Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La hispanofobia de los españoles

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La hispanofobia de los españoles

Antonio García

Fresquito en el recuerdo tenemos todos el 12 de Octubre, oficialmente Día de la Fiesta Nacional de España, denominación a la que hasta hace unos años se le unía la de Día de la Hispanidad. A veces se alude a Día Nacional de España, Fiesta de la Hispanidad, Día de la Raza, etc. Lo mismo da que da lo mismo, si en realidad no sabemos qué es lo que estamos celebrando. A nivel religioso sabemos que es el día de la Virgen del Pilar, pero al otro, a los títulos mencionados antes, pues puede que sí y puede que no.

Para quien ande un poco despistado, diremos que el 12 de Octubre de 1492 Cristóbal Colón y su tripulación pisaron por primera vez suelo americano. De manera que la fecha simboliza el impresionante acontecimiento histórico en el que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado con la integración de los diversos reinos hispánicos en una misma monarquía –Reyes Católicos-, inicia un período de proyección cultural y lingüística más allá de los límites del mundo conocido: el descubrimiento de América, considerado uno de los hechos más importantes de la historia universal. Y a partir de ese momento, comienza la gran tarea civilizadora que ningún otro país, créanme, ha sido capaz de realizar en sus conquistas a lo largo y ancho del mundo y de la historia. Ni ninguna monarquía igualó ni igualará jamás, en justicia y humanidad los designios de los reyes hispanos para con los habitantes de aquellas tierras americanas.

Pero esto hay mucho españolito que no lo sabe. Lo penoso es que, en vez de procurar enterarse, se han hecho eco de la tristemente famosa <<leyenda negra anti-española>> que ya lleva algunos siglos zurriendo por ahí. Lo que no es muy de extrañar dado que, estoy casi convencido, no hay habitante del planeta más dado a “tirar piedras sobre su tejado” que mis paisanos ibéricos.

Pregunta del millón: ¿Creen ustedes que cualquier nación de nuestro entorno se sentiría orgullosa de una gesta semejante? Es indudable que si.

Pues e aquí que muchos o unos cuantos españoles, no lo están. Y no les tiembla el pulso ni se sonrojan a la hora de hacer el ridículo. Por ejemplo, los integrantes del Parlamento Navarro. Ellos no, ellos conmemoraron el “Día de la Resistencia Indígena”, porque están convencidos de que lo nuestro en América fue un verdadero “genocidio”. Los pobre resistieron, pero no les valió: se les metió la civilización, el progreso, la cultura y la religión a base de trabucazos, de tal forma que, al poco de llegar los nuestros a aquellas tierras, apenas quedaba un indígena que llevarse a la boca. De donde se desprende que, la primera Universidad, fundada en Santo Domingo apenas cuarenta y seis años después de la llegada de Colón, fue un centro de pruebas para el genocidio que se avecinaba. Y las más de treinta que siguieron fueron campos de exterminio, repartidos por todo el territorio continental: Méjico, Lima, Santa Fe de Bogotá, Quito, Cuzco, Santiago de Chile, Guatemala, Colombia, La Habana, Panamá, Argentina, etc., etc. Sin contar, porque serían incontables los colegios e institutos creados para la enseñanza a los aborígenes continentales. Las leyes promulgadas por la monarquía española, recogiendo la igualdad de trato, y los mismos derechos, libertades y deberes que los conquistadores, como un pueblo más de la corona española, fue genocidio. La creación de misiones en principio y prósperas ciudades no mucho después, fue genocidio. El desempeño del oficio militar por los indígenas, hasta altas graduaciones, o la ordenación de sacerdotes, hasta obispos, fue genocidio… La liberación de los pueblos que soportaban la tiranía de los imperios Inca, Azteca… que oprimían hasta el exterminio y que practicaban miles de sacrificios humanos cada año en rituales a sus dioses, fue genocidio de los españoles. Y en fin, que no consta en los anales mayor incultura y desvarío que la de éstos rancios izquierdosos (silencio en la derecha) cuyo único afán es destruir y echar mierda sobre la historia de los pueblos. En primer lugar, el suyo propio.

Y así, el pasado 25 de Septiembre, la Mesa el Parlamento navarro, con su “Podemos” a la cabeza, aliado con los EH Bildus, los Geroa Bai y Cía., decide que el día 11 de Octubre se celebrará la “Resistencia Indígena”, en desagravio a tanto genocidio. Menos mal que el día 12 lo respetan como fiesta exclusivamente religiosa.

Curiosamente la izquierda izquierdosa ha celebrado este año el centenario de la Revolución Rusa, que se adorna con personajes como Lenin y Stalin, almas de la caridad que inauguraron un sistema que hasta la fecha se ha cobrado cien millones de vidas humanas en todo el planeta. Naturalmente en pro de la igualdad y la solidaridad del paraíso comunista. Lo que, por supuesto, está justificadísimo.

Da mucha pena tanta ignorancia, tanta mala fe, tanta manipulación insensata. ¿Quién desprecia su historia, quién intenta destruir su pasado, quienes quieren destrozar a su propia familia hasta el punto de dejarla casi irreconocible?

La <<Leyenda Negra>> nació y se impulsó por los países europeos enemigos de España, aquejados de “hispanofobia”, envidiosos, vengativos y avaros ansiosos del poder que entonces representaba el Imperio español.

Pero despreciar y acuchillar a la propia madre, no tiene perdón posible. Y ni se le ocurre al que asó las mantecas.

¿Verdad que no hay tonto más tonto que el que tira piedras a su propio tejado?

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca