Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Inauguración de las Jornadas Taurinas del Hotel Reina Victoria

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Inauguración de las Jornadas Taurinas del Hotel Reina Victoria

Con la presentación del nuevo libro de Mariano Tomás Benítez

Si duda la presentación de un nuevo libro del magistrado jubilado y escritor taurino de éxito, Mariano Tomás Benítez, era uno de los interesantes alicientes, para que el salón del Hotel Reina Victoria, a pesar de los pesares, léase retrasmisión de un partido de fútbol de interés para muchos aficionados a este deporte de masas, presentará una buena “entrada” en la inauguración de las XXV Jornadas Taurinas y Culturales, la misma que le deseamos al responsable de la organización de festejos taurinos, Antonio Soler, en los dos que organiza para la próxima Feria.

Así con un “cartel” de importancia, y con la presencia del alcalde de la ciudad, Ramón García, al tratarse de un acto encuadrado en el programa de los festejos, y, como, no se le olvidó de comentar en su turno de intervenciones, subvencionado por el Ayuntamiento, se iniciaba el acto, que abría en su papel de moderador, nuestros compañero en las tareas informativas, Emilio Sánchez, que llevó su tarea con palabras ajustadas e intervenciones precisas y oportunas. Entre ellas los recuerdos emocionados para Marisa García y Dámaso González.

Así, tras las palabras ya comentadas del regidor que también quiso tener un recuerdo para Marisa y Dámaso, y enviar su mensaje de ánimo para Antonio Soler; entraba en liza, Enrique Amat, periodista muy vinculado a Hellín, no solamente por su intensa amistad con Mariano Tomás, también por su cercanía con el recordado empresario, Enrique Grau.

Embajador de Hellín en Valencia
El periodista valenciano, asimismo exponía su último libro, dedicado en parte a las apariciones del diestro Manuel Rodríguez “Manolete” en el cine, primeros en cortometraje y más tarde en películas que fueron rodadas algunas de ellas en México, tuvo palabras muy elogiosas a Mariano Tomás, al que nombró “como embajador de Hellín en Valencia”.

Por su parte Francisco Delgado quiso, tras sus palabras donde mostraba su admiración por Mariano Tomás, asegurando que su nuevo libro, que esperaba que no fuese el último, era “una brillante reflexión sobre lo que ha sido los toreros más importantes y destacados de los últimos 70 años de la historia de la Tauromaquia”.

Delgado, igual que su colega y amigo Amat, daba cuenta que también había viajado con ejemplares de su nuevo libro “¡Los toros son cultura!”, donde explicaba que había querido recordar, en estos tiempos tan difíciles que vive, que el mundo de los toros” eran un fenómeno eminentemente cultural, por los que había que defenderlo, promoverlo y divulgarlo y nunca atacarlo”.

Quiso puntualizar la gran intensísima relación de Manolete con Valencia, donde había hecho el paseíllo 33 veces, en las seis temporadas de matador de toros, dando numerosos detalles sobre estas actuaciones, todas con el máximo éxito.

Tras una nueva intervención de Emilio Sánchez, leyendo un poema de Juan Andújar, escrito en 1947, como homenaje póstumo el torero fallecido en la tragedia de la plaza de toros de Linares, llegaba la esperada intervención de Mariano Tomás, que tras los consabidos agradecimiento, realizó un nuevo recuerdo emocionado para Marisa, pidiendo que se pusiese su nombre e las nuevas ediciones de las Jornadas Taurinas, pues siempre estaría presente.

Romper una lanza a favor de la Tauromaquia
También quiso “romper una lanza” a favor de la Tauromaquia, hablando de su evolución, para continuar analizando una época clave como fue la de Joselito y Belmonte, que tras la muerte del primero, se comenzó a llevar a cabo el proyecto Belmontino, alcanzando con su plenitud en Manolete, para desarrollarse durante los años siguientes convirtiéndose en un espectáculo muy interesante.

Para Mariano Tomás, explicó, su intención al escribir este libros era hacer un cuadro de honor relativo con 35 personalidades de la Tauromaquia, donde había querido encontrar el alma del artista para poder ver “un perfil de estilo”, reflejando su personalidad y su aportación a la fiesta de los toros.

También quiso mostrar su punto de vista sobre Manolete, ya que las jornadas eran para conmemorar el centenario de su nacimiento, dijo, recordando el busto que le realizó el escultor, José Zamorano, y que esperaba que estuviese presidiendo el acto.

Tertulia de mesa camilla
Aunque, afirmó, que por su edad nunca había visto torear al diestro de Córdoba, si tenía innumerables referencias sobre él, las más interesantes a través de su familia, cultivando desde pequeño “ la tertulia de mesa camilla”, recordando a su abuelo Mariano Tomás Precioso y su hermano José , y su tío y padrino, Juan Andújar Balsalobre.

Más adelante ,tras asegurar que Manolete era un torero de suma importancia y ortodoxo, con un poderío enorme de brazos y de muñecas, además, con una importante dimensión hellinera, ciudad donde tuvo muchos y grandes amigos; toreando 5 tardes en el Coso de la Glorieta, y estando anunciado en el año 1947, cuando llega su muerte en Linares.

Por último intervino con torero invitado Pepe Osuna, que habló con especial énfasis de Dámaso González, al que le unía una gran amistad. De Manolete dijo que era un torero, según todos los testimonios que había recogido, con gran personalidad dentro y fuera de las plazas de toros.

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca