Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Nuestro parque en el olvido

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Nuestro parque en el olvido

Por A.M.G.L

En muchos pueblos quisieran tener un parque como el que tenemos en Hellín: extenso como el de una capital, con árboles centenarios que crean un paisaje de película y con diversas áreas para gente de cualquier edad. Sin embargo, ¿por qué no nos preocupamos por conservarlo?.

Aún recuerdo los buenos recuerdos de mi infancia en nuestro parque, pero ahora lamento el hecho de que la mayoría de nuestros niños no puedan hacerlo. La razón es fácil de ver: las instalaciones se han descuidado hasta tal punto en estos últimos años que ni padres ni niños se sienten atraídos por ellas. Por no hablar de los fines de semana o épocas de fiestas, cuando niños y adultos tenemos que andar entre botellas, envases y diversos residuos esparcidos por todo el parque e incluso al lado de papeleras. Ciertamente, el problema a veces es que las papeleras se encuentran en un estado lamentable o directamente ni se encuentran, por lo que un problema conlleva al otro y esto se convierte en el cuento de nunca acabar. ¿Nadie ha pensado que los niños y sus infancias son las principales “víctimas” de este deterioro?.

Por otra parte, no sólo los niños sufren esto. A día de hoy y de toda la vida la gente ha disfrutado de paseos matutinos o nocturnos, en familia o en solitario. Sin embargo, la suciedad quita las ganas de salir a pasear al parque y la distribución “improvisada” de algunos bancos imposibilita, en muchos casos, la opción de tomar asiento tranquilamente y disfrutar un poco del aire fresco. ¿Por qué se han convertido algunas zonas del parque en lo que parece una “peña?.

¿Es esto lo que queremos para nuestro pueblo y sus ciudadanos?. Deberíamos concienciarnos sobre la gravedad del asunto y empezar a tomar medidas, ya que todos podemos y debemos aportar nuestro granito de arena y colaborar. Ya lo dijo Lacordaire: “hombre justo y honrado es aquel que mide sus derechos con la regla de sus deberes”.

A.M.G.L

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca