Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Hasta siempre, Pura Ruíz

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Hasta siempre, Pura Ruíz

Por Sol Sánchez

Vivió en un pequeño pueblecito que todos conocemos, llamado Agra.

En la casa de piedra de la esquina, junto al bosquecillo de pinos.

Tuvo cinco hijas y un hijo bajo el cielo cubierto de estrellas. Junto a ellos encendió muchas veces la chimenea para terminar sus artísticas creaciones.

Anidaban en su patio nidos de flores, enjambres de vida y muchas ilusiones que se hicieron realidad.

Del huerto llegaba cada día a su cocina la fruta y hortalizas frescas. Se abrazaba a las cosas sencillas de siempre, de cada día. Cosía sobre la blanca tela y bordaba con colores de la primavera en los manteles.

Se llamaba Pura. Una mujer menuda de sonrisa y corazón grande. Una mujer hacendosa, amiga fiel de sus amigos, acogedora y delicada.

Sabía guardar secretos, y ponerse a la altura de cualquier persona. Era discreta y eso la hacía especial.

Tuvo una vida larga en la que pudo derrochar su cariño a todos los que cerca de ella pasamos. Disfrutó de su marido, hijos, de sus nietos, de los vecinos y valoraba cada nuevo amanecer.

El miércoles su corazón se apagó como una vela a los ochenta y seis años, y dentro de la tristeza que produce la pérdida de un ser tan querido, es cierto, que hay que agradecer su larga e intensa vida. Su compañía. Su respeto y buena actitud ante los demás.

Cada vez que vea salir humo en alguna chimenea, pensaré en ella. En esos momentos en los que caen las tardes de invierno y se necesita el arrullo de la fraternidad, llamaremos a su recuerdo. Porque las personas como ella se quedan para siempre.
Su esencia perdurará en ese pequeño pueblecito que todos conocemos llamado Agra.

En la casa de piedra de la esquina junto al bosquecillo de pinos. Bajo el cielo de estrellas y en el chisporrotear del fuego del amor y la calidez, la Navidad tendrá manteles con tus trazos y los colores de la primavera.

Pura Ruiz Soler, su mayor obra fue grabar con hilos de la inmortalidad su nombre en el corazón de los que la quieren y no la olvidarán.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca