Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

A mí no me den, pero pónganme donde haya

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
A mí no me den, pero pónganme donde haya

O el negocio de la violencia machista

Antonio García

Justo cuando yo andaba temiendo por mi salud mental, por si lo mío con lo de la Ideología de Género era fijación obsesivo-compulsiva, temiendo haberme convertido en un paranoico que de vez en cuando les calienta la cabeza a ustedes, mis sufridos lectores, y asustado por la soledad y la chaladura de un Quijote venido a menos, surge la “cosa” de Andalucía y me digo: ¡andá, pero si estoy más cerca de la verdad que Pedro Sánchez de la puta calle! Y es que, “el pasmo” de Andalucía está sirviendo para mucho y, sobre todo, sobre todo, para destapar la porquería esa de corrupción, robo y clientelismo instalada en la bella comunidad autónoma del sur de España de manos de sus modernos “señoritos”, o sea el Pesoe. Esos nuevos latifundistas del poder arrollador que se creen los dueños del cortijo y que todo lo ensucian, todo lo controlan y todo lo gangrenan. Pero que gracias a Dios acaba de recibir una lección de democracia que se les ha quedado atrancá en la mitad del esófago y les pilla sin jugos gástricos para digerirla. Ustedes están al cabo de las manifestaciones y “escraches” que ha montado el Frente Popular en España, especialmente en los alrededores del Parlamento andaluz el día del nombramiento del nuevo Presidente. ¿Y eso por qué? ¿Buscan el bien de Andalucía y la Patria? ¡Nooo…! Sino por los siguientes dos motivos: Uno, porque no saben perder, como todo buen dictador, como todo partido con vocación e ínfulas totalitarias. Dos, porque se les hunde el tinglao, se les puede acabar la mamandurria, el chollete, el chupeteo. No busquen más razones, no las hay. Tan es así que hacen bueno aquello que dijo Largo Caballero en el Cinema Europa de Madrid el 10 de Febrero de 1936: <<… la transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas… estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país “nuestra” democracia>>. Y no haré alusiones a sus amenazas de guerra civil en el caso de no ganar las izquierdas.

¿Pero por qué han movilizado a las “fuerzas feministas”, ¡precisamente!, para rodear al parlamento andaluz –¡a las barricadas!- y formar el pifostio que han formado? Les explico: básicamente por que ven peligrar el negociazo de la violencia de género, o violencia machista. Pero desgranemos esto para los escépticos. Aunque antes de pasar a los números, lean estas palabras de la Susanita: <<Han venido a cuestionar la igualdad entre mujeres y hombres y quieren desamortizar los servicios públicos que garantizan esa igualdad>>. (Juas, juas, juas). Veamos.

En Andalucía existen 2.222 asociaciones de género y 55 federaciones. En total, 2.277 chiringuitos feministas. Salen a tres por cada pueblo andaluz. La fuente es el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). El presupuesto de dicho Instituto contaba con 42.926.773 euretes de nada en el 2018 procedentes de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. De los cuales, 9.544.054 para salarios -la directora cobre casi 5.000 eurillos al mes-, y 12.219.239 (28% del total) para “gastos corrientes” (alquiler de oficinas, luz y agua, mantenimiento, limpieza, seguridad, etc.). O sea, algo más de la mitad del presupuesto y todavía no hemos ayudado a ninguna mujer. Pero hemos gastado pasta y hemos metido a mucho “apesebrado” a vivir del erario público. ¿Y qué pasa con el resto? Les cuento: 926.977 euros para inversiones y 20.236.503 para “transferencias de capital”. ¿Saben cuanto les ha llegado realmente a las mujeres necesitadas?: 951.981 euros, que suponen el 2,2 por ciento del presupuesto.

Pero la cosa no queda ahí, ni mucho menos. El Primer Plan de Igualdad de Andalucía se llevó para adelante 2.978 millones de euros, 69 veces más que el presupuesto del IAM. Como era plan cuatrienal, a 744,5 milloncejos por año. Pero además tenemos el Plan de Igualdad del Gobierno, con 3.127 milloncetes, a 1.042,3 por año.

Del montón de entidades subvencionadas, todas hijas del PSOE, la lista es muy larga, pero a modo de ejemplo citaré lo que han recibido algunas desde 2014: Federación de Mujeres Progresistas, 5,3 millones. Fundación Mujeres, 4,9 millones. Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, 3,5 millones. Asociación de Mujeres Juristas Themis, 2,2 millones… Contamos también con subvenciones cofinanciadas por el fondo social europeo, por valor de 3.267.660 boniatos.

En fin, para qué marearles con más con cifras. Pero ¿se van dando ustedes cuenta del negociazo montado en torno al “machismo opresor, violento y criminal”, del que no nos libramos ninguno por el solo hecho de ser hombres? ¿Van ya entendiendo el acojono de la preogresía andaluza e hispana? ¿Están ya justificados tanto ataque, manifestaciones insultantes, escraches y violencia física que se gastan las izquierdas que, por cierto, ha cundido por todo el país? Vistas las cifras de Andalucía, ¿nos atrevemos a hacer un cálculo para toda la nación? Y fíjense, todo el follón porque un partido minoritario –Vox- que ni siquiera va a formar parte del Gobierno andaluz, lleva en su programa derogar la Ley de Violencia de Género y crear una Ley integral de violencia familiar, en la que todos seamos tratados igual: hombres, mujeres, niños y ancianos. ¿Entienden ya por qué interesa tanto mantener esa ideología y esas leyes? ¿Comprenden ya la furia del nuevo Frente Popular? Aunque dudo mucho de que el tándem PP-Ciudadanos se atrevan a enmendar la plana. PP porque se ha contagiado de “género”, está conchavado con los linchamientos de la progresía y es cobarde. Y Ciudadanos porque está controlado por la masonería, en cuyas logias se cuecen los mayores y más destructivos disparates para introducirlos en los Estados. Catorce años desviando fondos europeos -22.000.000 millones anuales- para “proteger” a las mujeres (que no lo hacen) a las que no les llega ni un tres por ciento. Un último dato: entre 2014 y 2016 la Junta ha gestionado 66.458.000 euros destinados a políticas impulsoras de la Igualdad de género. Más de lo destinado al rescate de la banca española. ¿Se hacen ya una idea del “entramado andaluz”? ¿Tienen o no razones para subirse por las paredes?

Manda güevos la cosa, va a gobernar en Andalucía el matrimonio PP-C´s, y la mayor virulencia roja la descargan contra Vox. ¡Qué cosas tienen mi novio! ¡Muerte al facha!

Pues nada, mis queridos lectores, ahora van ustedes y lo cuentan.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca

error: Content is protected !!