Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Voto por la dignidad

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Voto por la dignidad

Por Sol Sánchez

No me gusta hablar de Política, un tema que debería ser el pan de cada día, puesto que forma parte de lo más importante dentro de las sociedades y los ciudadanos, deberíamos estar familiarizados con este tema. Pero ocurre, que hablar de Política en este país no es gratis. Las palabras nos posicionan inmediatamente. Se nos crea una etiqueta de por vida y para colmo, salen enemigos por debajo de las piedras. ¡No, definitivamente, no me gusta hablar de Política!

De todas formas, creo, que en estos días, en los que todos conocemos muy bien cómo funcionan los Partidos, lo que deberíamos cuestionar es a los ciudadanos.

Nos llevan a las urnas, cada tres por dos y allí estamos. Votamos. Pero… ¿Qué votamos? No se trata de ser fieles, durante toda una vida a unas siglas. Se trata, de ser ciudadanos coherentes. Españoles, a los que llegados este momento, lo que deberíamos dar, es un voto a la Dignidad. Un valor que se ha perdido. Que brilla por su ausencia en muchos de los Políticos que nos representan y en muchos de los ciudadanos que votan. Dignidad, es elaborar un programa y cumplirlo. Dignidad es, no votar a personas corruptas, que nos han robado, que se ríen ante nuestra cara, defendiendo lo indefendible. Y sabemos, que, excepto en alguno, que yo sepa, en todos los partidos, hay casos de corrupción.

Vivimos en un país, en el que hay que cambiar muchas cosas: leyes electorales injustas, votos cautivos, promesas falsas sin castigo por los electores, control de la Justicia y los medios de comunicación, pero principalmente, lo que se debe regenerar es la mirada sesgada de la ciudadanía. Es la base de todo. Son los cimientos, que mantienen la obra. Debemos dejar de ser títeres. Votar con criterio propio y sobre todo, no dejarnos arrastrar por mentiras, por los mismos de siempre, aquellos que amparan a los ladrones de turno.

Supongo que estas ideas, son una utopía. No habrá grandes movimientos, que se nieguen a depositar el voto, mientras todo siga igual. Seguiremos sacándonos los ojos en las barras de los bares, defendiendo a esos partidos que consideramos nuestros, simplemente porque nuestros padres los votaron. Pero hay otra opción. Una papeleta que me encantaría encontrar, y quizá se encuentre, si sabemos mirar, en los Colegios Electorales.

¡El Voto por la Dignidad!

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca