Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Un sueño hecho realidad

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Un sueño hecho realidad

¡Es un sueño hecho realidad! Y os lo debo a vosotros.

A cada una de las personas que me leéis, a través de este Faro.

Que durante este tiempo me habéis alentado, compartido esos retazos de vida que son nuestros.

Por fin mi libro, que es de todos, ya está en la Librería Flomicar. ¡¡Por fin!!

Me gustaría ponerme delante de cada uno de vosotros y dar las gracias con mi propia voz.
Porque junto a cada uno de vosotros, tendré cosas que recordar.

El día 22 de junio, si todo va bien, presentaré mi libro en la Casa de la Cultura a las ocho y media de la tarde, viernes.

Sé que en una presentación de libros se aprovecha para venderlos, pero en mi caso no será así.

No quiero que ese día sea para la compra del libro y por eso no habrá allí libros para vender. ¡No quiero que nadie se sienta comprometido!

Quiero y deseo que sea una tarde para el reencuentro, para poder conocer físicamente a muchas personas con las que sólo “hablamos” a través de las letras.

Para volver a ver a otras a las que hace mucho que no veo.

Una tarde para trasladarnos a la época de nuestra niñez, a los colegios, a los barrios, al parque…, de la mano de todos los que por aquellos días, todavía estaban con nosotros.

Una tarde para agradecerles su paso por nuestra vida, por nuestro pequeño y gran pueblo.

Para abrir las puertas de los comercios que se cerraron, iluminar el Rabal de luces, tiendas y vida.

Para oler a magdalenas de la Bañona, a caramelos de la Elisa, a humo de las chimeneas de los barrios, escuchar los consejos de la Calcetina, oler a betún en los pentagramas de Miguel Picazo, modelar la madera con el cincel de Paco Caza, comprar botones en Ripoll y Paco Mecha, y tela en casa Graells.

Para correr por las callejuelas y comprar castañas a la castañera y después escondernos en un rincón de la librería del Carmen para sumergirnos en las mágicas páginas de los libros y subirnos a los cochecitos del Tío Güít…,
…y en el atardecer, agradecer a la Virgen del Pino continuar respirando nuestro aire particular.

Para recordar que tuvimos una canción y unas pistas en las que bailarla. Para escribir cartas y comprar sellos…

Os prometo que estos días cierto miedo se ha apoderado de mí al pensar: ¡¡Madre mía y si me veo sola en la presentación del libro!!

Pero ahora, al ir escribiendo estas letras, algo me dice que no será así… ¡Qué cuento con vosotros, mi gente! Y eso me gusta.
¡¡¡El día 22 de junio nos vemos!!!

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca