Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Entrevista Carlos María López Sastre

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Entrevista Carlos María López Sastre

“Hacer dos procesiones diferentes no creo que sea la solución a los problemas del Jueves Santo. Nosotros apostamos por conservar la identidad de la Procesión del Silencio”

Entrevistas Radio Hellín 107.6 FM

Por Charo López


Carlos María López Sastre sigue buscando soluciones a los “cortes” que se producen en la Procesión del Jueves Santo. El Presidente-Hermano Mayor de la Real Cofradía y Hermandad de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús de la Misericordia, Jesús del Gran Poder y Ntra. Sra. del Dolor sabe que no es sencillo unificar criterios, pero tiene claro que hay que realizar cambios para que no se vuelva a producir la “ruptura” de la procesión y las imágenes que se vivieron este año. López Sastre es Mayordomo de Ntra. Sra. del Dolor y está al frente del paso de palio de la Virgen del Dolor desde 1994.

¿Qué sucedió en la Procesión del Silencio del pasado Jueves Santo?
C.M.L:
Los cortes que se produjeron en el desarrollo de la procesión entre nuestra Cofradía y las demás hermandades que formamos la Procesión del Silencio, vienen sucediéndose en los últimos años en mayor o menor medida y especialmente en el último tramo de la procesión. Esta circunstancia, el pasado Jueves Santo se incrementó notablemente como consecuencia de que al poco de iniciarse el recorrido, en concreto en la calle Buenavista, aparentemente se incrementa el ritmo de paso por esa calle y el trono de la Virgen del Dolor empieza a tener los primeros problemas para seguir ese ritmo. A ello hay que unir que el paso de palio al llegar al recorrido que comprende desde la calle Cassola hasta la Plaza de San Francisco, la estrechez de esas calles impiden que el palio pueda pasar con mayor celeridad, siendo necesaria aproximadamente una hora para poder hacer este trayecto, cuando el resto de pasos, pueden hacer el mismo recorrido en poco más de veinte minutos o incluso menos. De ahí que año tras año, el paso de la Cofradía por las calles De Heras y Silvela no sea el correcto, produciéndose cortes dentro del cortejo de la hermandad y con las hermandades que nos preceden. El hecho de que hubiera que retirar un cirio del trono para evitar riesgos innecesarios y la dificultad añadida de un cable en la calle Perier no afectaron al desarrollo de la procesión, aunque sí crearon una confusión innecesaria.

¿Cuándo tiene constancia como capataz del paso de palio de esos cortes o mejor dicho de que la procesión estaba rota?
C.M.L:
Como antes mencionaba, desde el comienzo de la calle Buenavista mi sensación es que el paso se estaba quedando atrás. A pesar de que los cofrades encargados de cada tramo de nazarenos intentaban evitarlo y que la organización de la procesión nos comunicó que se modificaba la cadencia de la procesión, no nos permitía que el paso de Ntra. Sra. del Dolor pudiera avanzar lo suficiente para poder recuperar espacio y que la Cofradía pudiera acoplarse al ritmo de la procesión. Del retraso acumulado y de los cortes producidos tengo constancia en la calle Silvela.

¿Cuáles pudieron ser las causas de ese final de procesión?
C.M.L:
La cadencia a la hora de andar del paso de palio difiere enormemente del resto de tronos, y a pesar de que adaptamos nuestro ritmo en las medida de nuestras posibilidades al de la procesión, se producen esas circunstancias a las que se añade el recorrido por calles muy estrechas que requieren mucho tiempo de paso.

¿A qué hora terminó la procesión? ¿Nos puede hacer una comparativa con años anteriores?
C.M.L:
El paso de la Virgen del Dolor llegaba a la puerta del colegio de Capuchinos a la una y diez minutos de la madrugada. Tras rezar la salve, proceder a la entrada del Cristo de la Misericordia y del Gran Poder, retirar del trono de la Virgen los elementos que impiden su entrada y acoplar los necesarios para que el paso avance de rodillas, la Virgen del Dolor entraba en Capuchinos treinta y cinco minutos después de la hora antes mencionada. Con respecto a años anteriores, la hora de llegada gira entre las doce y media y la una de la madrugada, aunque ha habido algún año que ha concluido más tarde que este año.

Hablando de años anteriores…¿el problema de esos cortes suceden desde que la Virgen es portada por costaleros? ¿Tiene algo que ver la incorporación de nuevas hermandades?
C.M.L:
El hecho que Ntra. Sra. del Dolor sea portada por costaleros por supuesto que influye en el tiempo de procesión necesario, pero a ello hay que añadir las condiciones diferenciadoras en las que los costaleros van debajo del paso: espacio físico muy limitado, altas temperaturas, condiciones a la hora de descansar en las paradas. Todo ello influye considerablemente. El hecho de que la procesión haya aumentado en número de hermandades participantes no influye en dichos cortes. Lo que sí es necesario que el conjunto de la procesión logre adoptar un ritmo que permita que se desarrolle con total brillantez.

¿Qué cambios cree necesarios para corregir esos problemas que de forma continuada viene padeciendo esta Procesión?
C.M.L:
Hay muchos aspectos que analizar de forma conjunta y entre todos conseguir que de esta procesión se hable por su vistosidad y buen discurrir.

¿Cambios en el recorrido? ¿Qué alternativas serían posibles?
C.M.L:
Es evidente que el paso por determinadas calles condiciona el buen desarrollo de la procesión si no queremos sufrir parones y cortes innecesarios. Las alternativas habrá que proponerlas y analizarlas objetivamente, por parte de todos, en el seno de la Asociación de Cofradías.

¿Solucionaría algo un cambio de horario?
C.M.L:
Habrá que conocer primero cuánto tiempo queremos que dure la procesión tanto por parte de los participantes como de los espectadores, y en función de ello establecer el horario.

¿Y un desdoblamiento de la procesión, es decir las imágenes de su cofradía por un lado y el resto por otro aunque hubiera un recorrido de confluencia?
C.M.L:
Creo que no sería solución. Hellín tiene su forma de concebir las procesiones y aunque haya que adaptarse a muchos factores nuevos, entre todos hay que procurar conservar otros.

¿Tiene constancia de que hay hermandades a las que les gustaría esta última opción?
C.M.L:
No tengo constancia firme. Una cosa son los comentarios y opiniones personales y otra muy diferente los posicionamientos y alternativas que podamos plantear las hermandades de manera conjunta buscando el bien común para la procesión sin desvirtuarla en su esencia.

¿Acatarían una decisión así del Pleno de la Asociación de Cofradías? ¿De lo contrario qué estarían dispuestos a hacer?
C.M.L:
Estar integrados en un colectivo que agrupa, coordina y vela por nuestras procesiones de Semana Santa, supone unos derechos y también unos deberes, como es el asumir los acuerdos que se adopten. Confío en la buena voluntad de todas las hermandades de Jueves Santo y de la Asociación de Cofradías para solventar todo aquello que vaya en pro de un mejor discurrir de la procesión de Jueves Santo, conservando su identidad.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca