Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La sequía informativa y la lotería de Navidad

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La sequía informativa y la lotería de Navidad

El Espectador

Aunque parezca una contradicción, rayana en la incongruencia, hablar de la lotería de Navidad cuando los termómetros marca más de 35 grados centígrados a la sombra, nuestro compañero de las tareas periodísticas y sin embargo amigo, Manolo Guerrero nos manda, con el loable propósito de sacarnos de esta sequía informativa- lo nunca visto: toda la semana sin una rueda de prensa que llevarnos a la boca los pobres plumillas- una noticia con este tema.

Nos dice, más menos, que son en estos días de intenso calor cuando se ponen a la venta en las dos administraciones de la ciudad los primeros décimos de este tradicional sorteo del 22 de diciembre.

Y no solo nos lo señala, además nos da datos que demuestran su sagacidad como informador:

Así, asegura, que la Administración Nº 2, ubicada en la calle López del Oro, que regenta Alfonso Luján, desde hace días están recibiendo las primeras visitas de personas dispuestas a buscar, por anticipado, su suerte con uno de los décimos que, como en años anteriores, al precio de 20 euros, ya están a la venta.

“En este sentido, continua MG, el responsable de la Administración, dibujaba el perfil del comprador en estos meses de verano, como un hellinero que regresa a casa en esta época del año; turistas que están de vacaciones, o simplemente de paso y quieren probar fortuna, tras indicar que, ya en Semana Santa, algunas personas se interesaron por si ya estaban a la venta los referidos décimos”.

Más explicaciones
No quedaba en esto la cosa, el periodista de Radio Hellín, nos añadía que en esta Administración y en una primera consignación, se iban a poner a la venta 5.000 billetes y más de 300 números distintos, y que los hellineros se solían jugar en ambas administraciones, más de dos millones de euros, pero los grandes premios en este tradicional sorteo, siempre se habían mostrado esquivos, pasando de largo, y sólo se habían podido recuperar parte de la inversión en forma de pedreas o terminaciones de algunos de los décimos más demandados que juegan cofradías, hermandades o asociaciones del municipio.

Y que a pesar que es un sorteo que, en proporción al de El Niño o cualquiera de los que se realizan los sábados, ofrece menos opciones de premio, “es ya casi una tradición que, quien menos, compre si acaso un décimo para poder soñar, ilusionarse y sentirse partícipe de la emoción de ese día”, concluía con su disertación.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca