la gracia de la expresión más sutil: Diego Expósito.

Os prometo que para poder expresar lo que me hace sentir, debo acogerme al lenguaje de los sentimientos y las emociones. Me encantaría que mi huella, en uno de mis recorridos por esta ciudad, pudiera encajar, en algún momento, dentro de la suya. Me gustaría poder mirar a través de los cristales de sus gafas, aunque quizá, el secreto está en nacer en un lugar como Hellín.

No dejemos que se borre la estela de hellineros que tienen tanto que mostrarnos. Porque su arte y sensibilidad no puede ni debe tener caducidad. Porque saber que existieron es una gracia de la naturaleza. ¡Es un orgullo! Es saber que son nuestros maestros.

Estoy segura, que a veces, cuando las tardes se cubren de nubes con colores de romanticismo, se trata del gran pintor que derrocha amor con sus pinceles sobre su amada tierra.

Las personas como Diego Expósito no se van y por eso debemos hacerles perdurar en este lugar de romances y poetas. Deben tener un sitio al que podamos visitar, conocer su vida y admirar el hermoso y valioso legado que nos han dejado. Porque un pueblo debe crecer y llevar consigo sus entrañas, que son su gente. Eso es lo que pone sello propio y dota de personalidad a una tierra. Las nuevas generaciones deben tenerlos como referencia, para continuar lo que ellos iniciaron: la incondicional dedicación y profundo amor a su Villa Hellinera. Para que ella, se sienta dichosa y nos muestre sus más hermosas cualidades.

Desde este semanario señor Diego Expósito, a través de mis humildes letras le hago llegar mi más sincera admiración. Al conocer su arte, me siento más orgullosa de pertenecer a Hellín. Nuestra tierra. Y cada vez que el cielo se tiña de bellos colores, pensaré que usted ha pasado por aquí….

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca