Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Las Higuericas siguen ahí

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Las Higuericas siguen ahí

El Espectador

El pasado domingo, día 6 de mayo, en el diario EL PAÍS se publicaba un interesante artículo con el título de “Las cicatrices de la última burbuja inmobiliaria”, donde se daban a conocer algunos de los casos “más sangrantes” que había dejado atrás el estallido del “boom” del ladrillo y que seguían sin resolver.

Eva Saiz, autora del artículo, hablaba de algunos de esos complejos inmobiliarios, como el conocido como Velbapak, que llegaron a promocionarlo como La Marina D´Or de Castilla-La Mancha, donde se iban a construir 500 viviendas de lujo, con piscina campo de golf y un hotel de cinco estrellas.

Ahora, según la periodista, “se asemeja a un poblado del Oeste, donde el silencio solo se rompe con el batir del tren de alta velocidad. Los viajeros de estos trenes pueden ver una sucesión de viviendas inacabadas, hundidas en el polvo de la meseta castellana. Son los esqueletos de lo que debería haber sido esta promoción de lujo nacida, como tantas otras a la sombra de una borrachera urbanística y que sirve como paradigma de los despojos de la fiebre inmobiliaria”.

En el municipio de Hellín, como todos nuestros lectores conocen, también tenemos algunos ejemplos de la resaca de aquellos años “gloriosos”. Sin duda el más vergonzoso es el de la urbanización de “Las Higuericas”, sin olvidar “El palacio de todas las cosas”, como muestra de la falta de sensatez de un equipo de gobierno donde hacía y deshacía un alcalde de triste memoria llamado Diego García Caro.

De aquel inicial proyecto de construir 816 cortijos sobre una superficie de 120 hectáreas, situadas al sur del municipio de Hellín, entre las pedanías de Agramón y Las Minas, junto a la maltratada sierra de Los Donceles y el embalse de Camarillas, que iría acompañado por todo tipo de complementos para sus usuarios, un hotel, restaurantes, supermercado, instalaciones enólogas y sanitarias, vigilancia privada, aulas temáticas, salas de reuniones y conferencias, espacios para la práctica de la equitación y deportes náuticos sin motor en el cercano embalse de Camarillas, no queda más que una imagen patética de edificios casi terminados o medio hacer, que con el tiempo, serán una completa ruina y que ya sufren el lógico deterioro y el asalto de los desalmados, a pesar de la vigilancia de 24 horas.

Lo que llegó a continuación es también conocido: las reiteradas denuncias de los compradores a la empresa Cleyton Ges, por la venta fraudulenta de algunas docenas de cortijos que al final se empezaron a construir, la declaración judicial anulando la licencia municipal para la construcción de la urbanización, la demanda de los ecologistas, los intentos de García Caro de “matar al mensajero”, con la insana intención de no reconocer sus gravísimos errores…

Ahora, con el tiempo transcurrido, nosotros seguimos sin vislumbrar cual es el futuro que le espera a esta urbanización fantasma, porque la posible solución no la encontramos por ninguna parte, pero lo que si todos podemos comprender muy a las claras es la incompetencia de unos políticos, la estupidez de unos “constructores”, y la ambición, unida a la ignorancia, de unos promotores.

617 Viviendas Unifamiliares
El suelo objeto de este conjunto urbano está situado al sur del término municipal de Hellín. La superficie total es de aprox. 49 Ha.
La promoción consta de 617 viviendas unifamiliares ejecutadas con siete modelos diferentes. Las viviendas se ubicarán en parcelas de un tamaño máximo de 800 m² en general y en algún caso en parcelas de 306,80 m². Las parcelas presentan formas, dimensiones, condiciones de acceso y relieve muy diferentes entre si.
Los edificios tienen un estilo “mediterráneo” al modo tradicional, compuestos a base de volúmenes de diferente altura que se unen entre sí formando un conjunto variado. Su superficie va de los 11,85 a 204,54 m².

Arquitectos: Jon Arregi – Emilio Barrero
Arquitecto Técnico: Lander Arregi
Promotor: Cleyton Ges S.L.
Fin de Obra: en construcción
Area de actuación: 83.662 m²
Presupuesto: 31.934.942 €

Datos: arkitalde.com

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca