Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Terrorismo machista o demagogia barata

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Terrorismo machista o demagogia barata

Antonio García

Ya saben, el pasado miércoles un hombre de Benicàssim (Castellón) llamado Óscar Lozano, asesinó a su pareja sentimental con un chuchillo de cocina en presencia de sus dos hijos de 13 y 10 años, a los que posteriormente también causó heridas de arma blanca.

Naturalmente no voy a comentar la noticia. Ustedes ya la conocen, no es mi cometido y además el hecho en sí no merece más que repulsa. Pero sí hay cosas que me llaman la atención, como son los comentarios o frases sueltas que algunos políticos, agarrándose como lapas a la oportunidad de hacer demagogias con estos sucesos, sueltan ante la prensa, auto besándose por los comentarios tan geniales que se les ocurren. Y quedan como dioses. Dioses demócratas, progresistas y feministas, por supuesto.

El hecho es que don Joaquín Francisco Puig Ferrer –alias, Ximo Puig-, presidente de la Generalidad Valenciana y secretario general del pesoe regional, aprovechando que el Turia pasa por Valencia ha sentenciado que <<hay que eliminar para siempre de la sociedad el “machismo terrorista”>>, o terrorismo machista, que también cabe. Y su partido ha pedido <<que se trabaje de una vez>> contra esta lacra. <<Conciencia y sensibilización contra las prácticas machistas>>. ¡Guau!, que diría un yanqui. ¡Olé tus cohone!, que diría un castizo andaluz.

Terrorismo… ¡será imbécil!

Sin embargo, tan excelsos aforismos y declaración de principios, no dejan de ser topicazos de tres al cuarto, de usar y tirar, porque están ya más sobaos que el coño de la Bernarda. Con perdón.

Y es que, el problema surge cuando las cosas se politizan y se utilizan ideológicamente, se manipulan y se desvirtúan, en vez de ir por lo derecho a la raíz antropológica y sicológica del comportamiento humano y poner verdaderas soluciones, si ello fuera posible. Pero claro, eso requiere preparación, conocimientos, sentido común y verdadero amor por la Humanidad. De lo contrario, las lógicas y justas repulsas a estos hechos luctuosos solo sirven para engordar la teta del Ministerio de Igualdad, el Instituto de la Mujer y sus derivados regionales y locales. “Pa ná más”.

Porque, a estas alturas de la película y con la experiencia acumulada, ¿alguien cree que se va a eliminar la violencia doméstica o de sexo por un par de leyes y docenas chupatintas que viven de eso? Y lo que es aún más importante, ¿alguien cree de verdad que ese tipo de violencia está desconectado del nivel educativo, cultural y social en que estamos inmersos? Digo más, ¿está desconectada de la propia esencia psicológica del ser humano? ¿Alguien ha estudiado este fenómeno de la conducta en serio? Para mí que no, pero es rentabilísimo para cierta ideología. Lástima.

Existir, me imagino que ha existido siempre. Por lo que la otra gran cuestión es si creemos que hoy día, en la época de la modernidad, el progreso, el estado de bienestar y la madre que parió a Peneque, hemos llegado a la construcción del hombre y la mujer ideales. Si este modelo social, económico y sobre todo de carencia de valores espirituales, está propiciando un mundo justo y cabal, en el que cada vez estén más templadas las pasiones y los instintos. Más atemperadas y controladas las perturbaciones mentales, los desequilibrios emocionales. Más elaborados y conseguidos el autodominio, la tolerancia, la comprensión del otro, la capacidad de entendimiento… la bondad de las relaciones interpersonales.

Y si es que alguien lo sabe, que me diga desde cuando se han puesto en marcha programas de ingeniería educativa y cultural que tengan al ser humano integral como fin, libres de ideologías, adoctrinamientos y espurias manipulaciones. Y muchas honduras más en que podríamos entrar, con tiempo y espacio para ello.

Pero no, ahora viene la inútil, estúpida y tendenciosa guerra de las cifras: que si en lo que va de año han muerto tantas mujeres a manos de su pareja, que si mire usted la de hombres que también han sido víctimas y nadie dice nada (es verdad), y que tanto machismo ya da basca. Y que si las “leyes de género”, en defensa de las mujeres, claro, tienen que ser más contundentes, porque esto no pué ser.

Pues venga, adelante. Yo les reto: a ver quién es el genio que inventa la pólvora. Porque hasta hoy no he vista más que moscas cojoneras en el aire. Y dinero público malgastado, que nadie sabe qué maquinarias está engrasando. Pero soluciones, ninguna.

El caso es que se anunciaban manifestaciones silenciosas frente al Ayuntamiento y la Cortes Valencianas, convocadas por no se quién, para no se qué, la verdad. Espero verlas también ante cualquier otro tipo de muerte injusta, de las miles que acaecen en el devenir de la vida y que podrían haberse evitado.

Acabo con las palabras de don Miguel Lorente, un médico forense y profesor de la Universidad de Granada: <<El primer gran instrumento para acabar con todas las violencias es la Igualdad>>. Tras lo cual, me imagino que se secó el sudor de la frente, tras el ímprobo esfuerzo que le costó parir la frase. ¡Estudia pa esto…!

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca