Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

La pequeña plaza de la calle Mesones ya lleva el nombre del sacerdote Lázaro Fernández Falcón

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La pequeña plaza de la calle Mesones ya lleva el nombre del sacerdote Lázaro Fernández Falcón

Tras un emotivo acto realizado en la mañana del pasado sábado

En el mañana del pasado sábado se llevaba a cabo la ceremonia de descubrimiento de la placa en la pequeña plaza ubicada entre las calles Mesones y Martínez Parras que desde ese momento, según decisión tomada por la Corporación municipal, llevará el nombre del sacerdote hellinero Lázaro Fernández Falcón.

Así, tras la misa celebrada en el templo de Nuestra Señora de la Asunción, donde estuvo presente el obispo de la Diócesis, Ciriaco Benavente, las personas asistentes, se trasladaron al lugar, donde uno de los familiares del homenajeado, Antonio Fernández, brigada de la Guardia Civil, leyó un sentido relató contando sus impresiones sobre este sacerdote, y sobre todo su amor hacia la patrona de la ciudad, La Virgen del Rosario y la admiración y respeto a este benemérito cuerpo, que lo nombró Pater de la Comandancia de Albacete.

También recordó sus importantes gestiones para conseguir que la imagen conocida como la Virgen del Pino, llegara a nuestra ciudad y no se quedara en Almansa, que era su destino original, como su trabajo de canónigo de Catedral de Albacete y profesor de varios institutos de aquella ciudad.

Por último Antonio Fernández quiso agradecer tanto al obispo Albacete por su presencia, como al alcalde de la Ciudad, Ramón García, al frente de la Corporación, y a todas las demás personas que había colaborado para que este acto fuera posible.

Asimismo intervinieron el alcalde de la ciudad, indicando el empeño mostrado por la familia del sacerdote, para que esta pequeña plaza lleve su nombre que “era simplemente un acto de justicia y muy merecido”.

Por su parte, otros de sus sobrinos, el músico, Lázaro Fernández, dijo que para él, como para todos sus familiares, encabezados por su primo, Antonio Fernández, era un sentimiento de alegría y emoción haber llevado a cabo este acto de homenaje, recordando algunos de los pasajes más emotivos de sus últimos años, que vivió en la residencia de las Misioneras de la Caridad y la Providencia, a las que también quiso señalar su agradecimiento por el trato tan humano que recibió.

Por último, el obispo Ciriaco Benavente, hizo patente el agradecimiento al Ayuntamiento de Hellín, por el reconocimiento dado a un sacerdote, algo que a un obispo era motivo de alegría. “Don Lázaro merecía este homenaje, por el amor que tenía a su tierra. Era un hellinero de pro, aunque solamente fuera por eso. Por querer tanto a su pueblo”.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca