Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Víctor Árbol abogó sobre la importancia de la lectura y la utilidad de las bibliotecas y los clubes de lectores

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Víctor Árbol abogó sobre la importancia de la lectura y la utilidad de las bibliotecas y los clubes de lectores

Cristina López Barrio cierra Las Jornadas Literarias

Y llegaba el turno en la noche del miércoles, dentro de las Jornadas Literarias, a Víctor del Árbol, un escritor calificado en muchos sectores como autor de “novela negra”, residente en Barcelona, a donde llegó con su familia desde Almendralejo.

Víctor del Árbol fue presentado por Mª Ángeles Sánchez, trabajadora del departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Hellín, que desde el primer momento dejó en clara evidencia la admiración que siente por sus obras que había conocido en su club de lectura, y su satisfacción por poder cambiar impresiones sobre sus novelas y sus vivencias, que tras esta presentación, fue desgranando desde “la infancia robada” como el mismo la definió, cuando su familia numerosa tuvo que emigrar a Barcelona, por necesidades económicas y laborales.

El escritor siguió hablando de numerosos episodios que marcaron sus primeros años: la necesidad de ayudar a su madre para sacar adelante a sus hermanos, sus visitas desde muy pequeño a la biblioteca de su barrio, su vocación sacerdotal y su estancia en un seminario, donde dijo que tenía muy buenos recuerdos del tiempo pasado allí y posteriormente sus viajes a Francia y Argentina.

Tras asegurar que “no se puede ser un buen escritor sin ser un buen lector”, hizo mención en primer lugar a “La Ilíada” la epopeya de Homero, un libro imprescindible, dijo, dentro de la literatura mundial, haciendo hincapié en la diferencia entre sus dos héroes Aquiles y Héctor, que luchan por motivos antagónicos. Asimismo recomendó la lectura de “El paraíso perdido”, de John Milton, como otra obra clave para entender su vocación literaria.

Ya metido en sus obras, puso especial énfasis en la titulada “Un millón de gotas”, una trama criminal con historias de los españoles que marcharon a la Unión Soviética, tras la Guerra Civil, como “La tristeza del samurái”, una de sus obras más conocida y, lógicamente, “La víspera de casi todo”, Premio Nadal 2016. Respecto a este galardón, dijo que no había cambiado su manera de escribir pero si la visión que los demás podían tener sobre él.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca