Periódico con noticias de última hora, multimedia, álbumes, ocio, sociedad, servicios, opinión, actualidad local, economía, política, deportes…

Intolerancia cero

Article   0 Comments
Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Intolerancia cero

Hace unos días, recibí el mensaje de una persona, preguntándome si había leído, algunos comentarios de prensa, incluso en las redes sociales, en contra de las personas Homosexuales.

La verdad, es que sí, había leído algo, pero son comentarios que me parecen tan indignos, que casi prefiero pasar de puntillas por esos temas.

A las horas de leer el correo, me quedé pensativa:

-¡Cuánto daño se puede llegar a hacer, cuando se practica la Intolerancia!- Pensé.

Esas personas, que un buen día se levantan y escriben un artículo en la prensa, o se ponen ante un micrófono, para dañar gratuitamente a otros, que simplemente viven libremente sus vidas.

¡La Intolerancia, es una enfermedad muy grave!

La Intolerancia, es una frustración personal, que nos hace atacar a los demás.

Gente que se cree Juez, con la capacidad de juzgar a otras personas, cuyo fin es realizarse como seres humanos y ser felices.

Gente, que barre el patio de los demás, cuando el suyo está lleno de hojarasca, por el abandono.

¡Dejemos que la gente fluya libremente!

Practiquemos el respeto. Algo esencial para convivir en una sociedad justa.

Las personas, tenemos suficientes defectos para pulir, para que nos quede tiempo, de querer arreglar las vidas ajenas.

Hoy es el día de las Tapas, el 19 de Marzo el día del Padre, Día de la Madre, Día del Orgullo Gay…

Pero cada día de nuestra vida, debe ser la jornada de la Tolerancia, del Respeto, del Amor.

¡De los Hombres Libres!

¿Qué derecho tengo para señalar con mi dedo ejecutor, a los que no viven como yo?

¿Quién me avala? ¿La Iglesia?

Soy Creyente a mi manera. No soy Practicante. Pero, sinceramente… Si me encontrara en una esquina con Dios y ese Dios pusiera límites a los hombres…. ¡No querría ser amiga de ese Dios!

La Intolerancia nos conduce a la ira, a la hostilidad, haciéndonos infelices.

En cambio, ser Tolerantes es una obligación, que nos ayudará a crecer interiormente. A aprender de los demás. A formarnos como personas con valores y principios morales.

Dejemos la vida correr, que ya tenemos bastante con lo nuestro…
“Aquél de ustedes que esté libre de Pecado, que tire la primera piedra”

Article   0 Comments
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Hemeroteca